Bolas Chinas

Las bolas chinas son las aliadas perfectas si lo que buscas es ejercitar los músculos de tu suelo pélvico. Su funcionamiento es muy sencillo: por lo general en su interior albergan otra pequeña bolita que se moverá y chocará con las paredes de la bola exterior gracias a los movimientos de tu propio cuerpo mientras caminas o realizas los ejercicios de Kegel. Estas pequeñas vibraciones harán que puedas fortalecer tanto el tono como la fuerza de la musculatura pélvica.

Tipos de artículos para suelo pélvico:

Categorías

Más vendidos en Bolas Chinas

Más productos

¿Qué son las bolas chinas y para qué sirven?

Son un conjunto de bolas, normalmente unidas por un condón, con otra bola más pequeña en su interior que se moverá con los movimientos de tu cuerpo haciendo que mejore el estado de tu suelo pélvico.

¿Cómo se usan las bolas chinas?

Cuando introduzcas las bolas chinas en la vagina, los músculos de tu suelo pélvico se contraerán como acto reflejo para evitar que se caigan. Mientras estés en movimiento, la bola interna también provocará esa contracción refleja haciendo que poco a poco mejore tu suelo pélvico.

¿Cuánto tiempo se pueden usar las bolas chinas?

Empieza llevando las bolas entre 2 y 5 minutos las primeras semanas. Una vez te hayas familiarizado con las sensaciones, puedes aumentar a 30 minutos durante dos semanas más. Lo máximo que recomendamos usarlas son 60 minutos, para no tener una sobrecarga de la musculatura.

¿Cómo saber si necesito bolas chinas?

Lo ideal es que acudas a un especialista del suelo pélvico o un fisiosexólogo para que valore el estado de tu suelo pélvico antes de empezar a usarlas.

¿Cómo se juega con las bolas chinas en pareja?

Las bolas chinas también pueden aportar mucho juego a tus relaciones. Puedes pedirle a tu pareja que te ayude a colcarte las bolas, o darle la sorpresa de que las llevas puestas mientras pasas un día con él. Será vuestro pequeño secreto... Tú disfrutas de las sensaciones del movimiento en tu interior y tu pareja puede estar deseando quitártelas al llegar a casa.

Beneficios de las bolas chinas

Las bolas chinas son un conjunto de dos pequeñas bolas, normalmente unidas por un cordón, que a su vez tienen en su interior otra bolas más pequeña que se mueve con los movimientos y la vibración de tu propio cuerpo. Esto hace que la bolita dentro vaya chocando contra las paredes de la bolita más grande haciendo trabajar los músculos, mejorando de esta forma el tono muscular.

Al introducir las bolas en la vagina, los músculos del suelo pélvico se contraen de manera refleja para evitar que se caigan por su propio peso. Si a eso unimos la vibración que produce el choque de las bolitas internas, se producirá una contracción refleja de esa misma musculatura.

Por tanto y en contra de lo que mucha gente piensa, el principal objetivo de las bolas chinas es mejorar la salud y no el placer sexual directamente, lo que no quita que a muchas personas las vibraciones internas puedan resultarles también extremadamente placenteras.

Fortalece tu suelo pélvico

Como explicamos en nuestra guía sobre bolas chinas, la satisfacción sexual no es el único objetivo de estos dispositivos. Aparte de sus connotaciones eróticas, las bolas chinas vaginales tienen una faceta terapéutica. Numerosos estudios han demostrado que el uso controlado de las bolas chinas vaginales favorece al fortalecimiento del suelo pélvico de las personas con vulva.

Esta parte de la anatomía femenina sufre un desgaste progresivo como consecuencia de la edad y de otros factores que puede llegar a provocar problemas de incontinencia urinaria, prolapsos… Un suelo pélvico bien entrenado es un suelo pélvico que afronta de manera saludable el paso del tiempo y otras lesiones comunes, como las que se producen tras el embarazo y el parto.

¿Cuánto tiempo puedes llevar las bolas chinas en el interior de la vagina?

Aunque la utilización de bolas chinas produce una sensación muy placentera y puedes recurrir a ellas con fines eróticos, su uso más conocido es como entrenamiento para fortalecer tu suelo pélvico y mejorar tu calidad de vida.

En este sentido, es recomendable utilizar las bolas durante breves períodos de tiempo al principio e ir incrementando su uso de manera progresiva. Comienza con cinco minutos y prolonga su utilización hasta media hora al día durante varias semanas. No hay ningún inconveniente en que te las pongas con regularidad y durante períodos prolongados siempre y cuando te sientas cómoda con ellas.

Este texto ha sido verificado y aprobado por la ginecóloga y obstetra Miriam Al Adib.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.