Mordazas Bondage

Las mordazas bondage son un tipo de complemento muy habitual en los juegos de dominación BDSM. Permite que puedas amordazar a tu pareja para evitar que hable o grite (siempre dentro de un contexto de juego, por supuesto). Las mordazas pueden ser de distintos tipos y materiales, y aunque las más conocidas son las que tienen una bola que mantienen la boca abierta, las hay de distintos tipo. En algunos casos se deja una abertura o directamente se tapa del todo. Los materiales van desde PVC, cuero, metal o látex.

Categorías

Más vendidos en Mordazas Bondage

Más productos

Mordazas bondage o gags: mejor sin decir nada

Si tu rol en este encuentro sexual es el de acatar las órdenes de tu pajera, ¿para qué dejarte la boca abierta? Tus suspiros de placer, de dolor o de furia se escucharán perfectamente más allá de estas mordazas, pero todo quedará abierto a interpretaciones porque no serás capaz de articular ni una sola palabra comprensible.

Éste es uno de los puntos fuertes en el uso de gags para el sexo: la imposibilidad de que te comuniques utilizando las palabras. Si tienes algo que decirle a tu pareja más te valdrá ir practicando con la expresión corporal porque la verbal tiene muy poco que hacer en estos juegos con mordazas eróticas.

Tipos de mordazas bondage más habituales

El gag es un elemento indispensable para someter a una persona y privarla de su principal modo de comunicación. Sin embargo, existen muchos métodos diferentes de lograr este objetivo, tantos como los tipos de mordazas bondage que encontrarás en esta sección de nuestra tienda erótica online:

  • Mordazas de bola: una correa alrededor de la cabeza y una esfera fabricada en silicona o en caucho que se introduce en la boca y que debe quedar colocada detrás de los dientes.

  • Mordazas de anillo: en este gag la bola es sustituida por un anillo hueco que impide que el sometido pueda hablar pero le obliga a mantener la boca abierta.

  • Mordazas de araña: se parecen mucho a las de anillo, pero la diferencia es que en lugar de un aro, éstas tienen dos ganchos que tiran de la boca hacia los laterales para mantenerla abierta.

  • Mordazas de wiffle: para algunas personas lo de llevar una bola rígida en la boca puede resultar muy agobiante. Estas mordazas sustituyen ese elemento por una bola blanda o una bola con orificios, que resulta más ligera y más cómoda para respirar.

  • Mordaza de pene o dildo: en lugar de una bola o una anilla, lo que se introduce en la boca del sumiso es un juguete en forma de pene. ¿Imaginas lo excitante que puede resultar?

  • Mordaza bit: es la que se utiliza con los caballos. Un gag con una pieza de madera o de cuero transversal para que la persona que la lleva puesta pueda apretar fuerte los dientes mientras es sometida.

¿Qué son las mordazas bondage?

Si te paras a pensar en todos aquellos artículos necesarios para una sesión de bondage completa, las mordazas sexuales siempre acaban apareciendo en algún rincón de la imaginación. Son accesorios imprescindibles en los juegos de dominación y sumisión, especialmente diseñados para un tipo de sexo más duro que el convencional, pero siempre con las medidas de seguridad necesarias para que sólo tengas que preocuparte por sentir placer.

¿Qué hacer con una mordaza?

El universo BDSM incluye un extenso número de accesorios para la estimulación. Algunos de ellos están reservados a los usuarios con mayor experiencia, como las cadenas para sesiones de suspensión. Otros, en cambio, resultan igualmente eficientes y son accesibles para la mayoría de las parejas.

En este último grupo de juguetes BDSM prácticos y fáciles de usar están las mordazas. Con estos artículos puedes conseguir resultados realmente increíbles si conoces todas sus capacidades. Te detallamos algunos de los usos más habituales de las mordazas BDSM.

Limitar el habla

Es la principal característica de estas mordazas. Ya sean de bola, de anilla o de barra, llevar puesta una mordaza implica que no vas a poder hablar. En cualquier caso, la opinión del sumiso no le importa en absoluto a la persona dominante.

Babear

Una de las consecuencias más frecuentes de llevar colocada una mordaza es que se babea más, Tener la boca semiabierta todo el tiempo hace que la saliva se acabe escurriendo por las comisuras. Esta imagen de vulnerabilidad resulta muy excitante.

Combinación con otros artículos

Las mordazas sexuales son accesorios BDSM que se pueden combinar muy bien con otro tipo de soluciones para el sometimiento. Utilízalas con collares y correas, máscaras y cadenas para generar una imagen impactante en tus veladas de sexo más intensas.

¿Cómo usar una mordaza?

¿Quieres ir un poco más allá en tus juegos de sometimiento y dominación? Las mordazas BDSM son accesorios muy fáciles de usar con los que conseguirás darle un giro radical a estos encuentros.

Una sesión BDSM se vive con más intensidad cuanto mayor es el control que ejerce la persona dominante sobre la sumisa. Las mordazas para el sexo ayudan a generar un vínculo de dependencia mucho mayor que hace que la experiencia se viva de forma especialmente intensa por ambas partes.

Ahora bien, una morzada BDSM es un artículo que limita las capacidades de habla de la persona sometida y que, aunque no afecta a la respiración, sí que puede resultar un poco incómoda. Aunque esta incomodidad es precisamente lo que hace que el juego sea más divertido, hay que tener en cuenta algunas precauciones para asegurarse de que el juego se desarrolla con todas las garantías.

Aquí tienes algunas pautas básicas sobre cómo usar las mordazas BDSM:

  1. Elige el modelo de mordaza que mejor se adapte a vuestros deseos y expectativas. No todas las mordazas sexuales ofrecen los mismos diseños y no todas se emplean con la misma finalidad. Existen muchos matices que deberéis tener en cuenta antes de hacer una compra.

  2. Piensa en el tamaño. Aparte de los efectos que quieras conseguir con la mordaza, esta debe proporcionar un buen ajuste tanto a la cabeza como a la boca de la persona que la va a llevar puestas. Para que te hagas una idea, el diámetro estándar de una mordaza de bola está en torno a los 3 cm. Es una medida bastante adecuada para prácticamente cualquier usuario.

  3. Puesto que durante el uso de la mordaza la persona sometida no va a poder hacer uso de la palabra, es importante que antes de poneros manos a la obra acordéis un modo de parar el juego en caso de que fuera necesario. Lo más práctico es establecer algún tipo de movimiento fácilmente reconocible que sirva como indicación de que algo no está funcionando y el juego debe finalizar de inmediato.

  4. Los movimientos con la cabeza o con cualquier otra parte del cuerpo resultan más seguros que otros signos más sutiles como pueden ser los de los ojos. Tampoco es convenientes utilizar gritos o gemidos como indicación para parar el juego porque pueden confundirse fácilmente con otro tipo de intenciones.

  5. Coloca la mordaza en la posición adecuada. En las mordazas de barra no hay mucho misterio, pues las mandíbulas se cierran fácilmente sobre el accesorio destinado para ello. En el caso de las mordazas de bola o de anilla, estos elementos deberán ir colocados por detrás de los dientes para que la persona sumisa no pueda expulsarlos.

  6. El uso prolongado de la mordaza provoca la acumulación de la saliva en la boca. Tenlo muy en cuenta durante el juego para evitar atragantamientos. Aunque la saliva puede ser expulsada de la boca por las comisuras de los labios, es una sensación que podría llegar a generar cierta ansiedad en la persona sumisa. Retira la mordaza en el momento en el que te lo indique.

Siempre que emplees estos consejos para usar mordazas sexuales, no tendrás ningún problema. A cambio, disfrutarás de una experiencia BDSM a un nivel mucho más profesional.

¿Qué mordaza comprar?

Si quieres incluir mordazas en tus juegos sexuales, estás de suerte. Son un tipo de artículo erótico muy versátil y no te costará ningún esfuerzo encontrar un modelo que se adapte perfectamente a tus necesidades.

Por otro lado, las mordazas para el sexo son un tipo de accesorio BDSM muy económico. Por menos de 10 euros ya puedes hacerte con una práctica mordaza que te ayude a mantener a la persona sumisa a merced de tus órdenes.

¿Quieres asegurar el éxito en la compra de una mordaza erótica? Presta atención a estos dos aspectos:

Material de fabricación

Al ser un artículo que va en la boca, es importante que tengas en cuenta el material en el que está fabricado. Todas las mordazas BDSM se fabrican en materiales resistentes para que no se rompan al morder. El problema es que, dependiendo del material, pueden dejar un mal sabor de boca.

Las mordazas de anilla tienen un ligero regusto a metal. No es desagradable, pero debes acostumbrarte a él. En las mordazas de bola sí tienes más opciones entre las que elegir. Lo mejor es recurrir a materiales como la silicona o el ABS. Otro tipo de plásticos pueden tener un sabor un poco extraño.

Medidas de la mordaza

Por un lado está la medida del contorno de la cabeza. Esta no presenta un gran problema ya que la mayoría de las mordazas BDSM son ajustables.

Por otro lado está la medida de la anilla o de la bola de la mordaza. Esta sí es más importante ya que debes garantizar que quepa bien en la boca sin resultar molesta.

Mordazas bondage o gags: mejor sin decir nada

Si tu rol en este encuentro sexual es el de acatar las órdenes de tu pajera, ¿para qué dejarte la boca abierta? Tus suspiros de placer, de dolor o de furia se escucharán perfectamente más allá de estas mordazas, pero todo quedará abierto a interpretaciones porque no serás capaz de articular ni una sola palabra comprensible.

Éste es uno de los puntos fuertes en el uso de gags para el sexo: la imposibilidad de que te comuniques utilizando las palabras. Si tienes algo que decirle a tu pareja más te valdrá ir practicando con la expresión corporal porque la verbal tiene muy poco que hacer en estos juegos con mordazas eróticas.

Tipos de mordazas bondage más habituales

El gag es un elemento indispensable para someter a una persona y privarla de su principal modo de comunicación. Sin embargo, existen muchos métodos diferentes de lograr este objetivo, tantos como los tipos de mordazas bondage que encontrarás en esta sección de nuestra tienda erótica online:

  • Mordazas de bola: una correa alrededor de la cabeza y una esfera fabricada en silicona o en caucho que se introduce en la boca y que debe quedar colocada detrás de los dientes.

  • Mordazas de anillo: en este gag la bola es sustituida por un anillo hueco que impide que el sometido pueda hablar pero le obliga a mantener la boca abierta.

  • Mordazas de araña: se parecen mucho a las de anillo, pero la diferencia es que en lugar de un aro, éstas tienen dos ganchos que tiran de la boca hacia los laterales para mantenerla abierta.

  • Mordazas de wiffle: para algunas personas lo de llevar una bola rígida en la boca puede resultar muy agobiante. Estas mordazas sustituyen ese elemento por una bola blanda o una bola con orificios, que resulta más ligera y más cómoda para respirar.

  • Mordaza de pene o dildo: en lugar de una bola o una anilla, lo que se introduce en la boca del sumiso es un juguete en forma de pene. ¿Imaginas lo excitante que puede resultar?

  • Mordaza bit: es la que se utiliza con los caballos. Un gag con una pieza de madera o de cuero transversal para que la persona que la lleva puesta pueda apretar fuerte los dientes mientras es sometida.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.