Guía de Ejercicios Kegel y Bolas Chinas

  • Guía de Ejercicios Kegel y Bolas Chinas

INTRODUCCIÓN

Lo más probable, y más si eres una mujer mayor de treinta, es que hayas oído hablar en algún momento de los ejercicios Kegel. Es posible que haya sido viniendo de una amiga que acaba de parir o de otra que empieza a notar los síntomas de la menopausia, pero aún no tienes claro lo que son y para que pueden servirte a ti.

No te preocupes porque estamos aquí para explicártelo absolutamente todo sobre las bolas chinas y los ejercicios de Kegel.

0. ÍNDICE

Si ya sabes algunas cosas sobre las bolas chinas y los ejercicios de kegel puedes ir directamente a la información que estés buscando a través del siguiente índice. En el caso de que no sepas nada te recomendamos leer los puntos en este orden.

1. ¿QUÉ SON LOS EJERCICIOS KEGEL?

El resumen más rápido que podemos hacerte sobre estos ejercicios es que son un tipo de acciones que se hacen para fortalecer el suelo pélvico. Con eso mejoraremos diversas cuestiones de nuestra vida que nos afectan ahora o que nos pueden llegar a afectar en el futuro:

  • Mejora tu vida sexual haciendo que las sensaciones de la penetración sean más intensas.

  • Aumenta el deseo de tener relaciones sexuales ya que estas serán mucho más apetecibles.

  • Aumenta la lubricación vaginal de forma natural.

  • Mejora tu vida sexual haciendo que las sensaciones de la penetración sean más intensas.

  • Previene la incontinencia urinaria.


2. ¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO?

El suelo pélvico son un conjunto de músculos que se encuentran entre el hueso pélvico hasta el coxis. Se trata de una banda muscular con la que se sostienen los órganos de la pelvis como la vejiga, la vagina, el útero y el intestino.

Suelo pélvico

Cómo puedes ver ser trata de un grupo muscular muy importante que puede debilitarse por muchas razones. Las causas más comunes del debilitamiento pélvico son:

  • El parto

  • La menopausia

  • Infecciones de orina

  • La edad

Que esta zona muscular se vaya debilitando en las mujeres es de lo más habitual y una de cada tres mujeres lo padece, en la mayoría de los casos sin saberlo.

Es por ello que la comunidad médica no duda en recomendar hacer los ejercicios Kegel para todas las mujeres adultas indistintamente de la edad. En algunos casos será para mejorar la vida de personas que padecen algunos síntomas del debilitamiento pélvico, y en otros será solamente preventivo, pero en todos los casos beneficioso.


3. FORTALECER EL SUELO PÉLVICO CON EJERCICIOS KEGEL.

Si has llegado hasta aquí es porque ya tienes clara importancia de ejercitar el suelo pélvico. A partir de ahora lo que vamos a contarte es cómo hacerlo de la manera más sencilla.

Cómo cualquier músculo de tu cuerpo, se trata de ejercitarlo de manera regular y localizado vamos a ver cómo:

  1. Localiza donde están los músculos de tu suelo pélvico. Puede parecer una tontería pero el primer paso antes de ejercitar cualquier músculo es ubicar exactamente dónde está y sentirlo.

    Para ello te proponemos un ejercicio: Cuando estés en el baño haciendo pis, interrúmpete a ti misma (sí, lo sé, es un poco raro!) pero verás como de esta manera entiendes cuales son y donde están exactamente los músculos de tu suelo pélvico.

  2. Ahora que ya sabes dónde están esos músculos es la hora de ejercitarlos. ¿Cómo? Pues haciendo contracciones. En el suelo pélvico encontramos dos grupos de músculos, los que responden a las contracciones rápidas y los que responden a las lentas.

    Una buena manera de hacerlos trabajar es haciendo contracciones y relajaciones de los músculos rápidas primero (manteniendo un segundo cada contracción y cada relajación), y lentas después (manteniendo cada paso tres segundos).

  3. Otro de los puntos importantes a la hora de trabajar el suelo pélvico es mediante la respiración. Debes mantener la respiración mientras contraes los músculos y soltar el aire mientras relajas la zona.

Hasta aquí serían los ejercicios de Kegel básicos que puedes hacer tu misma en casa sin ayuda de nada. Una rutina de estos ejercicios 3 veces al día durante 6 semanas te darán unos resultados que saltarán a la vista. Suena bastante costoso, ¿no?

¿Existe una manera más fácil de ejercitar el suelo pélvico? Sí, con unas bolas chinas


4. BOLAS CHINAS. ¿QUÉ SON?

Bolas chinasA pesar que su nombre hace referencia a China, las bolas chinas tienen su origen en Japón, por eso también se denominan bolas de geisha o Ben Wa Balls. Se trata de un par de bolas, normalmente unidas por un cordón, que a su vez tienen en su interior otras bolas más pequeñas que se mueven con los movimientos, chocando contra las paredes de la bola más grande.

En contra de lo que mucha gente cree, el principal objetivo de las bolas chinas es mejorar la salud y no el placer sexual, lo que no quita que a muchas mujeres las vibraciones internas puedan resultarles extremadamente placenteras.

No son las más comunes pero también existen modelos de bolas chinas con una sola bola, aconsejadas para principiantes o mujeres con desplazamiento de matriz, e incluso bolas chinas sin cordón.


5. TIPOS DE BOLAS CHINAS QUE EXISTEN

Como ya hemos dicho anteriormente existen gran variedad de bolas chinas. Las más comunes podían ser las siguientes:

  • BOLAS VAGINALES

    Se trata de dos bolas chinas unidas por un cordón (las más habituales).

  • BOLA ÚNICA

    Se trata de una sola bola (también de uso vaginal) unida con un cordón para facilitar su extracción.

  • BOLA SIN CORDÓN

    Muy usadas en contexto sexuales, se trata de bolas de mayor o menor tamaño que van sueltas.

  • BOLAS VIBRATORIAS

    Se trata de bolas chinas que disponen de un motor eléctrico en su interior, por lo que sus vibraciones son independientes del movimiento exterior y pueden programarse con mayor o menor intensidad. Como las anteriores también se usan en contextos más sexuales.

  • BOLAS ANALES O TAILANDESAS

    No se trata de bolas chinas como tal, ya que su único uso es sexual y son utilizadas para la estimulación anal. Comúnmente se denominan bolas chinas por su parecido a estas.

Quisiera aclarar al lector que si nos centramos en el objetivo de este artículo, que es explicar los ejercicios de Kegel, solo se asociarían a estos ejercicios los dos primeros grupos de bolas chinas, que son las que están recomendadas para usos en salud.


6. TAMAÑOS Y PESOS. ¿CUÁLES NECESITO YO?

Cuando hablamos de los tamaños y los pesos de las bolas chinas no debemos olvidarnos que estamos hablando de una herramienta de ejercitación muscular, por lo tanto esta debe estar acorde a nuestro estado físico actual. Es igual que ir al gimnasio y coger mancuerdas más ligeras o más pesadas que las que necesitamos.

Los tamaños suelen estar entre 2.5 cm y 3.5 cm de diámetro. Quizá para chicas muy jóvenes puede resultar un inconveniente pero la mayor parte de los casos el tamaño es lo que tiene menor importancia a la hora de usar bolas chinas, es mucho más importante el peso.

Debes tener en cuenta que el funcionamiento de estos ejercicios consiste en mantener las bolas dentro de la vagina. Por lo tanto el músculo que debe mantener las bolas en tu interior trabajará más dependiendo de la postura (tumbada, de pie, o en movimiento) y del peso de las bolas.

Pesos de las bolas chinas

7. MATERIALES DE LAS BOLAS DE GEISHA

Los materiales que se utilizan a la hora de fabricar bolas chinas también son muy variados. Algunos materiales pueden tener propiedades diferentes que hagan que te decidas por uno o por otro modelo. A continuación te decimos los pros y los contras de los materiales más comunes:

  • SILICONA

    Sin duda las bolas chinas más comunes son de silicona y nosotros pensamos que es material ideal para este tipo de producto. Primero por sus propiedades hipoalergénicas, ya que se trata de un producto que entra en contacto con las partes íntimas y debe ser los más respetuoso posible con el organismo, evitando así posibles infecciones.

    Por otro lado también le aporta una textura adecuada para las zonas íntimas. Si has tenido la ocasión de tocar algún juguete fabricado en este material habrás podido comprobar que al tacto es sedoso y aterciopelado, además la limpieza se realiza de forma sencilla con un poco de agua y jabón neutro.

    La silicona es un material que se adapta a la temperatura del cuerpo en cuestión de segundos, lo que hace aún más agradable a la hora de usar estos productos.

    Y por último y no menos importante la flexibilidad que aporta este material a las bolas chinas. El hecho de tratarse de un material más flexible ayuda en gran medida en los momentos de introducción o extracción de las bolas si la vagina no está muy lubricada.

  • METAL O VÍDRIO

    Se trata de materiales no porosos y fáciles de lavar. Además permite experimentar sensaciones con cambios de temperatura muy excitantes. Las bolas fabricadas en estos materiales están más pensadas en objetivos sexuales que saludables.

  • PVC, VINILO Y OTROS

    Se trata de materiales menos agradables al tacto pero que habitualmente salen más económicos. No tienen las mismas prestaciones que la silicona para este tipo de productos, pero con la higiene adecuada pueden conseguirse experiencias similares.


8. COLOCACIÓN DE LAS BOLAS CHINAS

Una de las primeras dudas que surgen cuando recibes en casa las bolas chinas es… ¿y ahora qué hago con esto? ¿Cómo debo colocarlas? ¿Cuánto tiempo debo llevarlas puestas? No te preocupes, aquí te explicamos todas las dudas una por una. Vamos a empezar:

¿Cómo colocarlas?

Las bolas chinas son facilísimas de colocar. Aquí te explicamos paso a paso cómo debes colocarlas:

  • Lo más importante es estar relajada. Así que busca el lugar donde más cómoda vayas a estar para colocártelas: sentada, tumbada en la cama, de pie…una vez claro la posición, lávate las manos y relájate.

  • Para empezar, es recomendable utilizar un lubricante de base agua (sobre todo para aquellas mujeres principiantes). Basta con poner un poco en las propias bolas chinas y si se desea, también un poco en la parte externa e interna de la vagina.

  • Una vez lubricada la zona, las bolas chinas se deben introducir como si se tratade de un tampón. Se introducen y con la ayuda de las manos se empujan un poquito hacia dentro hasta quedar las dos bolas introducidas. El hilo de las bolas (la gran mayoría lo llevan) quedarán fuera de la vagina. Si lo prefieres, puedes empezar con una única bola e ir notando cómo te sientes con ella.

  • Una vez ya estén dentro, hacer vida normal. Ahora toca hacer las actividades normales que sueles hacer en tu día a día. Si es la primera vez que las llevas las sensaciones que experimentarás pueden ser varias: desde tener la sensación de que se van a salir (no va a ocurrir) hasta no sentir nada. Dependiendo de cada mujer y de cómo de fuerte tenga el suelo pélvico las sensaciones a experimentar puede ser muy distintas.

Algo a dejar claro es que no hay que preocuparse en ningún caso. Es decir, si lo que sientes es nada (como si no las llevaras) no te asustes, el ejercicio lo estás haciendo igual, aunque no lo notes. Las paredes ejercitarán los ejercicios de contracción, aunque tú no lo notes (significará también que tus músculos están fuertes) y si lo que notas es que se te van a caer y van a salir, ¡tampoco te preocupes! Porque no va a ocurrir, tus músculos pélvicos se encargarán de contraerse para que no salgan, consiguiendo así ir trabajando su reforzamiento.

Ahora bien, algo que desde Diversual os aconsejamos es que si es la primera vez que vas a llevar bolas chinas, mejor las pruebes en casa. Simplemente porque si lo que sientes es, esa sensación comentada antes de que crees que van a salirse, estés en un lugar cómodo.

Si estás acostumbrada a llevarlas o te sientes desde el principio cómoda con ellas, te animamos a que te des un paseo. Piensa que el truco es dejar que la gravedad haga su función "forzando" a tus músculos a contraerse.

¿Cuánto tiempo se deben llevar?

En cuanto al tiempo recomendado, siempre es mejor hacerlo de una forma paulatina. De este modo es recomendable:

  • Empezar llevándolas al principio de 2-5 minutos por casa. Si estás cómoda, es recomendable llevarlas durante 15 minutos durante 2 semanas.

  • Una vez pasadas las 2 semanas, recomendamos subir a 30 minutos durante las siguientes 2 semanas.

En caso de notar algún tipo de molestia o sensación de agujetas, es recomendable disminuir el tiempo de llevarlas o descansar de ellas por unos días. Si las molestias no desaparecen siempre es recomendable hablarlo con tu ginecólogo/a.

Debes saber que las bolas chinas puedes llevarlas tanto tiempo desees, desde 1 día a la semana hasta los 7 días de la semana completa durante 2-4 meses. La musculatura pélvica pasado este tiempo debería estar fuerte y puedes descansar un par de meses si se desea. Pasado ese tiempo puedes volver a retomarlas. Esto puede ir en función de cómo te sientas tú.


9. PRIMEROS EJERCICIOS

Existen diferentes ejercicios que te ayudarán a sacarle el máximo partido a tus bolas chinas. Aquí ejercicios hay para todos los gustos y momentos. Toma nota que ¡empezamos!

  • 9.1 ÚSALAS TUMBADA

    Si al ponértelas y estar por casa de pie te notas incómoda o insegura, puedes probar a empezar tumbada en la cama o el sofá. Aunque aquí el efecto de la gravedad no ayude tanto, la musculatura pélvica se irá contrayendo para que no se desplacen y, aunque de forma menos intensa, también se hará ejercicio.

    Empezar con este tipo de ejercicios es perfecto también para aquellas mujeres con menopausia, aquellas sometidas a cirugías donde se vea afectada la musculatura pélvica o aquellas mujeres que hayan dado a luz recientemente.

  • 9.2 ÚSALAS DE PIE

    Para aquellas que no precisen empezar con los ejercicios explicados en el 8.1, pueden empezar directamente por estos. Consiste en introducir las bolas chinas en el interior de la vagina y caminar. Así de simple, caminar, ya sea por casa o dando un paseo. El peso de las bolas y la fuerza de la gravedad te harán creer que se van a escurrir y salir, pero es aquí donde tu musculatura vaginal hará su papel de contracción evitando que eso ocurra. Ejercitando así poco a poco tus músculos vaginales.

  • 9.3 VE CAMBIANDO LOS PESOS

    Para un ejercicio más completo y todavía más óptimo para tus músculos pélvicos existen diferentes pesos y diámetros de bolas chinas. Normalmente se suele empezar con bolas de mayor diámetro y menor peso. Y de forma gradual, ir a bolas chinas con mayor peso, pero menor diámetro. De esta forma conseguimos forzar cada vez más a los músculos para conseguir las contracciones necesarias para impedir que las bolas salgan.

    Es importante ir en ese orden. Si se empieza con un gran peso y pequeño diámetro podemos arriesgarnos a acabar con agujetas vaginales.

  • 9.4 MIENTRAS HACES OTRAS COSAS

    Como ya hemos comentado antes, si te sientes cómodas con ellas y ya estás acostumbrada, te animamos a que las uses al mismo tiempo que haces otras actividades de tu día a día de intensidad baja o media: dar un paseo, ducharse, aquellas actividades que hagas en casa o fuera de ella, pero evitando aquellas actividades de intensidad alta.

Ejercicios de kegel

10. ¿LOS EJERICICOS KEGEL MEJORAN MI VIDA SEXUAL?

Si no lo sabías, este punto te va a encantar. ¡Las bolas chinas mejoran tu vida sexual! ¿Cómo te has quedado?, ¿Todavía no sabes cómo?, aquí te lo explicamos:

  • Lo primero que debes saber es que el uso de bolas chinas aumenta la lubricación vaginal de forma normal y eso… influye también en la mejoría de tus relaciones sexuales.

  • El placer en tus relaciones sexuales aumentará. Al contraer tus músculos pélvicos ejercerás mayor presión sobre el pene o juguetito que estés/estéis utilizando, con lo que el roce y sensaciones mucho mayor. En caso de tener sexo con un hombre, esto le beneficiará a él también, pues tendrá mayor presión sobre su pene durante la penetración. Algo que seguro, le volverá loco de placer.

  • Mejoran los orgasmos, haciéndolos más intensos y frecuentes. Sí, lo que acabas de leer. Por si no lo sabías…normalmente tenemos entre 3-5 contracciones en un orgasmo. Con una musculatura pélvica fuerte los orgasmos pueden llegar a tener entre 10-15 contracciones. ¡Del doble al triple de contracciones!

  • Aumenta la libido. Después de todo lo expuesto en los puntos anteriores está claro por qué, ¿no? Pues eso, al sentir más en cada orgasmo y estar más lubricada el “peligro” que puedes tener es que…acabe apeteciéndote más, ¡mucho más!


11. LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE BOLAS CHINAS

Como todos los productos y juguetes de uso íntimo es muy importante una buena limpieza para un mantenimiento y uso lo más higiénico y antiséptico posible.

Se debe de tener en cuenta que lo que se busca es que no acaben siendo un caldo de cultivo para posibles gérmenes. Además, con una buena limpieza tras su uso evitamos también posibles humedades y olores (sobre todo en los materiales más porosos como la gelatina, el látex o caucho).

Es por eso que, para una correcta limpieza de tus bolas chinas, te recomendamos:

  1. Enguajar un paño con agua tibia y limpiar las bolas chinas con movimientos circulares o de arriba abajo (puedes también hacerles un enjuague rápido si lo prefieres).

    Ojo! Si se trata de unas bolas vibratorias, se debe evitar mojarlas directamente con agua, podría dañar el motor de vibración.

  2. Aplicar un poco del limpiador de juguetes, específicos para juguetes eróticos, para seguidamente secarlas con un paño seco o dejarlas secar al aire, en un lugar seco y ventilado sin exposición directa a fuentes de calor ni luz.


12. GUARDADO

Una vez tus bolas chinas estén limpias y secas, para un buen guardado, te recomendamos que las metas en la bolsita de tela (con la que suelen llegar muchas) y dejarlas en un lugar seco y fuera de la exposición directa de luz y calor (un armario o cajón es perfecto). Para aquellas que no vengan con bolsita, puedes guardarlas o bien en su caja original o en alguna cajita que tengas por casa (limpia, desinfectada y seca antes).


13. GARANTÍA

Cómo ya debes saber, en diversual todos los productos tienen una garantía de 2 años, por lo que si tienes algún problema con ellos puedes ponerte en contacto con nosotros y resolveremos la incidencia. ¡Queremos que siempre tengas tus bolas chinas como el primer día!

Garantía de 2 años con Diversual