Esposas Eróticas

Las esposas eróticas son un tipo de complementos del mundo bondage. Es un juguete para personas que quieren experimentar las sensaciones de la dominación. Puede ser más o menos serio, pero recuerda que siempre se trata de un juego, por eso todas nuestras esposas vienen con un mecanismo de seguridad y varios juegos de llaves para imprevistos. Esposa a tu pareja al cabecero de la cama y juego con el/ella, ¿te atreves?

por página
Mostrando 1 - 42 de 114 productos
Mostrando 1 - 42 de 114 productos

¿Qué son las esposas eróticas para bondage?

No sólo las prácticas de fetish o de sometimiento y dominación no se entenderían sin el uso de las esposas. Hay muchos juegos que, aun conservando su aire de velada inocencia, necesitan de este tipo de accesorios para poder desarrollarse con plenitud. El juego erótico tiene múltiples maneras de manifestarse y el hecho de utilizar esposas no siempre implica asumir roles de autoridad y sumisión en una relación.

Lo que sí resulta innegable es que el hecho de utilizar esposas en tus relaciones íntimas añade un extra de excitación que muy pocos juguetes eróticos, tan sencillos y comunes, son capaces de aportarte. El ‘amor atado’ es todo un clásico del sexo que no deberías dejar de probar en cualquiera de sus versiones.

Unas esposas sexuales para cada tipo de juego

Seguramente, antes de llegar hasta esta sección, al pensar en esposas te imaginabas el clásico accesorio metálico que llevaría un policía colgado del cinturón. Por supuesto que aquí encontrarás también esas esposas convencionales, pero a la hora de hablar de sexo el universo de posibilidades existentes es mucho más amplio.

Podría decirse que hay un tipo de esposas para cada tipo de práctica sexual. Teniendo en cuenta que el objetivo es hacer que éstas resulten más estimulantes, más eróticas y más satisfactorias, es de esperar que los accesorios que destinas a tus juegos se ajusten a la intensidad y la naturaleza de cada una de tus fantasías. ¿Necesitas un poco de inspiración?

  • Esposas metálicas: son todo un clásico y el accesorio preferido para los amantes de las experiencias más realistas. Esposas como las que utilizan los agentes de la autoridad, normalmente acompañadas de dos juegos de llaves para que puedas perder la cabeza pero nunca el control.

  • Esposas de peluche: una versión más amable de las esposas metálicas convencionales destinada a aquellas parejas que quieren disfrutar del ‘amor atado’ de un modo un poco más relajado. Colores llamativos, texturas mucho más suaves y en el fondo las mismas prestaciones que todas las esposas. Para que no tengas que renunciar ni a la comodidad ni al erotismo.

  • Esposas de neopreno: seguramente la opción más práctica para las parejas un poco despistadas y que anteponen la comodidad a todo lo demás. No tienes que utilizar llaves y se adaptan perfectamente al ancho de cualquier muñeca. Permiten múltiples combinaciones y vienen muy bien si las quieres utilizar con otro tipo de juguetes como cadenas o correas, pues ofrecen muchas más más opciones de configuración.

  • Esposas para muñecas y tobillos: cuando ya hayas adquirido cierta práctica en el uso de esposas, te interesará dar un paso más allá y no limitarte únicamente a la inmovilización de los brazos. Hay kits de esposas destinados a inmovilizar muñecas y tobillos, por separado o incluso al mismo tiempo para que mediante el uso de mosquetones o correas coloques a tu pareja en la postura que te resulte más adecuada para hacer realidad tus fantasías.