Lubricantes

Los lubricantes sexuales son un complemento que no debe de faltar en tus relaciones, tanto en solitario como en pareja. Un lubricante vaginal Añadir ese toque de lubricación extra mejorará tus experiencias sexuales y hará que notes la diferencia. Con base agua para que sean compatibles también con tus juguetes eróticos, de base silicona, lubricantes específicos para la zona anal con efectos calmantes...

Categorías

Más vendidos en Lubricantes

Más productos

¿Qué son los lubricantes sexuales?

No hay relaciones sexuales satisfactorias sin una correcta lubricación. El propio organismo se encarga de generar estos fluidos en los momentos de excitación, pero no siempre resultan suficientes. Lo mejor es emplear lubricantes sexuales para garantizar unas relaciones más deslizantes, placenteras y seguras.

¿Por qué es importante utilizar lubricantes sexuales?

Hay ciertos momentos o etapas en la vida como puede ser durante la menopausia, la lactancia, en la toma de anticonceptivos, o algunos medicamentos donde la lubricación puede resultar insuficiente. Cuando no contamos con una lubricación suficiente, podemos usar un lubricante sexual, para así garantizar unas relaciones más placenteras.

Una penetración sin la suficiente, lubricación, aumenta la fricción y provoca incomodidad. Si llevamos esta situación a una fricción durante el suficiente tiempo o bien demasiado intensa, incluso se pueden producir desgarros o heridas, dependiendo del volumen y la intensidad de la penetración.

Por otro lado, Cuando se trata de una penetración anal, por ejemplo, siempre será necesario añadir lubricación, ya que la mucosa anal no produce lubricación se manera natural, como si lo hace la vagina. Por lo que es indispensable un poco de ayuda para que tus relaciones anales sean plenamente satisfactorias.

No hay que olvidar que los lubricantes sexuales se comercializan en múltiples formatos y con diferentes propiedades. No solo funcionan como una eficaz fuente de hidratación sino que te ayudan a experimentar nuevas sensaciones durante el sexo, y pueden ser un maravilloso estimulante y complemento de juego erótico.

La OMS establece que un lubricante debe ser seguro para el uso con el preservativo y facilitar un efecto duradero para la relación sexual. También da recomendaciones en cuanto a su osmolaridad y que no sean irritantes ni agresivos para la vagina. Además no debemos confundir un lubricante con un hidratante, ya que no son lo mismo. Hay productos que son para hidratar y productos que son para lubricar. Se usan para un fin distinto y tienen una composición distinta.

Tipos de lubricantes según su composición

Cuando vayas a adquirir un lubricante sexual, lo primero que debes tener en cuenta es su base de composición. Básicamente existen dos tipos de producto:

  • Lubricantes con base de agua: de tacto ligero y acuoso, no manchan y pueden secarse más rápidamente. Son compatibles con el látex y la mayoría de los juguetes eróticos.

  • Lubricantes de silicona: son un producto más concentrado y sus efectos duran más ya que se quedan sobre la piel y no se diluyen ni se evaporan. Por el contrario, cuesta más limpiarlos y no son compatibles con los juguetes de silicona.

Un lubricante íntimo para cada ocasión

Eso de que la lubricación es una parte imprescindible en las relaciones íntimas ya lo tenemos claro. Lo que en ocasiones genera dudas es la elección del tipo de lubricante más adecuado.

Como cualquier producto que vayamos a usar sobre la piel y mucosas, debemos tener en cuenta su composición si por ejemplo padecemos de alergias o problemas de piel. En general son productos bien tolerados, aunque no está de más decir, que no deben irritar, ni producir sensación de ardor ni quemazón. Si es así, puede que tengas sensibilidad a algunos de sus componentes.

Aparte de la base de composición, tienes la posibilidad de elegir entre lubricantes sexuales con diferentes propiedades: con sabores, con efecto retardante, lubricantes anales, energizantes...

Experimenta con todas modalidades de lubricación y sus diferentes formatos (gel, crema, bolas, sprays...) y encuentra la solución de lubricación extra que más te conviene durante la masturbación, la estimulación con accesorios eróticos o el sexo en pareja. Por ejemplo: para la estimulación oral pueden ser interesantes los lubricantes con sabores que aportarán ese toque dulce a las sensaciones.

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la enfermera especialista en obstetricia y ginecología (matrona) Laura Cámara.