Máquinas Sexuales

Las máquinas sexuales consiguen que la masturbación alcance un nivel superior. Se trata de aparatos que saben combinar a la perfección las cualidades idóneas para disfrutar: realismo, tamaño, velocidad y textura. El punto fuerte de las sex machines es el movimiento realista que producen.

Mostrando 1 - 17 de 17 productos
Mostrando 1 - 17 de 17 productos

¿Qué son las máquinas sexuales?

La masturbación alcanza otro nivel con las máquinas de sexo. Dispositivos que combinan aspectos tan fundamentales para la obtención de placer como son la textura, el realismo y por supuesto, el movimiento.

Y es que uno de los aspectos fundamentales de las sex machines es su capacidad de estimular al usuario a través de movimientos de penetración extremadamente parecidos al sexo real. Para ello emplea complejos sistemas de rotación y empuje que combinados con el acople de dildos y vibradores proporcionan una experiencia masturbatoria de lo más completa.

Tipología de máquinas para masturbar

Si bien en los últimos años el mercado de estos dispositivos de placer se ha ampliado mucho gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías, lo cierto es que si tuviéramos que hacer una clasificación acerca del tipo de máquinas de sexo básicamente se podrían reducir a estos dos modelos de juguetes:

  • Máquinas para sexo portátiles: aunque se trata de juguetes de masturbación de un tamaño considerablemente superior al de los accesorios tradicionales, estas máquinas de sexo se pueden montar y desmontar con facilidad y guardar con todos sus accesorios en cómodos bolsos para su transporte de un modo muy discreto.

  • Máquinas para sexo fijas: son aparatos de mayores dimensiones y gran potencia que debido a sus características particulares habitualmente están diseñados en cajas de cierto peso o como dispositivos atornillables a alguna superficie para asegurar que se quedan fijos durante su uso.

¿De qué se compone una sex machine?

En el ámbito de los juguetes eróticos las sex machines son probablemente uno de los artículos más llamativos. Por su diseño, por sus prestaciones y por la gran variedad de artículos y formas existentes para disfrutar de la masturbación, este tipo de dispositivos constituye una categoría muy especial en el mercado del placer.

Por su particular morfología, un amplio porcentaje de estos dispositivos está pensado para el placer femenino, aunque en el catálogo de juguetes de esta web también encontrarás artículos destinados a la masturbación del hombre.

De modo general y salvando las particularidades de cada uno de estos originales juguetes, podría decirse que una máquina para el sexo se compone de dos partes:

  1. La maquinaria: es la máquina de masturbación propiamente dicha. El dispositivo que hará que todo se ponga en funcionamiento. Puede tener forma de caja de mayores o menores dimensiones o ser sencillamente un aparato en el que queden al descubierto todos los elementos que hacen funcionar la sex machine.

  2. Los accesorios: en algún punto de la máquina para el sexo existe un pistón que se conecta al resto del engranaje y en el que van acoplados los diferentes accesorios para su uso. Dildos realistas de diferentes tamaños y texturas, estimuladores anales y vaginales, vibradores y el resto de artículos destinados a la penetración.

Todo esto se controla o bien desde un interruptor ubicado en la base de la máquina de placer o a través de un mando a distancia (en los sistemas más modernos) desde el que se puede regular además la velocidad de las penetraciones de tal manera que puedes alcanzar el orgasmo al ritmo que más placentero te resulte.