Cómo controlar la eyaculación masculina

  • Cómo controlar la eyaculación masculina

Controlar el momento del clímax en el hombre suele ser una práctica común entre las parejas. Esto se debe a que por muy satisfactorio que sea el sexo en la pareja, es muy difícil coincidir en la culminación el momento exacto en ambas personas. Para ello, se puede controlar sutilmente ese momento para prolongar el acto hasta que la otra persona haya terminado también.

Muchas personas piensan que la mejor forma de prolongar el momento de la eyaculación es pensar en cosas que nada tengan que ver con el sexo, como por ejemplo el trabajo, o las tareas pendientes que tenemos que hacer al día siguiente. Esto no es muy recomendable por lo sexólogos porque esa pérdida de la concentración puede convertirse en una pérdida completa de excitación, y entonces habrá que decir adiós a toda la experiencia.

Por otro lado sí existen diversas técnicas totalmente aconsejadas para conseguir retrasar ese momento y conseguir alargar el placer durante el acto:

En nuestro sex shop, disponemos de diversos productos totalmente seguros que están diseñados para retardar la eyaculación. Se trata de geles, preservativos o incluso anillos para el pene, que además de mantener la erección firme, alargan el momento del clímax.

También es aconsejable ir cambiando la postura. De esta forma se puede experimentar cual es la que más complace a nuestra pareja y es posible equilibrar la balanza de excitación entre los dos componentes de la pareja. Tener claro cuál es la postura que más excita a nuestra pareja es una de las obligaciones de cada uno buen amante. Además se enriquece la experiencia y se mantiene el morbo ya que multiplica las posibilidades pudiendo aportar algo nuevo cada día.

La técnica de la parada y arranque también es una forma de retrasar el momento de la eyaculación, sin embargo requiere experiencia y conocerse muy bien uno mismo. Se trata de parar durante unos segundos la estimulación y de esta forma volver unos pasos atrás en la línea que nos lleva hacia el clímax. Para esto simplemente basta con parar en el momento adecuado, no hace falta sacar el pene de la vagina, simplemente parar o reducir los movimientos. Esta técnica requiere mucha práctica por lo que se recomienda practicar durante la masturbación.