Vaginales

Las bolas chinas vaginales son la variedad en la que se engloba a la mayoría de las bolas chicas. Están pensadas, como su nombre indica, para ser usadas en la zona vaginal y por lo tanto están pensadas para mujeres. Se trata de 2 bolas unidas por un cordón donde dentro tienen una pequeña bola que hace el efecto de vibración. Esto produce un efecto muy placentero en la zona vaginal que convierte este tipo de artículos entre los más populares. Pueden usarse en muchos lugares e incluso mientras se anda. Esto puede convertir cualquier situación es una experiencia sensual y placentera con mucha discreción. Estamos convencidos que es una experiencia que cualquier mujer debe probar alguna vez.

Subcategorías de bolas chinas:

por página
Mostrando 1 - 25 de 114 productos
Mostrando 1 - 25 de 114 productos

¿Qué son los huevos las bolas chinas vaginales?

Entre la masturbación y la relajación existe un terreno erótico al que solo se accede con la forma de estimulación sexual más sutil: las bolas chinas vaginales.

Descubre este método milenario de explorar el placer femenino y haz del estímulo una experiencia todavía más placentera que el propio orgasmo.

Explora las zonas sensibles de tu vagina

El funcionamiento de las bolas chinas vaginales es muy sencillo: varias esferas que a su vez contienen otras esferas y que están unidas por un cordón para que puedas introducírtelas en la vagina.

Con el movimiento, las esferas interiores se tocan con las exteriores produciendo una vibración que es absorbida por las paredes de la vagina provocando sensaciones muy placenteras. La estimulación no se produce propiamente en la vagina, al tratarse de un órgano insensible en prácticamente dos tercios de su estructura. Sin embargo, el movimiento de las bolas llega hasta la parte interna del clítoris, el órgano de placer femenino por excelencia. Esta fricción indirecta te ayuda a desarrollar la sensibilidad de la zona de manera que tus relaciones sexuales con penetración sean más placenteras en el futuro.

Fortalece tu suelo pélvico

La satisfacción sexual no es el único objetivo de estos dispositivos. Aparte de sus connotaciones eróticas, las bolas chinas vaginales tienen una faceta terapéutica. Numerosos estudios han demostrado que el uso controlado de las bolas chinas vaginales favorece al fortalecimiento del suelo pélvico de la mujer.

Esta parte de la anatomía femenina sufre un desgaste progresivo como consecuencia de la edad que puede llegar a provocar problemas de incontinencia urinaria. Una vagina bien entrenada es una vagina que afronta de manera saludable el paso del tiempo y otras lesiones comunes, como las que se producen tras el parto.

Tiempo de uso recomendado

El uso prolongado de las bolas chinas vaginales puede ser contraproducente cuando la musculatura de la pelvis es demasiado débil o cuando está excesivamente desarrollada. Por este motivo, si aparte de sus capacidades masturbatorias quieres sacarle partido a su potencial terapéutico, lo más recomendable es que establezcas una rutina de utilización.

Durante las primeras semanas lo más habitual es realizar sesiones de entre 15 y 20 minutos en días alternos e ir incrementando la frecuencia hasta llegar a utilizarlas todos los días. Esta pauta se puede mantener durante un mes, descansar una semana y volver a utilizarlas.

En función de la actividad que vayas a realizar, podrás llevar las bolas en la vagina durante más o menos tiempo. Por ejemplo, si vas a estar trabajando en la oficina, puedes usar las bolas durante horas. En cambio, si quieres practicar algún deporte de impacto como correr, es mejor que no las lleves puestas más de media hora.

En cualquier caso, las bolas chinas son juguetes sexuales totalmente seguros y si te damos estas recomendaciones es porque queremos que te aproveches de todo su potencial.