Punto G femenino: qué es, dónde está y cómo estimularlo

Punto G femenino: qué es, dónde está y cómo estimularlo

|

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga y sexóloga Rosa Navarro el 17 de agosto de 2021.

Quizá ya has oído hablar del archiconocido punto G, pero a la hora de la verdad ¿sabes dónde está? ¿Te gustaría aprender cómo estimular uno de los puntos más buscados de la anatomía femenina?

Una de las consultas que más se repite en los buscadores web es ¿dónde está el punto G?

El famosísmo punto G

El famosísimo punto G entra en escena.

Te ayudamos a descubrir y disfrutar del misterioso y placentero punto G.

517916037

¿QUÉ ES EL PUNTO G?

Empecemos por el principio: El punto G recibe su nombre por el apellido del doctor que lo descubrió, Grafenberg, en 1944. Al contrario de lo que se cree no es un punto como tal, sino más bien una zona situada en la pared vaginal.

El punto G es una zona de la pared vaginal con más sensibilidad, que además coincide con la prolongación del clítoris.

El punto G y el clítoris

El punto G y el clítoris están más relacionados de lo que crees.

¿DÓNDE ESTÁ EL PUNTO G?

La zona del punto G, estimulada correctamente, puede dar muuuucho placer intensificando las sensaciones y los orgasmos, pero ¿dónde está situada exactamente?

El punto G se encuentra en el frontal de la pared vaginal, entre unos 3 a 5 centímetros de la entrada de la vagina.

¿Dónde está el punto G?

¿Dónde está el punto G?

Si te fijas bien, verás que el el punto G coincide con la zona en la que acaba la parte interna del clítoris, lo cual indica aún con más motivo que esta zona sea una parte tan sensible de la anatomía.

Anatomía de la vulva

Anatomía de la vulva.

Así se explica la relación directa entre punto G y clítoris, demostrando a su vez que no existen dos orgasmos diferentes, sino uno solo, aunque bien sea cierto que las sensaciones pueden ser distintas. Pero lo más importante de todo este aprendizaje es que para alcanzar el clímax, necesitas estimular el clítoris de una forma más o menos directa.

Alrededor del 45% de las personas tienen dificultad para encontrar su punto G.

Ahora que ya sabes qué es el punto G y dónde está situado, vamos a contarte cómo encontrarlo.

Buscando el punto G

En busca del punto G.

Para localizar el punto G, la mejor postura es aquella en la que te encuentras tumbadx boca arriba, sobre tu espalda, y lo más relajadx posible.

Ahora deberás introducir los dedos índice y corazón en la vagina y curvarlos hacia arriba, como si estuvieses haciendo un movimiento de “ven aquí”.

Ya sea porque estás tratando de localizar tu punto G o estás intentándolo en tu pareja, hay tres cosas que debes tener en cuenta para saber si vas por buen camino:

  • La zona tiene una textura diferente al resto de la pared de la vagina, más bien rugosa.

  • Al estimular esa zona, sentirás como ganas de orinar.

  • Con la excitación, la zona G comenzará a hincharse y a endurecerse ligeramente debido al flujo de sangre.

¿CÓMO ESTIMULAR EL PUNTO G?

No todas las personas experimentan una sensación agradable desde el principio al estimular el punto G. Por eso queremos decirte que estés tranquilx, date tiempo a sentir a tu manera.

El punto G es una zona muy sensible, por lo que si se estimula de forma precisa, puede llevarte a una fuerte excitación sexual provocando orgasmos más intensos y prolongados.

Además, ¿sabías que ese punto es uno de los responsables del tan nombrado squirt? En nuestra guía completa sobre cómo conseguir este fenómeno sexual te lo contamos. 

Juguetes para estimular el punto G

Si manualmente no llegas a disfrutar del squirt porque no lo consigues, o sientes que quieres probar otras formas de experimentarlo, puedes recurrir a los juguetes eróticos.

Los juguetes eróticos de tipo punto G saben dónde está tu punto G sin que se lo digas. ¿Es magia? ¡No! Es la experiencia.

520552641
  • Succionadores de clítoris:  

    Los succionadores permiten una estimulación completa de este órgano tan importante en la sexualidad, tanto de forma interna como externa, y de manera indirecta a través de su membrana.

    Existe un succionador para cada necesidad, desde succionadores con App como el Satisfyer Curvy 2+, con ondas sónicas como el Sona 2 Cruise de Lelo, hasta el archiconocido Satisfyer Pro 2

    Succionadores

    Satisfyer Pro 2, Satisfyer Curvy y Sona Cruise de Lelo.

  • Dildos especiales para el punto G: 

    La forma curvada de su punta es ideal para explorar la estimulación del punto G sin necesidad de vibración. Su curvatura especial hace que estos juguetes alcancen muy fácilmente la zona G, difícil de alcanzar con otro tipo de juguetes. El Ella Rosa intenso y el The boss stub dildo son ideales para empezar a explorar tu punto G.

    Buscando el punto G

    Ella Rose Intenso y Amor The boss stub dildo.

  • Vibradores punto G  

    Este tipo de vibradores tienen uno de sus extremos más curvados, para alcanzar con facilidad esa zona concreta de la pared vaginal a la que otro tipo de vibradores no puede llegar.

    Solo tienes que elegir el vibrador que mejor se adapte a ti, como Sharkin o el Bend it vertebrado y ¡a disfrutar!

    Sharkin y bendit

    Vibrador Sharking y Bend-it vertebrado.

  • Vibradores conejito 

    Los vibradores la conejito son un 2x1 del placer en toda regla. Su forma curvada en la punta y su pequeño bracito te permiten disfrutar de una doble estimulación simultánea en el clítoris y el punto G.

    Nuestros favoritos son el Dolphin y el Conny

    Dolphin y Conny

    Dolphin y Conny.

Posturas para estimular el punto G

Las mejores posturas para estimular el punto G son aquellas en las que el pene puede alcanzar esta zona con más facilidad y tiene contacto directo con él.

Ten en cuenta que esto dependerá de muchas otras cosas como el tipo de pene. Algunas personas tienen una ligera curvatura en el pene erecto que puede ayudar a estimular la pared vaginal frontal que favorece llegar al punto G con facilidad.

Escoge cualquiera de las posiciones que te recomendamos a continuación y ¡a disfrutar!

  • LA VAQUERA

    Esta postura está indicada para estimular el punto G, y además que sea la persona con vulva la que tenga el control de la penetración. La persona que va a penetrar se tumba boca arriba, sobre su propia espalda, mientras que la persona penetrada se sienta sobre ella, con las rodillas semiflexionadas como si estuviese cabalgando (y sí, lo has adivinado, ¡de ahí su nombre).

    La vaquera

    Postura de la vaquera.

  • EL VENTILADOR

    En esta postura, la persona que va a recibir la penetración se coloca de pie, pero con los brazos apoyados sobre una superficie elevada e inclinando su cuerpo hacia adelante. La persona que penetra lo hace desde atrás, de pie, como lo haría en la posición del perrito, pero elevadx.

    El ventilador

    Postura del ventilador.

  • LA AMAZONA

    Esta postura es una variante de la amazona original, pero sobre una silla. La persona que va a ser penetrada se sentará sobre la otra con las piernas abiertas sobre sus caderas. Así, el grado de la penetración se puede controlar desde esa posición.

    La amazona

    Postura de la amazona.

  • LA MONTAÑA MÁGICA

    Esta postura se disfruta mejor con unos cojines o una almohada como ayuda para apoyaros. La persona que será penetrada abraza los cojines para estar más cómodx, colocándose de rodillas. La persona que va a realizar la penetración se coloca desde atrás, apoyándose a su vez sobre la espalda haciendo que el pecho descanse sobre ella.

    La montaña mágica

    Postura de la montaña mágica.

Ahora que ya sabes qué es el punto G déjanos decirte lo más importante: no te obsesiones con encontrarlo. Limitarte a encontrar la zona G durante una experiencia sexual puede hacer que te bloquees y no disfrutes todo lo que deberías si no lo consigues.

BIBLIOGRAFÍA

  • Puppo V, Gruenwald I. Does the G-spot exist? A review of the current literature. Int Urogynecol J. 2012 Dec.
  • Ostrzenski A. G-Spot Anatomy and its Clinical Significance: A Systematic Review. Clin Anat. 2019 Nov.
  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Publicado en: Vulvas, Academia erótica.
Rosa Navarro Sánchez
Rosa Navarro Sánchez

Licenciada en Psicología por la universidad Miguel Hernández de Elche y Máster en Salud Sexual y Sexología Clínica en la UNED. He realizado cursos de Sex Coaching y Terapias Sexuales por la UMH y especialización en Sexualidad positiva. Ver más.

Blog