Preservativos

La condonería de Diversual

El uso del preservativo ya no es opcional, sino un imprescindible en las relaciones modernas, al menos hasta que la pareja adquiere cierta seguridad. En diversual lo sabemos y queremos que estés protegidx y disfrutes al máximo de las relaciones íntimas.

LA CONDONERÍA MÁS COMPLETA DE LA RED

En Diversual tenemos todo tipo de condones, texturzados, tamaño xxl, sin latex, femeninos y mucho más, para que no te falte de nada en esta sección. Además negociamos con las marcas líderes como Durex o Control para ofrecerte las opciones más económicas.

Categorías

Más vendidos en Preservativos

Más productos

¿Cuál es el preservativo que más me conviene?

Tan importante como el placer es la seguridad. Encuentra entre los diferentes tipos de preservativos aquel que se ajusta mejor a las necesidades de cada momento.

¿Con qué material se fabrican los preservativos?

El material más común es el látex natural, una sustancia blanquecina que se obtiene del árbol del caucho. A pesar de ser un producto natural hay personas que experimentan alergias o una sensibilidad especial al látex. Para ellas existen líneas de preservativos fabricadas en materiales sintéticos (generalmente poliuretano) e hipoalergénicos, aptos para todo tipo de pieles.

Con independencia del material en el que están fabricados, los preservativos son un método anticonceptivo y de protección frente a las ETS altamente efectivo. Una barrera que cumple a la perfección con su cometido de evitarte problemas durante tus encuentros sexuales sin comprometer el placer.

¿Puedo usar cualquier tipo de lubricante con mis preservativos?

Es un tema al que debes prestar atención. En función del material del preservativo y de la base de composición del lubricante, estos serán o no compatibles entre sí.

Los preservativos de látex no se pueden emplear con lubricantes oleosos ya que estos pueden provocar su rotura, cosa que no sucede con los preservativos de poliuretano. Por otra parte, los lubricantes de base acuosa son compatibles con todo tipo de condones.

En cualquier caso, lo habitual es que todos los preservativos, con o sin látex, tengan cierta lubricación. Pero un extra de hidratación y deslizamiento en tus relaciones íntimas nunca está de más.

Condones a la carta: tipología, tamaños y formatos

Aparte de los materiales de fabricación, en nuestra sección de condones encontrarás propuestas hechas a medida.

En función de sus particularidades de textura, sabor o efectos, los condones pueden ser de varios tipos:

En cuestión de tamaños tampoco tendrás problemas ya que hay condones con diferentes anchuras nominales (la mitad del perímetro del condón) con medidas aptas tanto para las erecciones dentro de la media como para las tallas de preservativos XXL.

Y por último, escoge el formato. ¿Una cajita de dos preservativos para llevarlos siempre encima o un paquete de cien para que nunca falten en la mesilla de noche? Ten en cuenta que con el gran formato y los condones a granel puedes ahorrar mucho dinero.

¿Cómo saber la talla del preservativo?

Para saber tu talla de preservativo debes conocer el ancho nominal de tu pene. Para ello, usa una cinta métrica flexible y mide la circunferencia del pene. Una vez la tengas, debes dividir esa cifra por dos. Por ejemplo, si tu circunferencia es de 10,8 centímetros, el ancho nominal de preservativo que debes usar es de 54 mm. La mayoría de preservativos van desde los 52 a los 56 mm, siendo los XL de unos 57 mm de ancho nominal, pero hay marcas con anchos nominales especiales que pueden llegar a los 69 mm.

¿Cuáles son las mejores marcas de condones?

Las mejores marcas de preservativos que puedes usar son marcas con una trayectoria en el mercado que habla por sí misma: Durex, Control, Mysize para tallas especiales? Son solo algunas de las mejores marcas que encontrarás en la condonería de Diversual.

¿Qué es un preservativo?

Los preservativos son una de las soluciones más sencillas y eficaces para evitar los embarazos y la transmisión de enfermedades sexuales. Es un producto con miles de años de historia, empleado ya por antiguas civilizaciones como la egipcia.

Los primeros preservativos físicos encontrados se remontan al siglo XVI. Se fabricaban en cuerpo o en tripa animal y, aunque eran mucho más incómodos que los condones de hoy en día cumplían con esa misma función.

En la actualidad, los preservativos se fabrican tanto en materiales naturales como sintéticos, se comercializan con diferentes tamaños y texturas y son tan finos que apenas se notan.

Los más comunes son los preservativos de látex o caucho natural. No obstante, existen preservativos de otros materiales que son aptos para las personas alérgicas.

¿Qué tipos de preservativos hay?

Algo tan íntimo como un preservativo tiene que adaptarse perfectamente a las necesidades del usuario. De su diseño y particularidades dependen en gran medida el nivel de protección y el grado de satisfacción de un encuentro íntimo.

Debido a esta necesidad de adaptación, en el mercado existen infinidad de opciones. Si las expectativas de cada amante son diferentes, también lo son los modos en los que un condón puede ayudarle a que se cumplan.

Se podría hablar largo y tendido sobre los tipos de condones que existen en el mercado. Hemos intentado resumir los más comunes en este listado para que decidas cuál es el que mejor se adapta a tus exigencias.

Condones tradicionales

Son preservativos de látex, lisos, transparentes y con depósito. No llevan ningún tipo de extra salvo la lubricación que permite un uso seguro. Aunque los hay de diversos tamaños, el ancho nominal de un condón estándar está entre los 52 y los 56 mm.

Condones personalizados

Fuera de las medidas de los preservativos tradicionales están los de tallas especiales. Ha marcas como MySize especializadas en este tipo de condones.

No todos los chicos tienen un mismo volumen de erección y no disponer de un preservativo a medida puede resultar verdaderamente incómodo. Tanto si aprieta demasiado como si se queda algo holgado, practicar sexo con un preservativo que no es de tu talla pone en riesgo la seguridad de tus encuentros sexuales.

Las marcas fabricantes de preservativos personalizados ofrecen alternativas para las medidas que son más pequeñas o más grandes de lo habitual. Penes gruesos, delgados, cortos o largos, todos pueden beneficiarse de las ventajas de la protección hecha a medida.

Condones extrafuertes

Algunas prácticas sexuales requieren de un nivel de protección extra. El sexo intenso implica una mayor fricción y es necesario que el preservativo esté a la altura de las circunstancias.

Por este motivo también existen los preservativos reforzados o extrafuertes. También se suelen fabricar en látex, solo que en una versión algo más gruesa. Esto puede reducir en cierto modo la sensibilidad durante la penetración, pero a cambio te permite practicar penetraciones que se salen de lo habitual.

Los condones extrafuertes son los más utilizados para las relaciones son sexo anal. Este tipo de penetraciones son más intensas y un preservativo con cierto grosor evita el riesgo de ruptura.

Condones ultrafinos

En el lado opuesto de los condones extrafuertes están los preservativos ultrafinos. Esto no quiere decir que el condón sea menos seguro, pero sí que la experiencia de limitación está más orientada a un juego de intensidad media y máximo contacto íntimo.

El condón ultrafino está pensado para aquellas parejas que valoran más la sensibilidad que la potencia. Frente a los condones tradiciones, que presentan un grosor estándar en torno a los 0,065 mm, el condón ultrafino tiene un grosor medio de 0,045 mm.

Con los condones más delgados se gana en sensibilidad. Es algo que tanto los chicos como las chicas notarán durante la penetración.

Condones sin látex

Aunque se trata del material más empleado en la fabricación de este tipo de protección, los preservativos de látex no son los únicos que existen en el mercado. Las parejas alérgicas al látex también necesitan de protección durante el sexo, y los preservativos fabricados en otros materiales son igualmente seguros.

¿Qué llevan los condones cuando no son de látex? En este caso, en la fabricación se emplean algunos tipos de resinas o una goma sintética llamada poliisopreno. Estos materiales son muy resistentes y no generan reacciones alérgicas.

Al tratarse de un producto excepcional, los condones sin látex suelen tener un precio algo más elevado. Además, no existe un mercado tan extenso en cuanto a tamaños, sabores, colores o efectos.

Condones con texturas

La protección no está reñida al diseño liso tradicional. Hay muchos condones con formas en la superficie y resultan igual de eficientes.

La ventaja de los preservativos con texturas es que añaden otras alternativas de placer a los encuentros sexuales. Al tener una superficie con formas irregulares, la penetración se siente de un modo diferentes.

Los condones con texturas pueden tener una superficie acanalada, punteada o estriada. Cada forma proporciona una experiencia particular, por lo que no todos los preservativos con texturas provocan el mismo efecto.

Condones de sabores

Durante la práctica del sexo oral también es necesaria la protección así que, ¿por qué no ponerle un toque de sabor?

Los preservativos con sabores te permiten disfrutar de las felaciones más sabrosas. Suelen ser condones de sabores originales con un puntito goloso, para que te relamas de placer.

Entre los preservativos de sabores más habituales están los clásicos de fesa, vainilla y chocolate. Sin embargo, las marcas han ido ampliando esta carta básica para ofrecer otras opciones como los preservativos con sabor a fresas y champán o los de frutas tropicales.

Condones estimulantes

Esta categoría de preservativos con efectos hay un espacio reservado para los que tienen como objetivo ponerte a mil. En lugar de una lubricación tradicional, estos condones están impregnados con lubricantes de efecto afrodisíaco.

También se conoce por condones estimulantes aquellos que producen en el hombre o en la mujer una mayor sensibilidad. Los productos empleados en la lubricación generan un cosquilleo intenso que se traduce en orgasmos más placenteros.

Condones retardantes

Si lo que buscas es retrasar el placer y disfrutar del momento, para eso están los preservativos con efecto retardante. En este caso se recurre a un tipo de lubricación encargada de adormecer el pene para que no ofrezca una respuesta tan inmediata a las caricias.

Los preservativos retardantes no influyen en las características de la erección. Puedes mantenerte firme durante todo el encuentro sexual sin necesidad sin que ello implique que vas a llegar al orgasmo rápidamente.

Condones de efecto frío/calor

Son otra alternativa de estimulación. Puede presentarse de manera independiente o combinada con otras particularidades como los sabores, los colores o las texturas.

Utiliza los preservativos de frío/calor para añadir nuevas pinceladas de excitación a tus encuentros eróticos. Estos condones tienen la capacidad de hacer que el contacto íntimo con tu pareja se sienta de manera más estimulante y placentera.

Condones para mujer

Los preservativos femeninos son dispositivos de un solo uso que se colocan en el interior de la vagina. Lo más habitual es que estén fabricados en látex, por lo que no serían útiles para las parejas alérgicas a este material.

Los condones para mujer tienen un gran tamaño, en torno a los 17 cm de largo, y lo habitual es que se coloque antes de empezar a jugar, para evitar hacer una larga pausa cuando las cosas se ponen más ardientes.

Al contrario que el preservativo masculino, el condón femenino es un eficaz método anticonceptivo, sin embargo, no es tan eficiente protegiendo contra las enfermedades de transmisión sexual.

Packs de condones

No son realmente un tipo de condón sino un formato de compra. No todos los tipos de preservativos están disponibles en packs, pero en las variables estándar siempre encontrarás esta posibilidad.

Las cajas de preservativos con muchas unidades son un modo más económico de estar siempre protegido. También puedes recurrir a ellas para probar con diferentes opciones, ya que muchos de estos paquetes incluyen formas, colores y sabores diferentes.

¿Cómo usar un preservativo?

Los preservativos son elementos de protección activa durante tus encuentros sexuales, además de uno de los métodos anticonceptivos más eficaces que existen. Pero para que puedan cumplir con esta doble función es importante hacer un buen uso de ellos.

Para usar correctamente un preservativo sigue los siguientes pasos:

  1. Escoge un preservativo de tu talla. Si compras un condón más grande o más pequeño del que te hace falta, podrías tener problemas. El preservativo tiene que quedar lo suficientemente ajustado al pene como para que resulte cómodo, sin riesgo de que se mueva o de que una mala fricción acabe rompiéndolo.

    Para conocer el tamaño de preservativo que necesitas, debes medir la base del pene cuando esté erecto. Esto te permitirá conocer el ancho nominal.

    El ancho nominal y la longitud del pene son dos variables que generalmente están relacionadas. Por eso los condones con mayor ancho nominal también son más largos, y a la inversa.

  2. Comprueba la fecha de caducidad y el estado del preservativo antes de ponértelo. Aunque resulte muy sexy eso de desenvolverlo con la boca, es mejor no hacerlo porque podrías dañarlo con los dientes sin darte cuenta.

    Para evitar problemas de abastecimiento, lo mejor es adquirir los preservativos en packs de varias unidades y guardarlos en un lugar alejado de la exposición solar y de las altas temperaturas.

  3. Cuando extraigas en condón del embalaje, ten cuidado de no dañarlo con las uñas. Por supuesto, si en un despiste se te cae al suelo, no es un preservativo utilizable.

  4. Desenrolla el preservativo para colocártelo. Si no eres un experto en la materia, lo mejor es que las primeras veces te coloques el preservativo con algo de luz.

  5. Para poder ir desenrollando el preservativo sobre el pene, primero debes saber cuál es el lado correcto. El condón ya sale preparado del embalaje para que esto no suponga un problema pero, en cualquier caso, presta un poco de atención.

    El preservativo solo se desenrolla de forma fluida cuando lo estás haciendo por el lado correcto. ¿Un truco para no equivocarte? La posición del condón es la adecuada cuando parece que tiene la forma de un gorrito.

  6. Para desenrollar, coloca el anillo (en la posición correcta) sobre el glande, pero no metas el pene hasta el fondo. Tienes que dejar que el depósito se quede como un pequeño hueco vacío al final del condón.

  7. Aprieta el depósito entre el pulgar y el índice para que se mantenga en posición y ve tirando con la ora mano de la anilla del preservativo para ir desenrollándolo sobre el pene.

    Para que toda esta operación sea un éxito y la realices en apenas un par de segundos, el pene tiene que estar erecto o con la firmeza suficiente. Poner un preservativo en un pene flácido es una tarea complicada.

  8. Lleva el condón hasta la base del pene y no vuelvas a tocarlo. Si has escogido un preservativo de tu medida, tendrás la presión necesaria para que no se mueva de su sitio durante la penetración.

¿Cuál es el preservativo que más me conviene?

Tan importante como el placer es la seguridad. Encuentra entre los diferentes tipos de preservativos aquel que se ajusta mejor a las necesidades de cada momento.

¿Con qué material se fabrican los preservativos?

El material más común es el látex natural, una sustancia blanquecina que se obtiene del árbol del caucho. A pesar de ser un producto natural hay personas que experimentan alergias o una sensibilidad especial al látex. Para ellas existen líneas de preservativos fabricadas en materiales sintéticos (generalmente poliuretano) e hipoalergénicos, aptos para todo tipo de pieles.

Con independencia del material en el que están fabricados, los preservativos son un método anticonceptivo y de protección frente a las ETS altamente efectivo. Una barrera que cumple a la perfección con su cometido de evitarte problemas durante tus encuentros sexuales sin comprometer el placer.

¿Puedo usar cualquier tipo de lubricante con mis preservativos?

Es un tema al que debes prestar atención. En función del material del preservativo y de la base de composición del lubricante, estos serán o no compatibles entre sí.

Los preservativos de látex no se pueden emplear con lubricantes oleosos ya que estos pueden provocar su rotura, cosa que no sucede con los preservativos de poliuretano. Por otra parte, los lubricantes de base acuosa son compatibles con todo tipo de condones.

En cualquier caso, lo habitual es que todos los preservativos, con o sin látex, tengan cierta lubricación. Pero un extra de hidratación y deslizamiento en tus relaciones íntimas nunca está de más.

Condones a la carta: tipología, tamaños y formatos

Aparte de los materiales de fabricación, en nuestra sección de condones encontrarás propuestas hechas a medida.

En función de sus particularidades de textura, sabor o efectos, los condones pueden ser de varios tipos:

En cuestión de tamaños tampoco tendrás problemas ya que hay condones con diferentes anchuras nominales (la mitad del perímetro del condón) con medidas aptas tanto para las erecciones dentro de la media como para las tallas de preservativos XXL.

Y por último, escoge el formato. ¿Una cajita de dos preservativos para llevarlos siempre encima o un paquete de cien para que nunca falten en la mesilla de noche? Ten en cuenta que con el gran formato y los condones a granel puedes ahorrar mucho dinero.

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la enfermera especialista en obstetricia y ginecología (matrona) Laura Cámara.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.