Lubricantes Anales

Lubricantes Anales: El sexo anal ha dejado de ser un tema tabú en las relaciones actuales. Ya es algo que pertenece al día a día de las relaciones sexuales. Pero siempre conviene tener un buen lubricante anal para minimizar el posible dolor en este tipo de penetración. No dejes eso haga que tus relaciones sean menos interesantes, para ello te presentamos nuestra selección de geles y lubricantes anales que, por supuesto son iguamente válidos para chicos y para chicas.

por página
Mostrando 1 - 25 de 40 productos
Mostrando 1 - 25 de 40 productos

¿Qué son los lubricantes anales?

Sería imposible concebir la penetración anal sin una buena lubricación. La clave de la excitación en este tipo de prácticas está en saber encontrar el punto de equilibrio entre intensidad, presión y deslizamiento.

Un pene o un juguete sexual bien lubricado es toda una garantía de placer y de seguridad, especialmente en las relaciones en las que se practique el sexo anal. Por eso y para que disfrutes con plenitud de tus encuentros sexuales, te ofrecemos un amplio catálogo de lubricantes destinados específicamente a este tipo de penetración.

Beneficios de la lubricación anal

El mercado de los lubricantes anales se compone básicamente de dos tipos de productos:

1. Lubricantes tradicionales en cualquiera de sus modalidades (spray, gel, aceites...). Algunos están provistos de sabores, texturas especiales o efectos retardantes para prolongar el placer.

2. Relajantes anales: además de las propiedades de lubricación tradicionales, estos productos contienen sustancias que favorecen a la relajación de las paredes del ano de tal manera que la penetración resulta más suave. Son recomendables para las parejas menos experimentadas que quieren iniciarse en las prácticas de penetración anal.

La mejor opción para un sexo anal saludable

Al contrario que en la vagina, en el ano no existe ningún tipo de lubricación natural exceptuando la que pueda producirse gracias a las secreciones preseminales. Por este motivo, es importante utilizar algún producto que nos permita penetrar esta zona tan delicada si causar molestias ni efectos no deseados.

Los lubricantes anales son una garantía de diversión en las relaciones en solitario, de pareja o de grupo. Un simple gesto marca la diferencia ente una penetración excitante y una no demasiado agradable. Atrévete a probar con las particularidades de cada uno de estos lubricantes anales:

1. Lubricantes oleosos: productos con base de aceite. Muy agradables en los preliminares y con una sensación de deslizamiento especialmente sedosa. Previenen de heridas y otras molestias, pero no son compatibles con todos los juguetes eróticos ni con los preservativos.

2. Lubricantes acuosos: fabricados sobre una base de agua, se eliminan fácilmente de la piel y suelen tener una textura más gelatinosa.

3. Lubricantes con efectos: son un amplio grupo de productos que ofrecen un valor añadido aparte del de la lubricación. Algunos tienen sabores y texturas especiales para que los utilices también durante los masajes preliminares. Otros te proporcionan relaciones más duraderas gracias a su efecto retardante. Y en algunos casos son lubricantes con propiedades de frío y calor para que disfrutes de otros estímulos durante la penetración.

Aunque no se trate estrictamente de relajantes anales, la mayoría de estos lubricantes incluye un cierto porcentaje de anestésico natural para hacer que este tipo de prácticas sean más agradables. Si estas buscando disfrutar del sexo anal con seguridad es imprescindible el uso de este tipo de lubricantes antes de empezar.