Bondage y Ataduras

Bondage y Ataduras: En la sección de bondage hemos querido hacer una selección de productos que buscan la intención de atar y ser atado de todo nuestros catálogo. Agarres y todo lo necesario para que a nuestros juegos de servidumbre no les falte nada y hagan de nuestras relaciones unos momentos muy intensos. Tenemos desde látigos hasta numerosos columpios que no te puedes perder. No te olvides de revisar nuestra sección de esposas eróticas para completar tu pedido.

Categorías

Más vendidos en Bondage y Ataduras

Más productos

¿Cómo atar a una persona con una cuerda?

Antes de empezar con cualquier práctica de ataduras y bondage, es importante que haya comunicación en la pareja para que sea una práctica consensuada. Si ambas partes estáis de acuerdo y queréis disfrutar de las ataduras, hay diferentes tipos de nudos con los que podéis experimentar para inmovilizar las muñecas, los brazos, los tobillos... Desde nudos simples para atar al cabecero de la cama, hasta nudos más elaborados. Si necesitas inspiración, te recomendamos empezar por estos 5 nudos bondage para principiantes.

¿Cómo atarse a sí mismo?

Debes de tener en cuenta que, si te atas a ti mismx, también debes de ser capaz de desatarte o de tener unas tijeras a mano en caso de que no puedas deshacer el nudo. La seguridad es lo primero, y en la práctica del bondage y las ataduras esta máxima es mucho más importante ya que si no puedes encontrarte en una situación indeseado estando solx. Dicho esto, y tomando las medidas de seguridad adecuadas, puedes adaptar algunos de los nudos que te mostramos en nuestra guía de nudos bondage para principiantes, como el nudo espiral, el nudo mariposa...

Bondage, ataduras y esposas

La privación sensorial y la limitación del movimiento son la base del bondage. Ya sea en su modalidad extrema como en los juegos de dominación un poco más inocentes, para realizar bien estas prácticas necesitarás una serie de accesorios que te faciliten la ejecución de estos juegos con seguridad.

Átame mucho...

El sexo sin ataduras tiene algunas excepciones y una de ellas es el bondage. Contrario a lo que pueda parecer, la posibilidad de someter o ser sometidos por nuestra pareja durante el acto sexual es la máxima expresión de confianza y respeto en una relación.

Si tienes curiosidad por saber qué se siente al entregarte a las fantasías de otra persona o si quieres experimentar desde una posición dominante, aquí tienes algunas recomendaciones para que la vivencia te resulte excitante. También te recomendamos hacerte con algún kit bdsm que puede aportar muchas ideas para aquellos que quieren adentrarse en el mundo de la dominación sexual.

  1. Comunicación y confianza: asegúrate de que la persona o personas con las que practiques estos juegos comparten y entienden sus reglas. Antes de empezar sería conveniente comentar cuáles son las preferencias de cada uno para que nadie se sienta incómodo.

  2. ¿Activo o pasivo?: define el rol que vas a adoptar y los límites del juego. Es imprescindible elegir una palabra clave para utilizarla como comodín en caso de que la situación no te resulte agradable. Puedes intercambiar los roles con tu pareja para saber cómo es la excitación desde la otra perspectiva.

  3. Utiliza material de calidad: las correas, sogas, esposas y cualquier otro accesorio que utilices en tus sesiones de bondage deben cumplir con todas las garantías de seguridad. En diversual.com tienes acceso a un catálogo de juguetes que aseguran tu comodidad y protección sin que eso comprometa el erotismo.

Kit básico para iniciarte en el bondage

Como en cualquier otro arte amatorio, el bondage requiere de práctica y entrega. La particularidad de esta disciplina es que también necesitarás una serie de accesorios básicos para poder entrenarte:

  • Esposas: las más flexibles son las de tela que se ajustan mediante correas de velcro. Las esposas metálicas con forro de terciopelo facilitan una sujeción más rígida sin que tengas molestias en las muñecas o tobillos. Si quieres experimentar con algo más extremo, apuesta por las esposas metálicas clásicas.

  • Correas y collares: pueden ser de tela o metálicos, según tus preferencias. Ambos cumplen el mismo cometido: convertirte en un esclavo del placer.

  • Cuerdas y sogas: ten en cuenta que para atar un cuerpo completo necesitarás al menos 20 metros de cuerda. Lo más habitual es inmovilizar el cuerpo por secciones, utilizando pedazos de soga más pequeños o trozos de tela. Recuerda que bajo ningún concepto debes utilizar estos materiales alrededor del cuello.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.