Pinzas de Pezones

Dentro de los juegos BDSM nos encontramos con las pinzas para pezones, usados en la mayoría de los casos por mujeres, porque suelen tener más sensibilidad en esa zona, pero que sirven para ambos sexos. Estimular la zona de los pechos con unas pinzas es un placer que junta la estimulación y, en algunos casos, un poco de dolor. Existe una gran gama de posibilidades en este tipo de productos, tanto en materiales, en los que destacan las pinzas metálicas pero no siempre es así, y determinadas funciones, como por ejemplo la vibración. Son muy destacables las pinzas para pezones vibradoras donde además de la presión se disfruta de unas placenteras vibraciones.

Mostrando 1 - 40 de 40 productos
Mostrando 1 - 40 de 40 productos

¿Qué son las pinzas para pezones?

Un dulce pellizco en las zonas clave puede marcar la diferencia. Y si no te lo crees, atrévete a probar unas pinzas estimuladoras de pezones. Uno de los juguetes eróticos más pequeños de nuestra tienda online y sin embargo uno de los más grandes si lo que buscas es descubrir el placer a través de nuevas formas de juego sexual.

Los secretos de la estimulación de pezones

Las pinzas para pezones son un tipo de accesorio erótico fundamentalmente femenino, ya que son ellas las que tienen una mayor sensibilidad en esta zona de su cuerpo y por lo tanto existe más predisposición a sentir placer. Precisamente para eso están las pinzas metálicas para pezones, para incrementar la sensibilidad de este punto tan particular de tu anatomía y permitirte sentir las caricias de otra manera.

Además no hay que obviar que ese puntito fetish tiene mucho de excitante. Si es cierto eso de que una imagen vale más que mil palabras, con las pinzas para pezones lo dices todo. Sólo una mujer decidida y sin complejos se atreve con un tipo de complemento erótico tan satisfactorio desde el punto de vista de sus efectos como visualmente atractivo.

¿En qué consiste exactamente este tipo de estimulación para pezones? Es tan sencillo como generar una ligera presión sobre el pezón a través de una pinza de intensidad regulable. Suelen ser accesorios fabricados en metal y recubiertos por una superficie de silicona para que el contacto con la piel sea más agradable.

La regulación de presión es muy recomendable para que tengas la opción de decidir cuánta tensión puedes soportar. A veces ese factor se regula mediante unas sencillas abrazaderas y otras utilizando cadenas que unen ambas pezoneras y que tienen diferente peso.

Así se utilizan las pinzas vibradoras para pezones

Empecemos por lo que sabemos que más te preocupa: no, no duelen. Ni las pinzas convencionales ni las pinzas para pezones con vibración son elementos de tortura sino de placer. Es cierto que su uso está asociado a las prácticas fetish y a los juegos de dominación y sometimiento, pero las puedes utilizar en cualquier momento, incluso en solitario.

Con o sin vibración su modo de empleo es el mismo: tan sencillo como abrirlas y colocarlas en los pezones para que sientas su pellizco. Hay diferentes formatos: pinzas de clip, de tipo arandela, en forma de lacito de silicona… Todas, al fin y al cabo, se utilizan igual y tienen el mismo propósito: concentrar la sangre en los pezones para aumentar su sensibilidad. De manera que el secreto de su éxito está en que averigües el grado de presión que puedes soportar y determines en qué momento del juego van a resultarte más estimulantes sus movimientos, en el caso de que sean pinzas vibradoras para pezones.

Es hora de dar el salto hacia ese nuevo espacio de placer y pasar de la teoría a la práctica con un juguete que no dejará de sorprenderte en cada uso.