Lencería

Con lencería erótica de nuestra tienda online siempre intentamos que sea una de las más completas. Sabemos que una prenda atrevida y sexy no sólo sirve para agradar a tu pareja, sino también para tu sentirte dulce, delicada y sensual. Hemos cuidado con mucho mimo esta sección en la que seguro que encuentras la prenda perfecta para una noche ideal. Además de lencería sexy para mujeres también disponemos de atrevidas propuestas para hombres.

por página
Mostrando 1 - 25 de 453 productos
Mostrando 1 - 25 de 453 productos

¿Qué es la lencería erótica?

El erotismo no solo está en la desnudez. Cuando nuestra ropa interior insinúa mucho más de lo que muestra estamos generando un nivel de excitación al que muy pocos se pueden resistir.

La lencería erótica es, en el ámbito de los juegos sexuales preliminares, el equivalente a la guinda del pastel. Con un poco de atrevimiento e imaginación, el postre está servido. En la tienda tenemos picardías sensuales para momentos especiales que te dejarán con la boca abierta.

Ropa erótica para sentirte más atractiva

El principal objetivo de la ropa erótica no es tanto el de despertar pasiones como el de lograr que tú te sientas más atractiva. Esta seguridad en ti misma es una potente arma erótica que podrás utilizar para sorprender a tu presa en cualquier momento.

Así que suéltate la melena y elige la lencería sexual que mejor se adapta a tus formas:

  • Si tienes poco pecho, utiliza sujetadores tipo push up rellenos de gel con colores claros o satinados que generan un efecto de volumen.

  • Si tienes mucho pecho, es mejor que recurras a los modelos de diseño triangular, las transparencias y los aros tipo balconet.

Lo mejor para estilizar la figura son los corsés y los corpiños. Una prenda muy sugerente y favorecedora que se puede combinar con tangas, braguitas tipo falda, conjuntos con ligueros...

Y si lo que quieres es desatar su pasión con un poco más de descaro, apuesta por la ropa interior comestible, las pezoneras y las prendas de cuero y materiales sintéticos como el latex que te darán un aspecto irresistiblemente dominante.

La braguitas sexys, los tangas y los culottes suelen ser el mejor aliado para momentos aparentemente casuales, dejando claro que tienes buen gusto para la ropa interior sexual.

La ropa interior erótica a lo largo de la historia

Las primeras pruebas contundentes del uso de ropa interior erótica se remontan al antiguo Egipto, aunque curiosamente estas prendas eran un complemento exclusivamente masculino. Ya en la Antigua Grecia y en el Imperio Romano se tiene constancia de que las mujeres utilizaban una especie de correas para elevar sus pechos y sentirse más cómodas al andar. También se protegían la vagina con pedazos de tela que son el origen de las braguitas modernas.

Pero los complementos eróticos tal como los conocemos en la actualidad, no llegaría hasta muchos siglos después, cuando las mujeres empezaron a sentir la necesidad no solo de estar más cómodas sino de sentirse más atractivas. El corsé se convirtió así en toda una prenda de referencia, pues estilizaba la cintura y generaba cierta presión sobre los pechos, mostrándolos más elevados. No es de extrañar que esta prenda haya llegado hasta nuestros días con tanto éxito.

No será hasta bien entrado el siglo XX cuando la lencería erótica y su uso habitual se consolidan, algo en lo que el cine y la música han tenido mucho que ver. Ya en los 90, los sujetadores alcanzan su máxima expresión con el Wonder Bra y con este toda una serie de prendas atrevidas que hoy en día forman parte de los juegos de dormitorio.

Territorio lencería sexy

Pero no todo acaba aquí. Con los años la lencería erótica ha ido evolucionando hasta llegar hasta nosotros con una gran variedad de posibilidades. Algunos de nuestros visitantes buscan disfraces eróticos y picantes con los que salvar la monotonía en sus relaciones. ¿Te imaginas jugar a medicos y enfermeras?, ¿o a maestro y alumna? Las posibilidades son practicamente ilimitadas.