Enemas

Usar enemas para realizar la ducha anal no es una experiencia muy excitante pero si es necesaria si no queremos llevarnos sorpresas cuando estamos practicando sexo anal. Dentro de esta categoría encontramos enemas de ducha para tu lavativa anal que podemos conectar al grifo del baño, enemas estilo "pera", ideales para llevar de viaje y otros más sofisticados que garantizan la limpieza del recto. 

Tipos de artículos para higiene personal:

Categorías

Más vendidos en Enemas

Más productos

¿Cómo hacer un enema de limpieza?

Los enemas anales se realizan llenando la pera de limpieza de agua tibia e introduciendo el tubito en el ano con la ayuda de lubricante. Para que la inserción sea más cómoda, puedes sentarte en el wc. Una vez insertada la boquilla, debes apretar suavemente la pera para que el agua penetre en el recto y, una vez introducido el líquido, extraer la boquilla. Puedes repetir este proceso varias veces hasta que expulses el agua totalmente clara.

¿Qué es un enema de limpieza?

Las duchas íntimas son una parte fundamental de la higiene para el sexo. Tanto antes como después de practicar sexo con penetración, sobre todo si se trata de penetración anal, es conveniente garantizar la máxima higiene genital para evitar problemas de salud.

En enema de limpieza, la ducha íntima o la irrigación son varias formas de llamar a un mismo proceso que consiste en introducir un accesorio alargado en la vagina o el ano para limpiarlo. El accesorio está provisto de agujeros desde los que se suelta agua a presión moderada. Es un procedimiento apto para chicos y chicas.

¿Qué tipos de enema de limpieza hay?

Las duchas íntimas se pueden realizar de diversas maneras. Existen diferentes opciones de enemas y cada una de ellas presenta sus particularidades. Estás son las formas en las que puedes proceder:

Cabezales para ducha anal o vaginal

Son accesorios que se acoplan a la ducha en sustitución del cabezal tradicional. Tienen forma alargada y contienen pequeños orificios, bien en la parte superior bien en los laterales, por los que sale el agua.

Puedes controlar la presión de salida con la propia presión del agua de la ducha. También desde aquí puedes controlar la temperatura con la que quieres que salga el agua y que se recomienda que sea tibia para que tenga un efecto de limpieza mucho mayor.

La ventaja de las duchas anales o vaginales con este sistema es que resultan muy efectivas. La desventaja es que tienes que estar cambiando el cabezal de la ducha cada vez que vayas a proceder con una de estas limpiezas en profundidad.

Bomba de mano

Es el sistema tradicional que siempre se ha empleado para las limpiezas íntimas. Una bomba de mano es un accesorio blando, normalmente fabricado en silicona, en cuyo interior puedes depositar agua tibia para proceder a una limpieza del ano o de la vagina.

Las bombas de mano suelen tener forma de pera, con una base más ancha que sirve como depósito para el agua y un apéndice alargado que es el que se inserta en el ano o en la vagina. Este apéndice va provisto de uno o varios orificios. Al presionar la base del accesorio, el agua sale disparada por esos agujeros.

¿Qué enema de limpieza comprar?

Tu nivel de experiencia y la perfección de los resultados que quieras obtener influirán de manera decisiva en la elección de un tipo de enema. En el mercado hay muchos modelos diferentes y no te costará encontrar un diseño que se adapte perfectamente a tus necesidades, aunque para ello es importante que tengas en cuenta algunas particularidades.

Si es tu primera vez utilizando un enema, lo más recomendable es que recurras a los formatos más compactos. No es que la inserción de este tipo de accesorios resulte molesta, pero es una sensación a la que tendrás que ir acostumbrándote poco a poco, así que mejor empezar por lo fácil.

Los enemas de tamaño compacto tienen una capacidad de unos 150 ml y es más que suficiente para una limpieza rutinaria. Busca un modelo fabricado en silicona que sea lo suficientemente blando y flexible como para que puedas insertarlo con comodidad.

Este tipo de enemas compactos es también el más recomendado para los viajes. Es tan pequeño y ligero que no tendrás problemas para llevarlo en el equipaje.

Si ya tienes un poco más de experiencia y quieres disfrutar de una limpieza más precisa y en profundidad, pásate a las duchas anales. Estos cabezales alargados que se acoplan a la manguera de la ducha te permiten una inserción más profunda.

A diferencia de los enemas tradicionales, una ducha anal es un artículo rígido y de dimensiones algo más grandes en lo que a longitud se refiere. Puede estar fabricado en algún tipo de plástico o en metal, que suele ser lo más habitual. Aunque su penetración se siente más dura, son artículos totalmente seguros.

¿Cómo cuidar un enema de limpieza?

La limpieza de los enemas es fundamental para garantizar un uso seguro. Independientemente de si lo has usado para una ducha anal o vaginal, después de cada uso tienes que limpiar bien la boquilla insertable. Elimina los restos de suciedad con agua y jabón y aplica algún producto higienizante y desinfectante de juguetes eróticos para tener mayores garantías. Incluso puedes esterilizar estos artículos sumergiéndolos en agua hirviendo.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.