Columpios Sexuales

Los columpios sexuales pueden ser una forma de añadir diversión a la forma de disfrutar del sexo. Este tipo de complementos te permiten practicar sexo en diferentes posturas mientras una de las partes está suspendida en el aire. Apuesta por un columpio sexual si quieres añadir ese extra en tus relaciones.

Categorías

Más vendidos en Columpios Sexuales

Más productos

¿Qué tipo de columpio sexual me conviene?

Si lo que te ha traído hasta aquí es la curiosidad y nunca has usado un columpio erótico, nuestra recomendación es que empieces por los columpios desmontables, que no necesitan ninguna instalación adicional.

Se colocan fácilmente en una puerta mediante un sistema cómodo de correas y se pueden desmontar en un minuto para guardarlos hasta la próxima aventura. Sus correas de nylon hacen que apenas ocupen ningún espacio, por lo que son el complemento ideal para empezar en el mundo de los columpios sexuales.

Si por el contrario ya eres todx unx expertx en la materia y te gusta practicar este tipo de acrobacias con frecuencia, quizá resulte más interesante para ti un columpio sexual fijo.

Este tipo de columpios se cuelgan directamente desde el techo, pero su sistema de fijación permite descolgarlo igualmente cuando sea necesario.

¿Qué es un columpio sexual y para qué sirve?

En el sexo siempre hay algo nuevo que aprender, nuevas prácticas que probar, o un nuevo producto que añadir a tus experiencias sexuales. Este es el caso de los columpios sexuales, que llegan para añadir un punto de excitación extra como nunca antes habías experimentado.

Con un columpio erótico podrás poner en práctica posturas que de otra forma serían impensables.

¿Cuántas posiciones se pueden practicar con el columpio sexual?

Las posiciones que puedes poner en práctica en un columpio sexual son casi infinitas. Hay tantas posturas que puedes adaptar al columpio que el límite realmente lo pones tú. Desde las posturas más conocidas. posturas para el sexo oral, hasta variaciones en las que puedas elevar a tu pareja y conseguir un acceso mejor a sus zonas erógenas y una penetración más profunda.

¿Cómo usar un columpio sexual?

Diferentes modelos de columpios sexuales, diferentes formas de uso. La cuestión es pasárselo bien, y para eso sí que existen algunas pautas básicas. Te explicamos paso a paso cómo divertirte con un columpio sexual para que le saques el máximo partido:

  1. Escoge el lugar más adecuado para cada modelo de columpio sexual. Ha de ser un sitio en el que esté garantizada una buena sujeción, bien si se trata de un modelo ajustable a una puerta, bien si vas a jugar con un modelo colgante. En las ferreterías puedes conseguir accesorios de sujeción adicionales para garantizar un nivel extra de seguridad.

  2. Antes de lanzarte a la acción, infórmate. Tanto en las instrucciones del producto como por Internet, encontrarás infinidad de posturas con las que sacarle el máximo partido a tu columpio sexual.

  3. Si es tu primera vez con este tipo de juguetes para el sexo, empieza por lo más básico: sentada en el columpio y con las piernas abiertas. Encuentra la posición más cómoda en esta postura y asegúrate de que tienes a mano los juguetes y accesorios que vayas a utilizar. Puedes pedirle ayuda a tu pareja para la aplicación de lubricantes.

  4. En esta posición de base, tu pareja debe colocarse frente a ti, entre tus piernas. De este modo tendrá muy fácil acceso a una penetración intensa y profunda.

  5. El columpio sexual está pensado para aportar movimiento al juego. Aprovecha su oscilación para disfrutar de un ritmo súper excitante durante las penetraciones anales o vaginales.

¿Qué tipos de columpios sexuales hay?

Cuando compras un columpio sexual es porque tienes claro que quieres ponerles ritmo, movimiento y originalidad a tus relaciones íntimas. Sin embargo, hay muchas maneras diferentes de alcanzar estos objetivos.

Hay varios tipos de columpios sexuales que pueden ayudarte a ponerle ese puntito original a tus relaciones íntimas. Entre ellos destacan:

Columpio sexual para la puerta

Son correas diseñadas para ajustarse a la parte superior de una puerta y que puedas colgarte de ella con total seguridad cuando la puerta está cerrada.

Este modelo de columpio sexual resulta muy práctico porque ocupa muy poco espacio. Sin embargo, ofrece un uso limitado en cuanto a posturas. Además, tienes que asegurarte de que la puerta tiene un ajuste de cierre perfecto.

Columpio sexual de pie

Es en realidad una especie de arnés doble en el que ambos miembros de la pareja intervienen de manera activa. Uno de ellos lleva la armadura, es decir, la parte encargada de soportar el peso. La otra persona es la que realiza los movimientos y va cambiando de postura.

Este tipo de columpio es bastante cómodo y práctico siempre y cuando uno de los dos miembros pueda soportar sin problemas el peso de su pareja. Requiere de cierta fuerza para su uso.

Columpio sexual colgante

Es el modelo más popular de columpio sexual. Va directamente colgado del techo y eso hace que puedas utilizarlo en cualquier posición con mucha más libertad.

Con los columpios sexuales colgantes hay que prestar especial atención al enganche del techo. Debe de ser una zona muy bien preparada, con materiales de calidad y un enganche resistente que soporte el peso de los usuarios.

Columpio sexual con soporte

Es una variante del columpio sexual colgante. Su particularidad es que, en lugar de colgar del techo, está suspendido en una estructura que forma parte del propio columpio.

Al no tener que realizar agujeros en el techo para colocar un enganche fijo, es una alternativa colgante mucho más práctica. Desde el punto de vista del uso, también ofrece la posibilidad de disfrutar de muchos tipos de posturas diferentes.

¿Qué columpio sexual comprar?

Si sientes curiosidad por probar todas las ventajas de un columpio sexual, antes debes conocer las particularidades de este tipo de juguetes sexuales. Aquí tienes un listado de los principales aspectos que debes tener en cuenta para hacer una compra que cumpla con todas tus expectativas.

  • ¿Qué planes tienes para su uso?

    A niveles avanzados puedes plantearte la posibilidad de un columpio colgante que te ofrezca mucha libertad. Pero si todavía estás empezando, no te compliques la vida.

    Para probar algo diferente te basta con recurrir a los modelos de columpios sexuales más básicos, como los de puerta o los de tipo arnés. Ya le irás pillando el truco a este tipo de accesorios con tiempo y experiencia.

    En el caso de que te decidas por un modelo de tipo arnés, ten en cuenta que al menos uno de los dos miembros de la pareja debe tener la fuerza y el equilibrio suficientes para sostener a la otra persona. Por su parte, la persona que cuelga necesita cierta destreza y flexibilidad para adaptarse a las diferentes posturas sin caerse ni perder el ritmo.

  • ¿Tienes espacio suficiente?

    Con o sin experiencia, no podrás disfrutar de todas las posibilidades de tu columpio sexual si no dispones de un lugar adaptado a sus dimensiones. Piensa que, sobre todo en el caso de los columpios colgantes (de techo o de estructura) necesitarás un espacio amplio y diáfano.

    Antes de comprar un columpio sexual, piensa bien dónde tienes pensado colocarlo y qué vas a hacer con él una vez finalizado el encuentro sexual. Hay columpios que se guardan fácilmente y que apenas ocupan espacio. Otros en cambio pueden quedarse fijos o requerir un espacio de almacenamiento mucho mayor.

  • Características del techo como soporte.

    Si quieres disfrutar del sexo con un columpio sexual colgante, necesitas un buen punto de anclaje. No todos los techos son aptos para la instalación de uno de estos columpios ya que son accesorios que deben soportar mucho peso y movimiento.

    Asegúrate de que dispones de un techo sólido o de vigas resistentes en las que acoplar tu columpio colgante. El gancho se queda fijo, pero el columpio lo puedes descolgar después de su uso y poner en su lugar un bonito sillón colgante.

  • ¿Cuánto peso es lo mínimo que debería soportar?

    Como nunca sabes cómo puede acabar el juego, piensa a lo grande. Para evitar contratiempos, lo ideal es que un columpio sexual soporte, como mínimo 150 kilos, aunque los hay que resisten sin problemas hasta los 180 kilos.

  • ¿Qué materiales son los más recomendables?

    Todos los columpios sexuales están pensados para resistir al peso y al desgaste por el uso. Los materiales de fabricación pueden ser muy diferentes, pero siempre cumplirán con este doble objetivo.

    En el mercado puedes encontrar columpios sexuales de látex, de cuero y de materiales sintéticos. Si tienes algún tipo de alergia o sensibilidad en la piel, valora antes cuál es el que más te conviene.

¿Qué tipo de columpio sexual me conviene?

Si lo que te ha traído hasta aquí es la curiosidad y nunca has usado un columpio erótico, nuestra recomendación es que empieces por los columpios desmontables, que no necesitan ninguna instalación adicional.

Se colocan fácilmente en una puerta mediante un sistema cómodo de correas y se pueden desmontar en un minuto para guardarlos hasta la próxima aventura. Sus correas de nylon hacen que apenas ocupen ningún espacio, por lo que son el complemento ideal para empezar en el mundo de los columpios sexuales.

Si por el contrario ya eres todx unx expertx en la materia y te gusta practicar este tipo de acrobacias con frecuencia, quizá resulte más interesante para ti un columpio sexual fijo.

Este tipo de columpios se cuelgan directamente desde el techo, pero su sistema de fijación permite descolgarlo igualmente cuando sea necesario.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.