Beso de Singapur, qué es y cómo disfrutarlo

Beso de Singapur, qué es y cómo disfrutarlo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga y sexóloga Elena Crespi el 30 de agosto de 2022.

Poner nombre a diversas prácticas nos ayuda a identificar una diversidad de juegos sexuales que nos pueden ayudar a mejorar nuestro bienestar sexual. Hoy quiero hablarte de el Beso de Singapur, una técnica muy sencilla que puede multiplicar tu placer y, también, el de tu pareja sexual.

Mapa Singapur

No hace falta viajar hasta Singapur para disfrutar de esta práctica.

¿QUÉ ES EL BESO DE SINGAPUR?

Quizás te preguntas qué es el beso de Singapur y si tú puedes hacerlo. Puedes hacerlo si tienes vagina ya que se hace a través de las contracciones voluntarias de la musculatura vaginal. Es un juego placentero para quien lo hace y, también, quien lo recibe. Esta técnica que tiene su origen en el tantra necesita algunos ingredientes para poder hacerla: una vagina y además un pene.

Aunque de inicio, parece que solo proporciona placer en el pene, nada más lejos de la realidad. Es cierto que es el pene el que sentirá cómo la vagina se contrae ya que el juego se hace durante este tipo penetración y notará unas sensaciones distintas a las habituales. Pero es que la persona con vagina también podrá beneficiarse del placer de estas contracciones vaginales llegando a poder experimentar orgasmos más intensos.

Desde Diversual queremos darte trucos para que la penetración se salga del modelo tradicional del mete-saca. Cualquier persona que tenga vagina que se relacione con cualquier persona que tenga pene, y viceversa, puede disfrutar de esta técnica yendo más allá de la penetración salvaje y rápida que hemos aprendido. ¿Te apetece gozar lentamente o más allá de los empujes de la penetración? Entonces sigue leyendo que te voy a contar cómo llevar a cabo el beso de Singapur y cómo hacerlo aún mejor.

Qué es el beso de Singapur

¿Qué es el beso de Singapur?

¿CÓMO HACER EL BESO DE SINGAPUR?

El primer paso para poder dar el beso de Singapur necesitas tener conciencia de tu musculatura vaginal y que ésta tenga un buen tono. Para saber si los músculos del suelo pélvico están en buena forma puedes hacer una revisión con una fisiosexóloga (una fisioterapeuta especializada en el suelo pélvico). Ella será quien te dirá en qué estado está tu suelo pélvico y te recomendará diversos ejercicios para fortalecer los músculos, en caso de tenerlos poco tonificados, o para mantener el buen tono muscular.

Pero estás aquí para saber cómo se hace el Beso de Singapur, ¿verdad? Es muy sencillo: cuando tengas conciencia sobre cómo relajar y tensar tu musculatura vaginal puedes ir haciendo esas contracciones durante la penetración vaginal con un pene, ¡así de fácil es dar este "beso" tan maravilloso!

En el momento en el que el pene esté en el interior de la vagina, puedes contraer y relajar la musculatura al ritmo que consideres. Una forma puede ser contraer y aguantar 2- 3 segundos y soltar, luego repetirlo algunas veces seguidas. La persona que está compartiendo las relaciones sexuales contigo notará los movimientos musculares y al sentir la presión y la relajación que tu vagina ejerce sobre el pene, sentirá sensaciones muy placenteras.

Algo a tener en cuenta es que no siempre lo tienes que hacer cuando el pene está completamente dentro de la vagina, podéis jugar a realizar las contracciones a distintas alturas del pene (punta, medio, final). También podéis introducirlo en diferentes momentos de la relación sexual, más al principio, más cerca del momento de llegar al orgasmo. La idea es añadir la mayor variación posible para ir descubriendo cómo y cuándo disfrutáis más de este "beso" tan especial.

Técnica del beso

Técnica del beso de Singapur.

¿CÓMO MEJORAR LA PRÁCTICA DEL BESO DE SINGAPUR?

Ya hemos comentado que para hacer bien el beso de Singapur deberías tener una musculatura pélvica en buen estado y quiero darte algunos trucos para que lo hagas mucho mejor. Te recomiendo un par de ejercicios que fortalecerán tus músculos vaginales y eso te permitirá presionar con más intensidad el pene con el que juegues durante la penetración:

  • Los ejercicios de contracción y relajación vaginal, conocidos como ejercicios de Kegel.

  • Los ejercicios abdominales hipopresivos.

Cuando tengas esa conciencia muscular y goces de un buen tono, la fisioterapeuta de suelo pélvico o la sexóloga te recomendaremos que utilices las bolas chinas, que te echarán una mano con el buen mantenimiento pélvico.

Lo que me encanta del beso de Singapur es que puedes hacerlo de manera lenta mientras ambos gozáis de las sensaciones que el cuerpo os regala. También puedes contraer la vagina a más velocidad. Y, evidentemente, puedes variar la intensidad de las contracciones: desde una contracción suave hasta una contracción mucho más fuerte. Lo importante es que encontréis el ritmo y la intensidad a la que os guste jugar a las dos personas (o más) que compartáis el juego.

Imagina esta escena: dos personas teniendo penetración pene-vagina. Pero no la que la pornografía mainstream o las comedias románticas nos muestran. Imagina dos cuerpos desnudos, jugando a la penetración de manera estática, respirándose y jadeando en la oreja de le otra persona, sintiendo un gran placer solamente con el juego de hacer contracciones vaginales o de recibir las contracciones que la vagina hace. Es una escena que me encanta y que rompe con el estereotipo de penetración al que estamos tristemente tan acostumbrados, ¿verdad? ¡Pues te animo a probarlo!

Mejorar el beso de Singapur

Mejorar la práctica es posible.

BENEFICIOS DE PRACTICAR EL BESO DE SINGAPUR

Este juego es una herramienta muy útil para mejorar la sexualidad individual y acompañada. Se me ocurren un montón de beneficios. Te los comparto para que valores si deseas iniciarte en el beso de Singapur:

  • Tomar conciencia de tus sensaciones corporales y genitales.

  • Dar importancia y mantener el tono de la musculatura pélvica: eso te ayudará, no solamente a mejorar las sensaciones sexuales, sino que te permitirá evitar las incontinencias en un futuro.

  • Experimentar sensaciones nuevas: tanto si eres quien da el beso como quien lo recibe despertarás nuevas sensaciones en el juego sexual.

  • Mejorar la comunicación en pareja: este juego te permite hablar sobre qué sientes tú y qué siente la otra persona durante el juego, qué tipo de estimulación os gusta más, etcétera.

  • Mejorar la complicidad en pareja: hablar, jugar, divertirse y variar el juego son vitaminas para la complicidad.

  • Variar el juego sexual y no caer en la monotonía: hacer siempre lo mismo y recurrir siempre a la penetración de la manera “tradicional”, puede apagar la chispa de la pasión en pareja. Cuando se incorporan pequeñas o grandes novedades en el juego erótico evitamos aburrirnos haciendo siempre lo mismo y las experiencias sexuales mejoran.

  • Seguir experimentando sexualmente: descubrir nuevas técnicas y ponerlas en práctica, nos permite confirmar que la sexualidad es algo que siempre está en proceso de aprendizaje, no es algo estático y pueden existir nuevos placeres esperados a ser descubiertos.

Beneficios del beso

Beneficios del beso de Singapur.

Ahora que ya sabes lo que es el beso de Singapur te animo a que lo pruebes. Y te propongo otro truco que quiero que mantengas en secreto: hazlo un día sin decírselo a tu pareja. A ver si se da cuenta y si percibe que estás haciendo algo distinto en vuestro juego sexual.

Puedes ir variando y hacerlo, de vez en cuando, sin avisarle (siempre y cuando le guste el juego) y, también, podéis tener encuentros en los que el beso de Singapur sea el protagonista y los dos pongáis toda vuestra atención en sentir vuestros cuerpos contraerse y sintiendo presión. Erotizad el ambiente, manteneros en silencio, respirad o jadead en la oreja de la otra persona, hablad, chillad… lo que más os excite.

Ahora solo queda, ponerlo todo en práctica y disfrutar de esta experiencia tan erótica.

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional Todo el contenido de este artículo pertenece a Diversual y tiene una licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional. Para usar el contenido es necesario nombrar a la fuente con un enlace.

Elena Crespi
Elena Crespi

Licenciada en Psicología, Elena está especializada en terapia de pareja, sexología, terapia familiar y psicología perinatal, especializándose con diferentes masters y postgrados. Creadora de Meràkia, su proyecto abarca diversos servicios de psicoterapia, coaching, sexología… Ver más.

Blog