Clásicos

Los vibradores clásicos son aquellos juguetes de forma fálica más tradicionales, pero que incorporan la función de vibración. Podríamos decir que dentro de la categoría de vibradores son los juguetes más sencillos, pero no por ello resultan menos estimulantes.

Categorías

Más vendidos en Clásicos

Más productos

La elección del material en un vibrador tradicional

Las particularidades de sus movimientos son importantes. Hay vibradores clásicos multivelocidad que te permiten masturbarte con varios niveles de intensidad y otros que funcionan a velocidad constante o con un patrón de movimiento fijo. Sin embargo, el movimiento no es el único factor que te va a proporcionar placer.

A la hora de elegir un vibrador clásico es conveniente que tengas en cuenta otros aspectos de interés como el de la textura. Los materiales más empleados en la fabricación de este tipo de artículos son:

  • Silicona: son los vibradores clásicos más versátiles y proporcionan un equilibrio perfecto entre rigidez, suavidad y flexibilidad.

  • Gelatina o jelly: son juguetes de textura más blandita, perfectos para quienes se inician en el uso de este tipo de accesorios insertables.

  • Látex: también presentan una textura y una rigidez muy agradables, pero no son aptos para las personas alérgicas o sensibles al caucho.

¿Cómo puedes sacarle más partido a los vibradores tradicionales?

La versatilidad de los vibradores comunes también está en lo que tú aportes como usuario. Puedes imprimir originalidad a tus juegos masturbatorios con algunos pequeños detalles.

  • Empleando lubricantes con efectos estimulantes que intensifiquen el placer de sus vibraciones.

  • Modificando la temperatura de la superficie. Algunos materiales se calientan de forma natural con el uso y otros se pueden sumergir en agua fría / caliente.

  • Llevándotelo a la ducha para vivir una experiencia erótica mucho más húmeda.

  • Utilizándolos como parte de tus relaciones sexuales en pareja para hacer realidad fantasías como la doble penetración.

¿Qué son los vibradores clásicos?

En la estimulación con movimiento hay un juguete que eclipsa a todos los demás: el vibrador clásico. Es la propuesta más tradicional dentro de las múltiples opciones que ofrecen los juguetes eróticos con vibración. Sin embargo, ha sabido evolucionar y sacarle partido a las nuevas tecnologías para convertirse en algo mucho más que en un simple accesorio insertable con movimiento.

El vibrador clásico o vibrador normal es un artículo de éxito que después de muchas décadas se ha consolidado como el accesorio de estimulación imprescindible. ¿A qué debe su fama? Sobre todo, a las ilimitadas posibilidades de juego que ofrece.

Un potente motor, un cuerpo ergonómico adaptado a las necesidades de la penetración anal o vaginal y una textura suave, deslizante, con superficie lisa o irregular, que hace de la penetración una experiencia muy placentera. Imagínate todo lo que es capaz de proporcionarte esta interesante combinación de factores.

¿Para quién es el vibrador clásico?

Los vibradores son un juguete erótico tradicional que ha ido experimentando muchos cambios con el paso de los años. Pero incluso el vibrador clásico, ese con formas rectas y uno o varios niveles de intensidad, sigue siendo todo un éxito.

Es un tipo de juguete de estimulación especialmente recomendable para principiantes. El vibrador básico te permite ir familiarizándote con el modo de funcionamiento de este tipo de accesorios y probar opciones con funciones más completas cuando ya tengas algo de práctica.

¿Cómo usar un vibrador clásico?

Una de las principales ventajas del vibrador clásico es que no presenta ninguna dificultad en el uso. Es tan sencillo como pulsar un botón y ¡empieza a moverse!

Los vibradores clásicos no suelen incluir tantas opciones de movimiento como otras propuestas más avanzadas. Sin embargo, son geniales para la estimulación tanto de la vagina como del clítoris o de cualquier otra parte del cuerpo.

Sus movimientos son siempre excitantes. Pero si quieres que además sean seguros, húmedos y deslizantes, no olvides usarlos siempre con un poco de lubricante.

¿Cómo se limpia un vibrador clásico?

El mantenimiento de un vibrador clásico es tan sencillo como su puesta en marcha. Son juguetes que se limpian muy bien en el grifo, con un chorro de agua tibia y un poco de jabón neutro.

Si quieres una limpieza más en profundidad, puedes recurrir a productos limpiadores de juguetes eróticos. La particularidad de estos productos es que, además de limpiar, desinfectan.

Ten cuidado durante la manipulación del juguete al lavarlo. Trata la superficie con delicadeza y no uses nada para restregar que pueda dañarla.

La elección del material en un vibrador tradicional

Las particularidades de sus movimientos son importantes. Hay vibradores clásicos multivelocidad que te permiten masturbarte con varios niveles de intensidad y otros que funcionan a velocidad constante o con un patrón de movimiento fijo. Sin embargo, el movimiento no es el único factor que te va a proporcionar placer.

A la hora de elegir un vibrador clásico es conveniente que tengas en cuenta otros aspectos de interés como el de la textura. Los materiales más empleados en la fabricación de este tipo de artículos son:

  • Silicona: son los vibradores clásicos más versátiles y proporcionan un equilibrio perfecto entre rigidez, suavidad y flexibilidad.

  • Gelatina o jelly: son juguetes de textura más blandita, perfectos para quienes se inician en el uso de este tipo de accesorios insertables.

  • Látex: también presentan una textura y una rigidez muy agradables, pero no son aptos para las personas alérgicas o sensibles al caucho.

¿Cómo puedes sacarle más partido a los vibradores tradicionales?

La versatilidad de los vibradores comunes también está en lo que tú aportes como usuario. Puedes imprimir originalidad a tus juegos masturbatorios con algunos pequeños detalles.

  • Empleando lubricantes con efectos estimulantes que intensifiquen el placer de sus vibraciones.

  • Modificando la temperatura de la superficie. Algunos materiales se calientan de forma natural con el uso y otros se pueden sumergir en agua fría / caliente.

  • Llevándotelo a la ducha para vivir una experiencia erótica mucho más húmeda.

  • Utilizándolos como parte de tus relaciones sexuales en pareja para hacer realidad fantasías como la doble penetración.


Discreción total Tu pedido se entregará sin distintivos ni marcas.


Envíos 24-48 horas Recibe tu pedido al día siguiente en península.


Devolución 1 año Dispones de hasta 1 año para devolver tu pedido.


¿Dudas o preguntas? Resuelve tus dudas gracias a nuestro equipo de especialistas.