Consoladores

El consolador, también conocido en su forma inglesa como dildo, es un complemento sexual utilizado desde tiempo inmemorial para la masturbación. En algunas relaciones sexuales también suele añadirse como parte del juego íntimo. Te ofrecemos toda una completa gama en relación a tamaños, formas, colores y materiales distintos para que puedas seleccionar el que más se adecua a tus necesidades. Se caracterizan por, a diferencia de los vibradores, no disponer de ningún mecanismo mecánico o electrónico.

por página
Mostrando 1 - 25 de 327 productos
Mostrando 1 - 25 de 327 productos

¿Qué son los consoladores o dildos?

El peor enemigo del deseo sexual es la rutina. Por eso te animamos a que experimentes nuevos juegos, en solitario o en pareja, con los dildos y consoladores de nuestro catálogo. Diferentes tamaños y texturas para que redescubras tu sexualidad y te sorprendas con todas las sensaciones que aún te quedan por experimentar.

Los dildos o consoladores son juguetes que se han venido utilizando como complemento de las prácticas sexuales desde hace siglos. Aunque han evolucionado mucho en cuanto a su diseño, siguen siendo juguetes sencillos y sin ningún mecanismo electrónico. La manera más fácil de obtener placer.

Tipos y tamaños de consoladores

Existen varias categorías de consoladores en función de su diseño y de sus capacidades. Los más clásicos presentan formas fálicas, con mayor o menor realismo (testículos, venas, glande...) mientras que los más innovadores utilizan materiales más contundentes (metal, cristal) y recurren a formas más variadas (bolas, estrías) y hasta una ventosa en la base. Algunos consoladores dobles están destinados a una doble estimulación (ano vagina), a la estimulación simultánea de la pareja o a la estimulación anal.

Las medidas de estos dildos son variables, pero lo más normal es que vayan desde los 15 centímetros (consoladores tradicionales) hasta los 30 (consoladores para uso en pareja). En algunos casos son la reproducción exacta del pene de un actor porno, como ocurre con los consoladores realísticos, lo que hace que la masturbación sea aún más excitante con formas de penes reales.

Materiales más comunes en su fabricación

Látex: goma natural y totalmente libre de componentes tóxicos o dañinos para el ser humano (aunque algunas personas pueden presentar alergias). Es higiénico y fácil de limpiar.

PVC: Material sintético, elástico y consistente. Entre algunas de sus particularidades mejor valoradas de este tipo de consoladores está la de adaptarse rápidamente a la temperatura corporal. Presenta un olor más fuerte que el de otros materiales, pero se evapora con un poco de ventilación.

Silicona: es un material natural que se obtiene a través de un proceso sintético. se utiliza en una gran cantidad de cosméticos y productos que se aplican directamente sobre la piel ya que, al no contener ninguna sustancia tóxica, son muy seguros. Por lo general, es el material más utilizado en la fabricación de juguetes eróticos.

PU: dentro de este apartado se incluyen todos los juguetes fabricados a base de poliuretanos que se obtienen sintéticamente. Este material se utiliza fundamentalmente en el recubrimiento de los juguetes sexuales porque aporta un tacto suave y sedoso.

Acrílico, vídrio o metal: los consoladores tienen que ser dispositivos deslizantes para que su uso sea cómodo y placentero. El acrílico es un material sintético similar al vidrio que proporciona al juguete una superficie suave y compatible con la piel. Los productos fabricados con este material resultan más contundentes.

Algunas curiosidades

El término inglés dildo que designa este tipo de juguetes proviene del instrumento náutico que se utilizaba para ajustar los remos de las pequeñas embarcaciones. Era una pieza de madera de forma muy similar a la de los consoladores y a partir del siglo XVII se popularizó el uso de esta palabra para referirse también al juguete sexual.