Estimuladores Prostáticos

Estimuladores prostáticos: Os presentamos una selección de consoladores y vibradores especialmente diseñados estimular la zona de la próstata (punto P) para hombres. Este tipo de estimuladores pretender ofrecer, debido a su forma, una sensación única en la zona de la próstata. Un tipo de producto muy solicitado por nuestra clientela masculina. Atrévete a probar a estimular la próstata.

Categorías

Más vendidos en Estimuladores Prostáticos

Más productos

¿Qué son los estimuladores prostáticos?

La estimulación de la próstata no es ningún invento moderno. Se viene utilizando desde hace siglos con propósitos no solo sexuales sino terapéuticos. Lo que sí es cierto es que lo que antes se hacía directamente con el dedo, ahora se puede practicar de manera más cómoda y segura con cualquiera de los juguetes eróticos que te presentamos en esta sección.

Particularidades de los estimuladores de próstata

La única manera de acceder a la próstata es a través del ano. Aunque en muchos casos los estimuladores prostáticos están provistos de un dispositivo de masaje en la zona perineal, es la parte que se inserta en el ano la que tiene acceso al Punto P.

Los estimuladores prostáticos se comercializan con diferentes formas y texturas y tienen una curvatura similar a la de los vibradores femeninos para el Punto G. No en vano, el Punto P es también una protuberancia en la anatomía masculina que se hincha al hacer presión sobre ella provocando orgasmos mucho más placenteros.

La mayoría de los juguetes sexuales masculinos de esta categoría incorpora vibración en la punta de la parte insertable para concentrar el movimiento en esa zona que se encuentra en el recto, a unos 5 cm de profundidad y justo sobre la vejiga. En algunos casos los vibradores prostáticos están diseñados con forma de U porque de esta manera ofrecen una estimulación simultánea en el interior del ano y en la zona perineal, otra parte muy sensible del cuerpo masculino.

El uso de un estimulador de próstata es completamente seguro y siempre que la penetración te resulte placentera no debes preocuparte por nada.

¿Cómo usar correctamente un estimulador prostático?

El Punto P es una de las zonas erógenas masculinas más desconocidas. Los prejuicios que genera la penetración anal han provocado que muchos hombres heterosexuales aún no se hayan atrevido a probar el placer extremo que se esconde en el interior de su ano. Estos consejos están dirigidos a aquellos que han tomado la determinación de experimentar nuevas sensaciones:

  1. Elige un momento y un lugar en el que puedas estar relajado.

  2. Lubrica tu estimulador prostático con un producto compatible con su material de fabricación.

  3. Juguetea con él en la entrada del ano. Estás a punto de explorar nuevas sensaciones, ¿no te parece excitante?

  4. Introdúcelo en el ano lentamente y con movimientos circulares para facilitar la penetración.

  5. Acostúmbrate poco a poco a esa nueva sensación. Puedes masturbar tu pene mientras lo haces o pedirle a alguien que te masturbe si eso es lo que te pone.

Placer y salud sexual

La estimulación de la glándula prostática es una práctica que se utiliza tanto con fines sexuales como medicinales. Algunos estudios han revelado que la correcta estimulación de esta zona de la anatomía masculina favorece al drenaje de la glándula evitando dolorosas inflamaciones y tonificando la musculatura el ano para ofrecer una mayor protección sobre estos tejidos sensibles.

¿Cuál es el mejor masajeador prostático?

Si lo que buscas es un masajeador prostático para llevar la estimulación anal al siguiente nivel, sin duda Chronos de Diversual es el estimulador perfecto para ti. Su forma ha sido cuidadosamente diseñada para alcanzar la próstata desde la zona anal y darte unos orgasmos más intensos. Hay un antes y un después tras haber conocido a Chronos.

¿Cómo se utiliza un estimulador de próstata?

Antes de usar el masajeador prostático, te recomendamos relajar y dilatar bien la zona para que no sea molesto. Puedes estimular el ano masajeando con los dedos o con la punta del propio juguete. De esta forma, la zona se irá dilantando y podrás introducir el estimulador poco a poco. Recuerda lubricar bien el juguete ya que el ano no lubrica por sí solo, e introdúcelo cuidadosamente hasta que llegue al tope del juguete.

¿Qué tipos de estimuladores prostáticos hay?

El acceso a una zona tan oculta y sensible como la próstata exige el uso de juguetes eróticos muy específicos. Los diseños de los estimuladores prostáticos se caracterizan por su ergonomía y por ofrecer una gran libertad durante el uso. Por su forma y sus funciones estos accesorios eróticos masculinos se pueden dividir en varios grupos:

Estimuladores con vibración

Son aquellos en los que, además de la estimulación de la próstata que ofrecen gracias a su diseño, proporcionan movimiento a la experiencia. Algunos modelos solo ofrecen movimiento continuo, pero con otros tienes la posibilidad de controlar la intensidad de las vibraciones mediante un botón o, de forma más cómoda, con un mando a distancia.

El control de las vibraciones de un estimulador prostático con movimiento va a hacer que la experiencia erótica se llene de matices. Tienes el poder de decidir en cada momento la intensidad del juego para adaptarlo a tus expectativas de placer.

Estimulador prostático con masaje externo

Es una buena forma de aprovechar todas las posibilidades que ofrecen estos juguetes sexuales de uso masculino. El estimulador prostático convencional solo actúa en el interior del ano, mientras que un estimulador prostático con masaje externo también estimula la zona perineal.

La experiencia con este tipo de juguetes es más satisfactoria porque se trata realmente una doble estimulación simultánea. Por su diseño ergonómico y su facilidad de inserción, es un juguete sexual doble que pueden usar tanto los chicos con experiencia como los que acaban de iniciarse en este tipo de prácticas.

Estimuladores con extras

Es una categoría que engloba diferentes tipos de estimulación simultánea para mejorar el orgasmo. Suelen llevar bolas y texturas en el eje que proporcionan otro tipo de masaje íntimo, en ocasiones acompañado de algún tipo de movimiento.

¿Para quién es un estimulador prostático?

La próstata es una zona muy sensible de la anatomía íntima masculina. Se encuentra a unos 5 cm del ano y puede estimularse de forma manual empleando los dedos o mediante accesorios eróticos especialmente destinados para este fin. La estimulación de esta zona provoca intensas descargas de placer en el hombre. De hecho, el nivel de excitación es tan notable al estimular la próstata que se la conoce como el Punto G masculino, también denominado Punto P.

Cualquier hombre puede beneficiarse de este tipo de estimulación altamente satisfactoria. Por eso los estimuladores prostáticos son juguetes sexuales de uso masculino pensados para un público muy extenso. El único requisito para lanzarse a probar esta forma de masaje íntimo es tener un poco de curiosidad y muchas ganas de experimentar cosas nuevas.

Con todo, hay dos grandes motivos por los que los hombres recurren a la estimulación prostática:

  • Por placer: la ergonomía de estos juguetes permite acceder a las zonas más ocultas de la anatomía masculina de un modo mucho más delicado y excitante. Los estimuladores de próstata tienen diseños especiales y están fabricados en materiales muy suaves para llegar sin problemas a esta zona tan profunda y sensible.

  • Por salud: la estimulación de la próstata también tiene consecuencias positivas para la salud de los hombres. Este tipo de masajes íntimos favorecen a la eliminación de líquido prostático, evita la inflamación y previene de dolores genitales al miccionar.

¿Qué son los estimuladores prostáticos?

La estimulación de la próstata no es ningún invento moderno. Se viene utilizando desde hace siglos con propósitos no solo sexuales sino terapéuticos. Lo que sí es cierto es que lo que antes se hacía directamente con el dedo, ahora se puede practicar de manera más cómoda y segura con cualquiera de los juguetes eróticos que te presentamos en esta sección.

Particularidades de los estimuladores de próstata

La única manera de acceder a la próstata es a través del ano. Aunque en muchos casos los estimuladores prostáticos están provistos de un dispositivo de masaje en la zona perineal, es la parte que se inserta en el ano la que tiene acceso al Punto P.

Los estimuladores prostáticos se comercializan con diferentes formas y texturas y tienen una curvatura similar a la de los vibradores femeninos para el Punto G. No en vano, el Punto P es también una protuberancia en la anatomía masculina que se hincha al hacer presión sobre ella provocando orgasmos mucho más placenteros.

La mayoría de los juguetes sexuales masculinos de esta categoría incorpora vibración en la punta de la parte insertable para concentrar el movimiento en esa zona que se encuentra en el recto, a unos 5 cm de profundidad y justo sobre la vejiga. En algunos casos los vibradores prostáticos están diseñados con forma de U porque de esta manera ofrecen una estimulación simultánea en el interior del ano y en la zona perineal, otra parte muy sensible del cuerpo masculino.

El uso de un estimulador de próstata es completamente seguro y siempre que la penetración te resulte placentera no debes preocuparte por nada.

¿Cómo usar correctamente un estimulador prostático?

El Punto P es una de las zonas erógenas masculinas más desconocidas. Los prejuicios que genera la penetración anal han provocado que muchos hombres heterosexuales aún no se hayan atrevido a probar el placer extremo que se esconde en el interior de su ano. Estos consejos están dirigidos a aquellos que han tomado la determinación de experimentar nuevas sensaciones:

  1. Elige un momento y un lugar en el que puedas estar relajado.

  2. Lubrica tu estimulador prostático con un producto compatible con su material de fabricación.

  3. Juguetea con él en la entrada del ano. Estás a punto de explorar nuevas sensaciones, ¿no te parece excitante?

  4. Introdúcelo en el ano lentamente y con movimientos circulares para facilitar la penetración.

  5. Acostúmbrate poco a poco a esa nueva sensación. Puedes masturbar tu pene mientras lo haces o pedirle a alguien que te masturbe si eso es lo que te pone.

Placer y salud sexual

La estimulación de la glándula prostática es una práctica que se utiliza tanto con fines sexuales como medicinales. Algunos estudios han revelado que la correcta estimulación de esta zona de la anatomía masculina favorece al drenaje de la glándula evitando dolorosas inflamaciones y tonificando la musculatura el ano para ofrecer una mayor protección sobre estos tejidos sensibles.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.