Kamasutra para lesbianas | Las posturas más excitantes

Hace algunas semanas se presentaba en esta Academia Erótica el Kamasutra Ilustrado Diversual desarrollado por Diversual. En esta ocasión me uno yo, Thais Duthie, para ampliar el Kamasutra con posturas pensadas para mujeres cis que tienen sexo con otras mujeres cis. Sin embargo, la mayoría de estas posturas las pueden utilizar combinaciones de cuerpos muy variadas.

El Kamasutra más realístico para personas con vulva, con las posturas más estimulantes

Aquí lo tenemos: el Kamasutra lésbico Ilustrado Diversual. Al igual que con el Kamasutra original, es importante dejar constancia de que hay muchísimas posibilidades y variaciones en cuanto a posturas, pero desde aquí se van a repasar las más populares y aquellas que pueden resultar más interesantes.

KAMASUTRA LÉSBICO

Ya sea porque quieres iniciarte en el Kamasutra o bien porque ya eres una persona entendida en la materia que necesita inspiración, he seleccionado algunas de las posturas más especiales para disfrutar aún más del sexo en tus relaciones. La he dividido en distintas categorías en función de cómo se da la estimulación. ¡Vamos allá!

POSTURAS PARA SEXO ORAL

El sexo oral es probablemente una de las prácticas estrella en cualquier experiencia sexual. Independientemente de los genitales, es difícil encontrar a alguien a quien no le guste. A las personas con vulva nos encanta porque se centra en esa zona y, con más insistencia, en el clítoris: un órgano que tiene más de 8.000 terminaciones nerviosas. Definitivamente sentimos más placer recibiendo estimulación ahí que durante una penetración. Por eso, el sexo oral es perfecto para calentar motores o bien para llevar a tu pareja al orgasmo más alucinante.

  • 1.1 69 LATERAL

    El clásico 69 es la postura más conocida para practicar sexo oral de forma simultánea. Sin embargo, en esta os tumbáis frente a frente de lado, quedando a la altura de la boca los genitales de ambas. Es por eso que se puede disfrutar realizando sexo oral mientras lo estás recibiendo al mismo tiempo y, al tener las manos libres, siempre podéis completar la estimulación de otras zonas de forma manual. ¿Lo malo? Que eso de que estés recibiendo sexo oral puede distraerte un poco y no se lo devuelvas al 100% a tu pareja. Aun así, es una postura que merece mucho la pena.

    69 lateral

    69 lateral.

  • 1.2 LA PANORÁMICA

    En este artículo la llamo La panorámica, pero en otros Kamasutra Diversual aparecía como La silla de la reina. Le demos el nombre que le demos, me encanta porque te permite tener unas vistas estupendas. La idea es que te coloques a horcajadas sobre la boca de tu pareja y te practique sexo oral. En esta postura puedes incorporar suaves embestidas contra su boca que te llevarán al séptimo cielo y, además, el hecho de que estés encima sumado al peso de tu cuerpo hará que la estimulación sea más directa.

    La panorámica

    La panorámica.

  • 1.3 EL TÚNEL

    Descubrí esta postura un día de primavera, y en lugar de guardármela para sorprender a mis amantes, quise compartirla para que cualquiera pudiera ponerla en práctica en su arte sensual. Veamos: una de las personas se colocará a cuatro patas con las piernas ligeramente abiertas, mientras que la otra se meterá en ese hueco bajo su cuerpo bocarriba. Desde ahí podrá acceder a su vulva para estimularla con sexo oral, pero también con los dedos si ambas quieren. Es una postura más original que las que hemos visto hasta ahora que te puede aportar nuevas experiencias y sensaciones.

    El túnel

    El túnel.

POSTURAS PARA TRIBADISMO

La palabra “tribadismo” viene de un verbo griego que significa “frotar”. ¿Qué te viene a la cabeza? Pues claro, la tijereta y derivados. Me gustaría aclarar, antes de nada, que pese a que es usual ver esta postura en el porno lésbico, en la realidad no se lleva a la práctica con tanta frecuencia. Se prefieren otras posturas más placenteras y menos incómodas. Aun así, hay personas que la disfrutan mucho y, si no, pueden ser una buena idea para ir caldeando el ambiente.

  • 2.1 TIJERAS SIMPLES

    Poca explicación necesita esta postura, porque seguro que la tienes muy vista. La ventaja es que permite un contacto máximo y fricción entre los genitales de ambas personas (aunque hay que encontrar la posición cómoda y el punto que realmente estimula) y mucho contacto visual… Podéis estar tumbadas o sentadas, como os sintáis más cómodas. Eso sí, tal vez necesitéis sosteneros con vuestras manos o codos para tener un punto de apoyo durante la ejecución.

    Tijeras simples

    Tijeras simples.

  • 2.2 EL COLUMPIO

    Se trata de una variante de la postura anterior en la que una de las dos personas se coloca tumbada arqueando sus piernas y rodeando la cintura de la otra, que permanecerá sentada controlando la situación desde arriba. Podéis marcar el ritmo con vuestras caderas, frotando el clítoris y la zona de la vulva. Además, si estás arriba puedes acariciar a tu amante estimulando otras zonas erógenas.

    El columpio

    El columpio.

  • 2.3 LA LIANA

    En esta postura, una de las personas debe tumbarse sobre la cama mientras que la otra queda recostada encima, rodeada por sus piernas. El roce de piel con piel y el contacto visual hacen de esta posición una de las más sensuales. Para conseguir un punto extra de placer, puedes complementar esta postura con un arnés. Ahora hablaré de eso…

    La liana

    La liana.

POSTURAS PARA UTILIZAR UN ARNÉS

Ya sabemos que una pareja de dos vulvas no necesita un juguete de forma fálica para disfrutar del sexo. De hecho, es más probable que goce más de otras prácticas que no incluyen penetración, o bien que la usen solo como un plus. Aun así, incorporar un arnés a las relaciones sexuales puede ser innovador y darles un aire distinto.

  • 3.1 LA MISIONERA

    Sin duda, esta es la postura más conocida de todo el Kamasutra original. Una de las personas se coloca tumbada sobre su espalda, con las piernas abiertas, y la otra se tumba sobre ella de cara, realizando la penetración con la ayuda de un dildo incorporado en un arnés (ver arneses sexuales) mientras está apoyada en sus rodillas y en sus brazos, de manera que puede controlar el ritmo y la profundidad de la penetración. Lo mejor es que da pie a besaros y acariciaros, además de que siempre hay contacto visual. ¡Imprescindible!

    La misionera

    La misionera.

  • 3.2 CUATRO PATAS

    También llamada El perrito, es una de las posturas más interesantes porque garantiza una penetración más profunda. Tampoco requiere mucha explicación más allá de que una de las dos personas se coloca a cuatro patas y la otra la penetra desde atrás. Si en la postura anterior hablaba del contacto visual como gran ventaja, en esta ocasión brilla por su ausencia. Sin embargo, es algo más placentera y resulta mucho más fácil para penetrar a también de forma anal. Si estás siendo penetrada y no te encuentras del todo cómoda, puedes colocarte uno o varios cojines bajo el abdomen.

Cuatro patas

Cuatro patas.

  • 3.3 BOCABAJO

    Por si el cojín no sirve y no hay manera de que encuentres una posición cómoda mientras tu pareja te penetra, aquí la dificultad es prácticamente nula. En esta postura solo tienes que tumbarte bocabajo con las piernas abiertas, mientras que tu amante se coloca encima para poder penetrar de forma vaginal o anal. Es posible que le cueste un poco más acceder a tu vulva desde este ángulo, así que tampoco estaría mal incorporar un cojín solamente bajo tu pubis para dar un poco de altura.

    Bocabajo

    Bocabajo.

POSTURAS PARA UTILIZAR UN DILDO DOBLE

Los dildos dobles parecen ser los juguetes para lesbianas por excelencia. Te recuerdo, no obstante, que en parejas de dos vulvas la penetración no siempre resulta tan placentera como otras prácticas y que, tal vez, no sea suficiente para alcanzar el orgasmo. Si es tu caso, puedes ayudarte de un masajeador externo y colocarlo entre vuestros genitales o simplemente colar la mano y estimularte con los dedos. Incluso puedes hacérselo a tu pareja y ella a ti, lo cual lo hace todo más interesante.

  • 4.1 ENREDADAS

    También una variante de las clásicas tijeras, pero pasando además vuestras piernas alrededor de la cintura de vuestra pareja, enredadas (de ahí su nombre). Lo bueno de esta postura es que recibiréis estimulación en la vagina de manera simultánea.

    Enredadas

    Enredadas.

  • 4.2 CARA A CARA

    En esta posición, ambas personas debéis colocaros cara a cara, con las piernas entreabiertas. Los juegos son mutuos y el ángulo de penetración es más profundo. Quizá podáis besaros mientras os movéis suavemente (o algo más brusco, ya es cosa vuestra) contra el juguete, que hará eco en el cuerpo de vuestra pareja.

    Cara a cara

    Cara a cara.

  • 4.3 ENCIMA

    Voy a reducir todavía más la dificultad, porque lo más complicado no debe ser necesariamente más satisfactorio. Aquí el nivel de contorsionismo roza los mínimos: simplemente una persona se tumba sobre la otra y os dejáis llevar por la penetración del dildo doble. ¿Consecuencias? Si estás debajo sentirás una penetración más profunda que si estás encima, pero podéis intercambiar posiciones siempre que os apetezca. Al estar tan cerca, incorporar un juguete para estimular el clítoris hará que no se mueva demasiado, porque se sujetará con el contacto de vuestros cuerpos.

    Encima

    Encima.

POSTURAS PARA PENETRAR CON LOS DEDOS

La verdad es que no a todas las personas les gustan los juguetes eróticos. No pasa nada, porque no son imprescindibles y hay alternativas muy buenas como la cosmética erótica (echa un vistazo a los productos de esta sección). Así que considerar posturas en las que se pueda penetrar con los dedos es básico, además de necesario, porque quién sabe cuándo te puede entrar el calentón.

  • 5.1 LA ENTREGA

    Esta es una de las posturas que utilizo con frecuencia por todas sus ventajas. La primera, el contacto visual. La segunda, una penetración bastante profunda. La tercera, no requiere posiciones extrañas por parte de nadie. ¿Cómo se lleva a cabo? Muy fácil: una de las dos personas se tumba bocarriba con las piernas abiertas y flexionadas, mientras que la otra, recostada de lado muy cerca, será quien le estimule el clítoris o bien la penetre con los dedos. Fácil y placentera. Si te encuentras de lado es posible que tengas que bajar un poco en lugar de estar a su altura para que tu muñeca no se resienta. Perderás el contacto con los labios, pero quedarás justo sobre sus pechos para poder estimularlos con la boca. ¡Está todo pensado!

    La entrega

    La entrega.

  • 5.2 LA OFRENDA

    La postura anterior está muy muy bien para un ratito, pero si necesitáis algo más de tiempo en esta se incorpora una mejora, aunque el nombre sea tan parecido. Si antes estabas recostada de lado, ahora te colocarás sentada o arrodillada entre las piernas de tu amante. Así podrás penetrar con los dedos o estimular su clítoris todo lo que necesites, incluso con más profundidad que en la de antes. Otra ventaja es que, al tener ambas manos libres (no tienes que sostenerte), puedes estimular a la vez su clítoris mientras tiene lugar la penetración con los dedos.

    La ofrenda

    La ofrenda.

  • 5.3 LA CUCHARA

    La postura de la cuchara convierte el sexo en algo aún más íntimo. En esta posición, ambas personas estarán recostadas de lado, como cucharas. Si estás detrás deberás estimular y acariciar los genitales de tu pareja o penetrarla con los dedos. Se pierde el contacto visual, pero vuestras caras quedarán muy cerca para sentiros y oíros. Ideal si te gusta el dirty talk.

    La cuchara

    La cuchara.

En el sexo lésbico no hay leyes ni reglas que tengamos que seguir, ¡todo está permitido!

La mayoría de las posturas que hemos elegido para este Kamasutra lésbico tienen muy en cuenta la estimulación del clítoris. Las variaciones de estas posturas una vez estéis en situación son infinitas, y siempre se puede complementar con cualquier juguete o accesorio para recibir estimulación en distintas zonas a la vez.

Recuperando la idea de la cosmética erótica, nos gustaría añadir que puede dar mucha más potencia a la estimulación: aceites de masaje con efecto calor (cuidado: no mezclar con juguetes), geles para intensificar el orgasmo, bálsamos con efecto frío… Es toda una experiencia.

Sea como sea, lo importante es que encontréis aquellas posturas con las que os encontréis más cómodas, y adaptarlas a cada situación y al momento adecuado. ¿Te animas a probar?

Contenido asesorado y escrito por Thais Duthie, escritora polifacética, sexblogger, autodidacta, amante de lo diferente. Colaboradora habitual en Volonté, el blog de LELO, y Hay una lesbiana en mi sopa. También escribe en su blog, Bajo el edredón. Autora de "Fugace Piacere", "Matices" y de decenas de relatos eróticos.

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Blog