Clásicos

Los vibradores clásicos corresponden a la categoría más común dentro del campo de los vibradores. Existe una amplia gama en formas y tamaños así como en colores y materiales. Son los vibradores más simples y que poseen una gran facilidad de uso. En diversual.com te ofrecemos muchas marcas, precios y opciones para seleccionar la que más se ajuste a tus necesidades.

por página
Mostrando 1 - 25 de 155 productos
Mostrando 1 - 25 de 155 productos

¿Qué son los vibradores tradicionales o clásicos?

Comenzaron siendo una herramienta terapéutica para luego convertirse en los dispositivos de autoestimulación más populares y, desde hace algún tiempo, en un complemento más de los juegos de pareja.

Los vibradores clásicos son la esencia de la masturbación con penetración y para familiarizarse con el extenso mercado de los juguetes eróticos no hay nada mejor que empezar con un dispositivo como este, tan básico como imprescindible. Los vibradores clásicos son denominados habitualmente como vibradores normales, ya que en este apartado se encuentran los juguetes de placer que no incluyen demasiadas funcionalidades, tan solo un motor de vibración.

¿Qué material elijo?

Todos los vibradores clásicos de esta sección están pensados para que disfrutes con seguridad de tus experiencias sexuales. La elección de un material es algo muy personal que está en función de las expectativas que tengas.

Con todo, te recomendamos los vibradores clásicos de gelatina o jelly si todavía te estás iniciando en el uso de estos dispositivos. El paso siguiente sería el látex y finalmente los de silicona. Podría decirse que este es un material de gama alta, más rígido pero muy suave e higiénico, sobre todo si quieres compartir tus juguetes con otra persona.

Consejos para una estimulación más placentera

  • Lubrica tu vibrador: lo más placentero es que se deslice hacia tu interior con comodidad, así que utiliza lubricantes cuya composición sea compatible con su material de fabricación. No te cansarás de sus embestidas.

  • Efectos frío / calor: dependiendo del material con el que hayan sido fabricados, los vibradores clásicos pueden ser más o menos sensibles a los cambios de temperatura. Algunos de estos materiales se calientan después de un tiempo de funcionamiento y te proporcionan penetraciones más cálidas. Otros puedes enfriarlos incluso con el agua de la ducha antes de introducírtelos en la vagina o el ano. Estos cambios de temperatura son muy estimulantes.

  • Mejor en compañía: los vibradores clásicos no son juguetes que se limiten al placer en solitario. Inclúyelos en tus prácticas de dormitorio y atrévete, por ejemplo, con esas dobles penetraciones que hasta ahora solo formaban parte de tus fantasías.

Una lección de historia sobre vibradores

Los vibradores comenzaron a utilizarse como herramientas terapéuticas a finales del siglo XIX. Su objetivo era el de curar los síntomas de una patología que los médicos de la época habían bautizado como 'Histeria femenina' y que, en realidad, no era ninguna enfermedad sino las reacciones naturales de los cambios hormonales que experimentan las mujeres durante sus ciclos.

En cualquier caso, aquellas prácticas machistas permitieron avanzar más en el avance de la masturbación y en el diseño del juguete sexual por excelencia. El vibrador clásico es el dispositivo de estimulación más vendido en historia de los juguetes eróticos.