Vaginas en Lata

Las vaginas en lata se le denomina comúnmente a los masturbadores masculinos cuya apariencia es como una lata. También se consideran vaginas en lata a los masturbadores basados en vaginas, bocas o anos de actrices conocidas del cine para adultos, habitualmente de la marca Fleshlight. Como si toda su magia sexual pudiera quedar enlatada en un recipiente donde podamos hacer uso cuando queramos.

Categorías

Más vendidos en Vaginas en Lata

Más productos

¿Qué es una vagina en lata?

Tiene el aspecto y el taco te una vagina de verdad, pero tendrá que descubrirlo debajo de la tapa. Una vagina en lata es un juguete erótico de uso masculino que representa los genitales de la mujer con todo lujo de detalles. El resultado es una penetración súper realista.

La particularidad de estos masturbadores para chicos frente a otros masturbadores de mano es que muchos de estos modelos vienen camuflados en el interior de un estuche, y de ahí su nombre ?en lata?.

¿Cómo usar una vagina en lata?

Ningún masturbador masculino presenta grandes complicaciones en cuanto a uso. Con este tipo de juguetes eróticos lo mejor es dejarse llevar por el instinto, la intuición y la pasión del momento. No obstante, si quieres aprender a sacarle más partido a los masturbadores de la categoría de vagina en lata, aquí van algunas ideas que te resultarán de utilidad.

  • Lubrica, lubrica y lubrica. La clave de unas penetraciones más placenteras está en una buena lubricación tanto del pene como del orificio de entrada al masturbador. Para elegir el lubricante que más te conviene, ten en cuenta el material de fabricación del accesorio. Recuerda que los aceites no son compatibles con el látex y que los lubricantes con menos limitaciones son aquellos que emplean una base acuosa.

  • Lubrica también el conducto interno de la manga de masturbación. Al fin y al cabo, es el interior de la cavidad el que va a abrazar tu pene con intensidad para darle un estimulante masaje durante el recorrido que haga. Cuanto mejor lubricada esté esta parte del juguete, la fricción será más delicada y estimulante.

  • Para a la acción. Diviértete con tu vagina en lata en la postura que te resulte más cómoda, Suelen ser masturbadores de fácil sujeción que te permiten jugar en prácticamente cualquier posición ¡e incluso disfrutar de ellos bajo la ducha!

  • Valora la posibilidad de eyacular en su interior. Interrumpir ese momento de máximo placer es una faena. Por eso cada vez es más fácil encontrar vaginas en lata con un orificio para la limpieza que te permiten llegar con tus juegos hasta el final sin tener que complicarte la vida en la limpieza posterior del accesorio.

¿Qué tipos de vaginas en lata hay?

Las vaginas en lata o vaginas artificiales ofrecen una experiencia de masturbación muy completa. Son los juguetes favoritos de los chicos que buscan un tipo de experiencia de estimulación muy cercana al sexo de verdad, por lo que las marcas se esfuerzan cada vez más en cumplir con estas expectativas.

El realismo y el éxito de los resultados del uso de una vagina en lata dependen mucho de este diseño y también del modo de empleo que se le vaya a dar. Es recomendable encontrar la armonía entre el modelo de vagina artificial y lo que se espera realmente de ella. Con más o menos exigencias, estas son las categorías en las que se pueden clasificar los principales tipos de vaginas en lata:

Vagina artificial estándar

Es el modelo básico dentro de esta categoría de juguetes de estimulación masculinos. Su tamaño puede variar de un modelo a otro, aunque por lo general se trata de buscar el máximo realismo, por lo que suelen ser accesorios bastante voluminosos y pesados.

También esta búsqueda de realismo implica la incorporación de otras prestaciones interesantes. Por ejemplo, algunos de estos juguetes ofrecen la posibilidad de jugar con cambios de temperatura que resultan muy estimulantes durante la penetración, o incluyen un piercing en el orificio de penetración para añadir otros matices a la experiencia.

Una vagina artificial estándar puede sorprendente de muchas maneras: formas, texturas, temperatura. Sin embargo, no busques en ellas movimiento porque ese es un rasgo característico de otra categoría.

Vaginas en lata con vibración

A este tipo de vaginas artificiales sí que puedes pedirle otro tipo de estimulación acompañada de ritmo. La vibración en las vaginas artificiales puede ser producto de un motor oculto en el interior del juguete, aunque lo más común es que disponga de una bala de vibración extraíble.

Esta bala, normalmente recargable, se sitúa en un orificio del accesorio. Mientras penetras la vagina, los intensos movimientos de la bala de vibración se trasladan al resto del juguete. De este modo, con cada penetración disfrutas además de un masaje extra.

En cualquiera de sus dos versiones (con motor interno o con bala de vibración), lo que sí resulta realmente práctico es que tu vagina artificial con vibración funcione con mando a distancia. De este modo vas a tener muchas más opciones de disfrutar de su compañía con libertad, escogiendo la intensidad de sus movimientos en el momento idóneo.

Pocket pussy o modelo compacto

Son las vaginas en lata más pequeñas y ligeras. Ideales para llevarlas de viaje. Aunque su tradición literal es ?vagina de bolsillo?, no hay que tomársela al pie de la letra.

Los pocket pussy son las vaginas en lata más pequeñas, pero tampoco hay que exagerar. Ofrecen las dimensiones adecuadas para que puedas manipularlas cómodamente y penetrarlas sin mayor dificultad.

Su tamaño compacto es perfecto para que le encuentres un buen lugar de almacenaje o un hueco en la maleta. Puedes llevarlas en el equipaje, ¡e incluso en la mochila! Son modelos de tamaño más reducido y más ligeros que la media que se camuflaran perfectamente entre el resto de tus pertenencias.

Múltiples orificios de penetración

Si quieres ir un paso más allá de las texturas, los cambios de temperatura y los movimientos, tienes que probar una vagina artificial con múltiples orificios de penetración. Es una de las categorías más completas dentro de este tipo de masturbadores para chicos.

Estas vaginas en lata no son solo vaginas. También pueden ser anos o bocas, siempre con detalles muy excitantes que llenarán de matices la experiencia. Con varios orificios de penetración tienes más posibilidades de hacer realidad tus fantasías sexuales.

Por una cuestión de diseño y funcionalidad, estos masturbadores suelen tener la forma de un cilindro rígido con un orificio de entrada por cada extremo que está cubierto por una tapa para mayor discreción.

¿Qué vagina en lata comprar?

Si quieres vivir una experiencia de masturbación muy similar al sexo real, tienes que probar las vaginas artificiales. Este tipo de artículos eróticos para hombres está pensado para que tus sesiones de sexo en solitario tengan un toque mucho más excitante gracias a unas formas y a unas texturas de lo más sugerentes.

Es el momento de tomar decisiones importantes acerca del masturbador con el que quieres divertirte. Para que te hagas una idea de cuál es el tipo de vagina en lata que mejor se adapta a tus expectativas, debes pensar en los siguientes aspectos:

  • Portabilidad: si tu intención es llevarte tu vagina artificial allí donde vayas, entonces deberías optar por un modelo compacto. Los denominados pocket pussy o vaginas de bolsillo son sensacionales para los chicos viajeros que no quieren dejarse el placer y la diversión sexual en casa.

  • Tipo de penetración: las vaginas en lata son un concepto mucho más amplio de lo que parece. Dentro de esta categoría también entran otros accesorios sexuales para hombre que no son vaginas. Si deseas penetrar un ano o tener la sensación de que te están practicando una felación, también tienes la opción de encontrar masturbadores con estos orificios. ¡Incluso hay vaginas artificiales que incluyen más de un orificio! Todo depende de cuáles sean las fantasías que quieres cumplir.

  • Masturbación con vibración: ¿quieres que la experiencia lleve un extra de movimiento o prefieres los juguetes algo más tradicionales? Las vaginas en lata en ocasiones ofrecen la posibilidad de acompañar la penetración con movimientos. Si quieres disfrutar de un extra de estimulación a través de vibraciones de intensidad regulable, esta es una buena opción. Y si buscas además una vagina en lata vibradora que se pueda controlar por mando a distancia, disfrutarás de mucha más libertad durante tus juegos.

  • Inflador y calor: ¿sabías que además de vibraciones hay vaginas artificiales que ofrecen otro tipo de prestaciones más avanzadas? Dos de las más populares son el calor y el aire. El primero se plantea como un cambio de temperatura que hará que tus penetraciones sean más cálidas. El segundo es un botón o una bomba que de forma manual o automático insuflan arie en el interior del accesorio para que las penetraciones se sientan más apretadas.

  • Color y acabados: parece un detalle superficial, pero el color influye. Para hacer que tu experiencia con el uso de una vagina en lata sea todavía más placentera y realista, las marcas fabricantes se han esforzado en crear acabados muy logrados. Los colores de las vaginas en lata tratan de simular con mucha precisión los colores naturales de la piel. No te costará encontrar vaginas artificiales de piel blanca, bronceada o negra.

¿Cómo limpiar una vagina en lata?

Es importante que no pases por alto la limpieza de una vagina en lata. Por las características de su diseño, son juguetes sexuales para hombres que se manchan con facilidad y no todas ofrecen las mismas opciones de limpieza.

Hay vaginas en lata provistas de orificios para vaciar el contenido. Pero si has eyaculado en el interior de una vagina artificial sin orificio de limpieza, no te preocupes: te llevará algo más de tiempo limpiarla pero también puedes dejarla como nueva.

Lo mejor es darle la vuelta, en caso de que el material lo permita, y usar agua tibia y jabón neutro o algún producto limpiador antibacteriano. Si no puedes darle la vuelta, haz que el chorro de agua tibia entre bien por el orificio de inserción y sécalos con una bayeta enrollada tras la limpieza.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.