Punto G

Estos consoladores de punto G están especialmente pensados para estimular gracias a su diseño el punto G de tu anatomía. La forma especial de su curvatura hace que cada experiencia con ellos sea especialmente placentera en las zonas erógenas femeninas.

Top ventas en Punto G

Más productos

¿Qué son los consoladores punto G?

Encuentra el camino hacia el tesoro mejor guardado del placer femenino. Los consoladores tipo punto G te servirán de brújula en este viaje de exploración que siempre acaba de un modo muy satisfactorio.

Estos instrumentos de placer forman una categoría muy especial dentro de los consoladores para mujeres e incorporan una nueva dimensión en las técnicas de estimulación femeninas más tradicionales.

¿Qué aspecto tienen los consoladores para el punto G?

El diseño de estos accesorios para el placer femenino no sigue unas líneas específicas. El material de fabricación, las dimensiones o la textura de la superficie imprimen un carácter diferente en cada uno de estos artículos.

Sin embargo, hay un rasgo común en los consoladores punto G y es su curvatura. Para alcanzar esa zona tan sensible y estimulante de la anatomía femenina, estos juguetes insertables están provistos de una punta ligeramente curva que les permite abrirse paso por tu intimidad hasta la cueva del tesoro.

Por lo demás, la manera de explorar estos nuevos territorios dependerá de las necesidades de cada chica. Habrá quienes le den prioridad a las caricias hipersuaves de los consoladores punto G de silicona y habrá quienes prefieran experimentar con opciones más rígidas como los masajeadores de vidrio.

¿Por qué es tan excitante la estimulación del punto G?

Hasta hace algunas décadas el punto G femenino estaba envuelto en un halo de misterio. Actualmente tenemos mucha más información sobre esta zona tan excitante de la vagina y sobre las particularidades de su estimulación.

Aunque existen otras formas de llegar hasta él, bien sea con los dedos bien con el pene, experimentar con un consolador punto G es la manera más sencilla de acceder a estos placeres tan intensos. Además, puedes añadir a la experiencia diferentes niveles de rigidez, originales colores y sensuales líneas y texturas.

El potencial erótico del punto G está en su conexión interna con el clítoris. Es una zona de la pared vaginal en la que confluyen músculos y glándulas que permiten establecer este vínculo y que, en consecuencia, incrementan el placer de la penetración. Sin embargo, ocupan un espacio muy caprichoso en la anatomía femenina, pero los consoladores punto G salvan estas dificultades con sus diseños ergonómicos.