Conoce tu tipo de vulva y cómo obtener más placer

Conoce tu tipo de vulva y cómo obtener más placer

|

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la ginecóloga y obstetra Miriam Al Adib el 23 de diciembre de 2020.

Ya lo sabes, cada persona es única y si no lo sabes, te lo decimos nosotros: ¡eres únicx! y en cuanto a tu anatomía se refiere, también. Por eso, existen tantos tipos de vulvas como personas, pero también es cierto que todas ellas están formadas por las mismas partes.

Empecemos por el principio, la anatomía de tu querida vulva.

La vulva engloba aquello que forma parte de los genitales femeninos que podemos ver externamente e incluye los labios vaginales, el clítoris, la abertura vaginal y el orificio uretral (por donde se orina).

Cada persona es única, cada vulva también.

¡Cuidado! Algunas personas hablan de vagina cuando realmente se refieren a la vulva y realmente, la vulva solo incluye la entrada de la vagina.

Todas las vulvas son únicas y, aunque tienen las mismas partes anatómicas, la morfología de estas puede ser diferente. La clasificación de los tipos de vulva que verás a continuación se realiza con el fin de explicar las peculiaridades que pueden tener las distintas partes y tener en cuenta estas diferencias a la hora de sentir placer.

Hemos realizado una clasificación ficticia de tipos de vulvas, pero puedes tener también mezclas morfológicas de cada uno de los tipos de vulvas expuestos en este artículo, o que tengas características mezcladas de una y otra. Todas, absolutamente todas las vulvas son perfectas como son y son capaces de obtener y recibir placer.

Ahora que ya lo tenemos claro, decirte que no hay 2 vulvas que sean iguales y aunque están compuestas por las mismas partes básicas, cada una de ellas puede variar en cuanto a su morfología y posición.

Esquema de la vulva

Ahora ya podemos ir a lo importante: vas a descubrir cómo disfrutar más según tus peculiaridades morfológicas y sensitivas de tu vulva. ¡Vamos allá!

¡Ha llegado el momento de conocer cómo es tu vulva!

1. EL OJO CERRADO O LA BARBIE

Se trata de un tipo de vulva que puede ser muy deseada porque parece muy estética, pero sabemos que es muy poco común. En este tipo de vulva los labios mayores cubren por completo a los menores, quedando éstos totalmente ocultos.

Se las conoce también como vulvas de ojo cerrado porque, si la ves horizontalmente, la forma de la vagina se asemeja a la de un ojo cerrado. También se conoce como tipo Barbie porque es la tienen las muñecas.

Vulva tipo barbie

Vulva tipo barbie

2. EL BUÑUELO

Este tipo de vulva es muy similar a la anterior, pero en este caso los labios mayores son más carnosos y mullidos (como si estuvieran inflamados) sobresaliendo del hueso púbico. Esto puede ser debido a que son algo mayores, más gruesos o simplemente largos y quedan colgando. Al contrario que la anterior, este tipo de vulvas son las más comunes.

Vulva tipo buñuelo

Vulva tipo buñuelo

De forma similar a la anterior, las zonas erógenas están “escondidas”, por lo que podría ir bien estimular de forma adicional el clítoris o realizar posturas en la que la fricción de las pelvis sea mayor.

Si conoces tu tipo de vulva, descubrirás nuevas formas de sentir más placer. ¡Autoconócete!

3. LA MARIPOSA

Se trata de uno de los tipos de vulvas más comunes y a la vez la que mayor inseguridad puede dar por cómo son los labios interiores. Desde aquí te decimos que sea como sea tu vulva, es perfecta, así que ¡fuera complejos!

En la vulva tipo mariposa, los labios interiores son más grandes y/o largos sobresaliendo completamente sobre los exteriores. A veces quedan totalmente abiertos sobre los mayores simulando alas de mariposa, de ahí que su nombre más común sea este.

Vulva tipo mariposa

Vulva tipo mariposa

4. EL TULIPÁN

Tal y como su nombre indica, este tipo de vulva se parece a una flor floreciendo o a punto de hacerlo y es que los labios menores, se dejan entre ver a lo largo de los labios mayores. A diferencia de la vulva tipo “mariposa”, los labios menores quedan mayoritariamente cubiertos, pero también algo expuestos.

Vulva tipo tulipan

Vulva tipo tulipán

5. LA FLAMENCA

En este caso, los labios menores también sobresalen sobre los mayores. Lo más característico de este tipo de vulva es que los labios menores tienen pliegues y están ondulados y caen como si de una falda flamenca se tratara.

Vulva tipo flamenca

Vulva tipo flamenca

6. LA LLAMA OLÍMPICA

En este tipo de vulva el clítoris queda totalmente cubierto por el capuchón (como si del prepucio del pene se tratase). Tiene este nombre por la forma que tiene. Con la excitación el capuchón se retrae y el clítoris queda descubierto.

Vulva tipo llama olímpica

Vulva tipo llama olímpica

7. LA HERRADURA

Quizá este es el nombre más gráfico. Es este tipo de vulvas los labios menores quedan algo expuestos sobre los mayores en la parte superior de la vagina. A medida que se extienden los labios menores van quedando ocultos por los labios mayores en la parte inferior, dibujando así una especie de herradura.

Vulva tipo herradura

Vulva tipo herradura

8. EL PERCEBE O LA OSTRA

Lo que más destaca de este tipo de vulva es su clítoris. Se les llama cisne, percebe u ostra al tipo de vulvas que tienen un clítoris más grande de lo común que queda bastante descubierto. Es una característica que facilita, en principio, la localización y su estimulación. 

Vulva tipo ostra

Vulva tipo ostra

COSAS A TENER EN CUENTA SEGÚN TU MORFOLOGÍA Y SENSIBILIDAD

Estas son nuestras recomendaciones, pero cada persona es un mundo y además de la morfología, influye el mapa sensitivo de cada persona, la distribución y concentración de terminaciones nerviosas que es particular de cada unx.

Factores que pueden influir: anatomía de la vulva, morfología de las distintas partes, sensibilidad, distribución de terminaciones nerviosas, concentración de las mismas, te puede ir mejor un tipo de postura y ciertos complementos eróticos.

Cada persona debe encontrar lo que le va mejor y solo podrá descubrirlo probando distintas posturas y complementos.

En el caso de que el clítoris esté más escondido, sea más pequeño, menos sensible o los labios sean más grandes y lo tapen en menor o mayor medida puede ayudar a disfrutar más aquellas posturas en las que se tenga acceso manual fácil a la vulva para poder estimularla al mismo tiempo que se produce la penetración.

Puesto que la mayor parte de las zonas erógenas y el clítoris están cubiertas por los labios exteriores, la estimulación a veces tiene que ser más concienzuda para sentir mayor placer. Un movimiento circular o en zigzag es el que más ayudará a subir la excitación e incrementar el placer.

Las posturas que proporcionan más placer son aquellas en las que se tenga acceso manual fácil a la vulva para poder estimularla al mismo tiempo que se produce la penetración.

No hay que olvidar que la estimulación manual durante el coito puedes realizarla tú mismx o tu pareja con ayuda de los dedos o de algún juguete erótico como un vibrador, un masajeador o bala vibradora.

  • El 99 o postura de la cuchara podría ayudar a lograr el orgasmo en estos casos porque, al conservar las manos libres, tu pareja puede acceder de forma sencilla a tu clítoris, estimularlo y retirar los labios si es necesario.

  • Otra postura que puede contribuir a incrementar el placer podría ser la famosa postura del perrito  en la que las piernas pueden abrirse en menor o mayor medida regulando así la exposición de la vulva. 

    Postura del perritoPostura de la cuchara

    Postura del perrito / Postura de la cuchara

  • La cuchara invertida en la que lxs dos estáis enfrentadxs, con las manos libres para acceder perfectamente al clítoris, ya sea con vuestras manos o algún juguete. Además, dicen que ¡es de las más románticas!

  • Posturas como la L te dan libertad para rodear su cintura con tus piernas y hacer presión mientras tu pareja realiza una penetración profunda. Puede ser recomendable retirar manualmente los labios antes del acercamiento de las pelvis para facilitar un mayor contacto con el clítoris..  

    Postura de la cuchara invertidaPostura de la L

    Postura de la cuchara invertida / Postura de la L

Hay posturas que permiten el acceso al clítoris retirando los labios interiores, aunque si los apartas con tus dedos, cualquier postura podría ayudar a estimular el clítoris. En general, cuando el clítoris está más tapado por los labios o el capuchón, cuanto más abiertas estén las piernas, más fácil será el acceso a él.

  • La postura del borde de la cama es una excelente forma para llegar al orgasmo en estos casos. Al poder tener las piernas abiertas o levantadas, la vulva queda expuesta y posibilita la estimulación del clítoris y los labios internos, bien con las manos o con el contacto con su pelvis. 

  • La postura de la catapulta facilita el desplazamiento de los labios es una de las posturas favoritas tanto para personas con vulva como para personas con pene, ya que favorece una penetración profunda.

    Postura de la catapultaPostura del borde de la cama

    Postura de la catapulta / Postura del borde de la cama

En el caso de clítoris más expuestos o más sensibles sería bueno optar por posturas en las que la persona que recibe la penetración es la que dirige el movimiento.

  • La amazona en la silla sería una buena opción. La persona que va a recibir la penetración se sienta sobre su pareja con las piernas por los lados, estando la pareja sentada o tumbada. Esta postura permite estimular los pechos, el trasero, incluir abrazos, besos, caricias... ¡lo que quieras! 

  • Otra postura ideal para este tipo de vulva sería la vaquera en la que el la persona que está debajo puede excitarse mucho al tener una visión de todo lo que está ocurriendo. La persona que está arriba marca el ritmo y controla la velocidad, profundidad y el ángulo de penetración mientras se estimulan con las manos o no.

    Postura la amazona en la sillaPostura de la vaquera

    Postura del dominante / Postura de la vaquera

Lo más importante es conocerte tanto anatómicamente como a nivel de sensibilidad, solo así podrás conocer qué prácticas, formas de estimulación y posturas te van mejor a ti.

Ningún tipo de vulva es mejor que otra y todas te permiten sentir placer. Conócete y permítete disfrutar más.

Sea como sea tu vulva, cada persona es un mundo y nadie como tú para conocerte y saber cuáles son tus posturas favoritas y lo que más te gusta hacer y que te hagan. Lo mejor es tener una buena comunicación con tu pareja, le ayudes a conocerte y así poder disfrutar los dos al máximo.

No es la morfología de tu vulva lo que determina la cantidad de placer, sino todo lo que rodea al acto sexual, desde el contexto, los juegos previos, el momento de la penetración... Lo importante es disfrutar de la experiencia de principio a fin.

Como ya te hemos contado, la función de esta clasificación es simplemente explicativa, para ayudarte a entender mejor las diferencias morfológicas que pueden existir entre unas vulvas y otras.

517910356

Después de conocer las diferentes morfologías que puede tener una vulva y comprobar que ninguna vulva es mejor que otra ni te impide sentir placer, ya no tienes excusas para no tener más y mejores experiencias. 

BIBLIOGRAFÍA

  • Emhardt E, Siegel J, Hoffman L. Anatomic variation and orgasm: Could variations in anatomy explain differences in orgasmic success? Clin Anat. 2016 Jul
  • Todas las imágenes de este post han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Publicado en: Vulvas, Academia erótica.
Lorena Martínez
Lorena Martínez

Licenciada en psicología por la universidad Miguel Hernández de Elche y especializada en salud sexual. Redactora de contenidos sobre sexualidad y relaciones de pareja en diferentes medios. Sexóloga para Diversual desde 2017.

Blog