Collares BDSM

Los collares BDSM simbolizan la entrega a tu amante en vuestra relación de amo - esclavo. Con este tipo de collares sentirás el poder de someter a tu pareja a todos tus deseos y ella a tener que acatarlos. Existen una gran variedad para los collares de sumisión, desde los más simples, hasta los que están fabricados en metal y tienen diferentes adornos. Es uno de los componentes más básicos e imprescindibles para las parejas que entienden su relación de esta manera.

Categorías

Más vendidos en Collares BDSM

Más productos

El simbolismo de los collares bondage

Un collar convencional puede representar muchas cosas: pertenencia, distinción, control, sumisión, protección… Un collar BDSM, por encima de todos estos matices, representa sólo una: placer. Se trata de un tipo de diversión erótica reservada sólo para los más atrevidos, pero si das ese paso y lo pruebas, seguro que repites.

Al igual que los complementos de vestuario tradicionales, los collares para el sexo tienen su propio simbolismo dentro de las relaciones de pareja. Forman parte del ritual erótico y constituyen una representación icónica del placer, el juego y la diversión sexual.

Pueden abordar estos temas desde múltiples perspectivas, porque si por algo se caracterizan estos accesorios de bondage es por su polivalencia. Por eso en esta sección encontrarás desde collares que son sólo un sencillo cordón hasta artículos de diseño más complicado que sirven también para inmovilizar los brazos o las piernas, que denotan sumisión o que indican de manera simbólica la pertenencia de la persona sometida a aquella otra que ha decidido tomar las riendas.

Un collar erótico para cada tipo de práctica

Los expertos en bondage ya se conocen las características de este tipo de accesorios, pero los que os estéis iniciando a través de esta web, debéis tener claras las particularidades de cada collar sexual en función del tipo de escenario en el que os encontréis. De forma muy genérica se distinguen tres grandes grupos de collares BDSM:

  • Collar de consideración: el dominante entrega un collar o cadena, casi siempre con alguna marca en azul, que refleja el interés de ambos por iniciar una relación en la que existe ya una conexión de sumisión del uno al otro que impide el acercamiento de cualquier otra persona con intenciones dominantes.

  • Collar de entrenamiento: la pareja que formalmente decide pasar a las prácticas bondage, conoce sus roles, sus gustos y sus límites, empieza a utilizar el collar de entrenamiento. Un accesorio por lo general fabricado en cuero rojo o negro que, una vez aceptado, exige un mayor grado de disciplina por parte del dominante y un mayor grado de lealtad y devoción por parte del sumiso.

  • Collar formal: el último paso en el desarrollo de este tipo de relaciones es el collar formal, el que representa un mayor grado de compromiso y el que se va a utilizar durante las prácticas sexuales como un elemento más de placer. Un collar bondage resistente, de cuero rígido, con múltiples anillas en las que enganchar cadenas para que la persona dominante deje constancia de su posición. Durante el sexo se podrán utilizar además collares combinados con pezoneras o con restricciones para muñecas y tobillos que dejen al sumiso en una excitante posición de indefensión frente a su amo.

¿Qué son los collares BDSM?

Sentir la indefensión del otro, aunque sólo se trate de un juego y forme parte de la ficción sexual que os gusta, resulta muy excitante. Las prácticas eróticas con collares BDSM son un clásico de los juegos de sometimiento y dominación que no entrañan ningún riesgo si conoces bien cuáles son las reglas y utilizas accesorios de calidad como los de esta sección de nuestra tienda erótica online.

¿Cómo usar un collar BDSM?

¿Todo listo para tu juego de roles? ¡No te olvides del collar BDSM! Este sencillo artículo hará que tus veladas de sumisión/dominación tengan un toque especial.

Los collares de esclavitud son una manera estupenda de tomar el control de la situación y demostrar quién está al mando. Pero incluso si eres la persona dominante, deberás tener en cuenta algunas pautas básicas para un correcto manejo del collar BDSM.

Con las instrucciones adecuadas, el collar de esclavitud se convierte en algo más que en una herramienta de sometimiento. Una forma original de disfrutar del sexo sin que el sumiso tenga que sufrir en exceso.

De forma activa, el collar BDSM se emplea para conducir al esclavo hacia el lugar, la situación o la posición que desea la persona dominante. Para ello suele estar provisto de una anilla en la que resulta muy sencillo acoplar una cadena o correa desde la que ir tirando de él como si se tratara de un animal.

Pero, ¿sabías que los collares de esclavitud también tienen otro tipo de usos? Hay parejas que los utilizan como complemento de vestuario, para dejar claro que se encuentran en una relación de dominación/sumisión.

Estos collares BDSM que tienen un objetivo más marcadamente estético suelen ser algo más discretos. En realidad, se plantean más como un complemento de bisutería que como un accesorio para el juego sexual activo. En cualquier caso, también pueden estar provistos de anillas de enganche o fabricados en materiales con un marcado acento erótico como el cuero o el vinilo.

¿Qué tipos de collares BDSM hay?

Ya sea como un mero complemento de vestuario erótico, bien como un elemento que participa activamente en el juego sexual, los collares BDSM pueden presentarse con diferentes diseños y acabados. Más allá de esa distinción entre collares para el BDSM y collares paras simbolizar una relación BDSM, este tipo de artículos se pueden clasificar en los siguientes grupos:

Collar simple

Es el que se limita a la pieza que va alrededor del cuello. El collar de BDSM más básico está provisto de un sistema de cierre que puede ser de velcro, con hebillas o con botones de presión. Es un collar de una anchura estándar de unos 2 cm (aunque puede ser mayor) y con al menos una arandela en la que ajustar otros accesorios.

Collar con correa

Es una versión más avanzada del collar simple que viene provista de una correa o cadena. Lo normal es que este accesorio sea extraíble de manera que puedas engancharlo y desengancharlo del collar según tus preferencias de cada momento. Esto además te permitirá emplear la correa con otros usos, como para azotar a tu pareja.

Collar de esclavitud

Dentro de los diferentes tipos de collares BDSM, es uno de los más completos. Este modelo de collar sexual está específicamente diseñado para el juego activo. Como mínimo siempre llevará una anilla de enganche, pero lo más probable es que lleve más. Esto es porque el collar de esclavitud también sirve como pieza fundamental en ataduras y restricciones más complejas que pueden incluir el uso de esposas para muñecas o tobillos.

Collar SM

Aquí ya no se trata solo de conducir o limitar los movimientos de la persona sumisa: se trata también de infligir cierto nivel de dolor. El collar BDSM suele estar fabricado en cuero por ser un material tan atractivo como resistente. Pero su verdadera particularidad son aquellos otros accesorios que se le pueden acoplar o que ya lleva incorporados y que sirven para complicarle un poco las cosas a la persona sometida. Hablamos de pesos, ganchos, púas o elementos similares. Son un tipo de collar BDSM recomendado para un tipo de usuario realmente experto en la materia.

Collares ornamentales

Son complementos de vestuario, no juguetes eróticos. El collar BDMS también se puede entender como una prenda de vestir con la que la persona que lo lleva simboliza su implicación en una relación de dominación/sometimiento.

¿Qué collar BDSM comprar?

Quienes disfrutan de las experiencias BDSM disfrutan aún más con la compra de accesorios para estas veladas tan especiales. Es un universo erótico tan extenso que hay infinidad de artículos entre los que elegir.

Esto mismo sucede con los collares BDSM. ¡Las opciones no parecen acabar nunca! Dispones de una extensa colección de collares para las prácticas sexuales, desde los más básicos hasta los más complejos, todos ellos con un gran potencial a la hora de proporcionarte nuevas experiencias en tus veladas BDSM.

Hora de ponerse manos a la obra. Seguro que ya has visto muchísimos collares BDSM y te estarás preguntando qué diferencias hay entre ellos antes de tomar una decisión. Te lo vamos a poner un poco más fácil. En esta guía te explicamos qué collar BDSM comprar en función de las principales variables que lo caracterizan y de los resultados que persigues con esta adquisición.

Material de fabricación

La facilidad de uso y de mantenimiento de un collar BDSM están estrechamente relacionadas con su material de fabricación.

  • Cuero: es el material de referencia en prácticamente la mayoría de los artículos BDSM, pero especialmente en los que están destinados a un público con cierta experiencia. Los collares BDSM de cuero no solo son de los más resistentes, sino que además presentan un diseño y un acabado realmente atractivo. El problema es que el cuero, incluso el de mayor calidad, requiere de algunos cuidados para evitar que se cuartee y mantener por más tiempo su buen aspecto.

  • Plástico: es un material también resistente y más fácil de limpiar. Si compras un collar BDSM de material plástico de calidad, puedes conseguir un aspecto muy similar al de un collar de cuero, por un precio mucho más reducido y con menos complicaciones en lo que se refiere a las pautas de mantenimiento.

  • Metal: no es recomendable recurrir a collares BDSM de metal a menos que se tenga mucha experiencia. Aunque, obviamente, es el material más resistente y duradero y el que más fácilmente se limpia, también es el más rígido. Así como el cuero y el plástico (u otros materiales sintéticos) ofrecen cierto grado de flexibilidad, los collares sexuales de metal no cambian de forma. Por eso es muy importante conocer bien las medidas y garantizar un uso seguro.

Diseño

La cuestión estética también tiene mucho que aportar a tus juegos BDSM. Por eso los collares de esta categoría de juegos ofrecen diseños muy variados. Con independencia del material, puedes encontrar collares BDSM con diferentes tipos de cierre, acolchado más o menos mullido, colores e incluso originales estampados que podrás combinar con el resto de tus prendas más sexys.

Funciones

Un collar BDSM no es solo un instrumento de dominación. También se puede emplear somo un símbolo. Hay una clara diferencia entre los collares sexuales que utilizas para el juego activo y los que empleas para completar tu outfit. Tenlo en cuenta qué objetivo persigues a la hora de hacer tus compras.

En este sentido, también hay que analizar las prestaciones reales del collar. Si vas utilizar el collar BDSM para prácticas intensas, deberás valora el tipo de juegos que quieres realizar. Esto te permitirá escoger un tipo de material y un diseño en concreto, sin perder de vista aspectos prácticos importantes como el tipo de cierre del collar, la posibilidad de añadirle algunos complementos o la cantidad de aros disponibles para ajustarlos.

El simbolismo de los collares bondage

Un collar convencional puede representar muchas cosas: pertenencia, distinción, control, sumisión, protección… Un collar BDSM, por encima de todos estos matices, representa sólo una: placer. Se trata de un tipo de diversión erótica reservada sólo para los más atrevidos, pero si das ese paso y lo pruebas, seguro que repites.

Al igual que los complementos de vestuario tradicionales, los collares para el sexo tienen su propio simbolismo dentro de las relaciones de pareja. Forman parte del ritual erótico y constituyen una representación icónica del placer, el juego y la diversión sexual.

Pueden abordar estos temas desde múltiples perspectivas, porque si por algo se caracterizan estos accesorios de bondage es por su polivalencia. Por eso en esta sección encontrarás desde collares que son sólo un sencillo cordón hasta artículos de diseño más complicado que sirven también para inmovilizar los brazos o las piernas, que denotan sumisión o que indican de manera simbólica la pertenencia de la persona sometida a aquella otra que ha decidido tomar las riendas.

Un collar erótico para cada tipo de práctica

Los expertos en bondage ya se conocen las características de este tipo de accesorios, pero los que os estéis iniciando a través de esta web, debéis tener claras las particularidades de cada collar sexual en función del tipo de escenario en el que os encontréis. De forma muy genérica se distinguen tres grandes grupos de collares BDSM:

  • Collar de consideración: el dominante entrega un collar o cadena, casi siempre con alguna marca en azul, que refleja el interés de ambos por iniciar una relación en la que existe ya una conexión de sumisión del uno al otro que impide el acercamiento de cualquier otra persona con intenciones dominantes.

  • Collar de entrenamiento: la pareja que formalmente decide pasar a las prácticas bondage, conoce sus roles, sus gustos y sus límites, empieza a utilizar el collar de entrenamiento. Un accesorio por lo general fabricado en cuero rojo o negro que, una vez aceptado, exige un mayor grado de disciplina por parte del dominante y un mayor grado de lealtad y devoción por parte del sumiso.

  • Collar formal: el último paso en el desarrollo de este tipo de relaciones es el collar formal, el que representa un mayor grado de compromiso y el que se va a utilizar durante las prácticas sexuales como un elemento más de placer. Un collar bondage resistente, de cuero rígido, con múltiples anillas en las que enganchar cadenas para que la persona dominante deje constancia de su posición. Durante el sexo se podrán utilizar además collares combinados con pezoneras o con restricciones para muñecas y tobillos que dejen al sumiso en una excitante posición de indefensión frente a su amo.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.