Fisting

La sección fisting está indicada para aquellas personas que buscan un sexo más fuerte y más intenso tanto en la penetración anal como en la vaginal. Aquí podrás encontrar una selección de productos perfectos para llevar a cabo esta variante de los juegos de sadomaso de la forma más completa. Prepárate para una intensidad extrema en tus juegos sexuales.

Mostrando 1 - 25 de 25 productos

¿Qué es el fisting?

Entre las prácticas eróticas más extremas, hay que reservar un lugar especial para el fisting. Esta alternativa de estimulación erótica, solo apta para verdaderos expertos en el arte de las penetraciones voluminosas, es una categoría sexual independiente, con sus propias reglas y sus accesorios particulares.

El fisting: rebasando los límites del placer

Aunque tradicionalmente este término ha estado más relacionado a un tipo de relaciones sexuales entre gays, lo cierto es que el fisting es una práctica tan extendida entre las parejas homosexuales como entre las heterosexuales. Al fin y al cabo, la clave de todo esto es que exista un agujero que penetrar, ya sea el ano o la vagina. En España no es tan habitual el fisting como en el resto de europa, sin embargo durante los últimos años ha tenido un gran crecimiento.

¿Cuál es entonces la característica definitoria de este tipo de penetración? La clave está en la forma en la que se practica. Algo que se define perfectamente con un concepto: lo extremo. Y es que el fisting es mucho más que una penetración voluminosa. Es una mezcla entre originalidad, placer, dolor y, sobre todo, la elección de los materiales adecuados. ¿Te gustaría saber qué necesitas para practicarlo? Te lo explicamos en el siguiente apartado.

Accesorios para la práctica del fisting

El concepto de fisting es tan amplio que no se puede reducir a un único tipo de accesorios. Si bien su nombre proviene del término inglés fist (puño), lo cierto es que en este tipo de prácticas se emplea mucho más que las manos o los brazos.

La mayoría de los juguetes de fisting tienen esa forma anatómica, pero estas sesiones de sexo extremo se suelen completar con otro tipo de accesorios eróticos que te resultarán de gran utilidad:

  • Lubricantes para fisting: son lubricantes especiales con un alto grado de concentración para facilitar este tipo de penetraciones. No se te ocurra ponerte manos a la obra sin asegurarte de que puedes contar con ellos.

  • Relajantes anales: por lo general, los lubricantes para el fisting suelen estar provistos de alguna sustancia que ayuda a la relajación y a la dilatación del esfínter. Pero en algunos casos estos productos también se comercializan aparte, habitualmente en formato spray.

  • Espéculos anales: son herramientas fabricadas en acero que se insertan en el ano y que, a través de un mecanismo muy sencillo, permiten ir abriendo este orificio de manera progresiva. De este modo es posible introducir todo tipo de juguetes en la puerta trasera.

  • Consoladores anales para fisting: son una categoría especial dentro de los juguetes anales y se distinguen tanto por su tamaño como por su forma. Muchos de estos juguetes presentan la silueta de un brazo fabricado en silicona o plástico ABS, de gran resistencia y con una superficie muy suave para que el efecto de la lubricación sea aún mayor. Aparte de brazos, encontrarás otro tipo de accesorios voluminosos como puños americanos y plugs anales de dimensiones desorbitadas.

  • Guantes especiales: para quienes prefieren practicar fisting con su propia anatomía, se recomienda el empleo de guantes largos y resistentes. Es una cuestión de higiene y también de comodidad, ya que de este modo la penetración en mucho más deslizante, sobre todo cuando se emplea el lubricante adecuado.