Cómo redescubrir y gozar con la postura del 69

Cómo redescubrir y gozar con la postura del 69

Este artículo ha sido escrito y validado por la psicóloga y sexóloga Elena Crespi el 26 de abril de 2022.

¿Realmente es tan fantástica la postura del 69? ¿Está sobrevalorada? ¿Puede todo el mundo incluirla en su juego sexual? ¿Solamente hay una manera de hacerla? Vamos a descubrir algunas cosas de esta mítica postura del Kamasutra.

Uno de los primeros aprendizajes que muchas personas hacen sobre la sexualidad tiene relación con las posturas sexuales, y una de las más conocidas y de las que se habla es la postura 69. Tanto se ha asociado esta posición sexual a ese número que pocas personas son capaces de decir 69 sin que un pensamiento sexual se aparezca en su mente.

Redescubre el 69

Redescubre la postura del 69.

¿QUÉ ES LA POSTURA DEL 69?

Empecemos por el principio y veamos en qué consiste esta postura y cómo podemos hacerla. La idea principal de este juego sexual es que las dos personas que participan puedan gozar del sexo oral al mismo tiempo, por lo tanto, podemos imaginarnos a esas dos personas que se estimulan los genitales mutuamente y con la boca, estando una arriba y otra debajo.

La imagen que nos aparece cuando imaginamos la postura 69 es la de una persona con pene en la cama boca arriba y una persona con vulva encima suyo. Donde uno tiene la cabeza, el otro tiene sus pies y viceversa. La idea es que los genitales de cada uno queden a la altura de la boca de la otra persona. Esta es la imagen clásica en donde la persona con pene está en posición más pasiva y quien está encima es la persona con vulva. Pero, supongo que estaréis de acuerdo conmigo, que no es la única manera de hacer el 69. Evidentemente, en el caso de una pareja heterosexual, se puede intercambiar las posiciones quedando la persona con pene abajo. Pero, además, debemos empezar a construir nuestro imaginario sexual más allá de la cisheteronormatividad y de la idea capacitista de que todas las personas podemos hacer esta postura y sus variantes con agilidad.

POSTURAS PARA HACER EL 69

Algunas variantes de la versión más clásica de la postura del 69 nos permitirán ver en cuál sentimos más comodidad y cuál nos va mejor en función de cómo es nuestro cuerpo y nuestras capacidades físicas. Por otro lado, podemos jugar a ver con cuál de las variaciones de la postura 69 sientes más placer y/o añadir un poco de innovación si somos más de la postura 69 más habitual.

Postura 69 clásica

Postura 69

El 69 clásico.

Como hemos dicho hasta ahora, en la postura 69 clásica la persona con pene está situada arriba y la persona con vulva abajo. Se suele llamar postura 69 invertida cuando se realiza justo al contrario.

Postura 69 vertical

Postura 69 vertical

El 69 vertical.

La postura 69 vertical es una posición que solamente está al alcance de aquellas personas que se puedan sentir cómodas agarrándose, estando en posición vertical, mientras una persona está derecha y la otra está cabeza abajo. En esta postura sería ideal (a no ser que seas una auténtica acróbata) encontrar algún punto de apoyo que os permita mantener el equilibrio y la estabilidad mientras estáis jugando. Hay quienes utilizan un columpio o un arnés para encontrar ese punto de apoyo. Esta sería la versión del la posición 69 que necesita mucha destreza física por lo que no la hagas si no sientes que realmente dominas tu cuerpo a ese nivel. ¡El sexo es para obtener placer y no para lesionarnos!

Postura 69 de pie con arnés

Postura 69 con arnés

El 69 con arnés.

Si la postura 69 de pie te crea curiosidad pero no lo ves del todo claro, esta variante es igual que la postura 69 vertical que has visto con la diferencia de que la persona que está de pie se coloca un arnés para más seguridad y confort. Además, este tipo de arnés además puede ser de ayuda para otras posturas del Kamasutra que requieran fuerza física.

Postura 69 de lado

Postura 69 de lado

El 69 de lado.

La postura sexual del 69 de lado es una opción bastante cómoda que podemos reservar para esos momentos en los que nos apetezca relajarnos. Además, es ideal para quien no tiene tanta agilidad o tiene dificultades de movilidad. Las personas que van a compartir el juego sexual pueden estar recostadas en la cama pero en lugar de situarse encima y abajo, se tumban de lado, una persona del derecho y la otra del revés, y así se puede encontrar la manera más cómoda para poder lamer y degustar los genitales. Esta posición facilita el poder mantener la concentración en el propio placer porque no hay que estar alerta en mantener el equilibrio.

Además del 69 clásico y las otras dos variaciones más conocidas, existen otras formas de practicar esta postura del kamasutra tan conocida incorporando más diversión y/o haciendo que la postura se ajuste a nuestras necesidades como las siguientes.

Postura 69 sentados en una silla

Postura 69 en silla

El 69 en una silla.

Con la postura del 69 realizada en una silla podemos imitar la posición vertical pero, en este caso, no estamos de pie sino que una persona está sentada en una silla o el borde de la cama y la otra se agarra del revés para poder estimular los genitales y ganar comodidad. Además, la persona que se encuentra cabeza abajo puede apoyar las manos en el suelo lo que ayudará a aligerar más aún el peso. Otra opción de es realizarla en un sofá con de respaldo alto, ¡eso añadirá aún más comodidad!

Postura 69 elevando las piernas

Postura 69 elevando piernas

El 69 elevando las piernas.

Si la persona que está debajo eleva un poco las piernas flexionándolas y apoyando los pies sobre la cama e incluso levanta un poco el culo eso puede facilitar el grado de estimulación de quien está encima. Otra posibilidad es levantar las las piernas y apoyarlas sobre la pared de forma más o menso estiradas. Lo que se consigue con cualquiera de las opciones es tener mejor acceso a los genitales y el ano.

Postura 69 en la cama con las piernas fuera fuera

Postura 69 en la cama

El 69 en la cama con piernas fuera.

En esta opción de la postura del 69, la persona que está debajo se encuentra tumbada sobre la cama manteniendo las piernas fuera de la cama flexionadas por sus rodillas de forma que sus pies quedan apoyados en el suelo. De esta forma, la persona que está arriba podrá tener un acceso más fácil a los genitales y se podrá sujetar en la punta de la cama.

Postura en la cama al revés.

Postura 69 en la cama al revés

El 69 en la cama al revés.

En esta variante, la persona tumbada sobre su espalda en la cama coloca su cabeza en el borde del colchón y su pareja sexual se inclina sobre ella dejando sus genitales a la altura de su boca y acercándose a los de la persona tumbada. Si la cama es bajita, la persona de arriba tendrá que ponerse de rodillas e inclusi estirar las piernas.

Postura 69 sobre la mesa

Postura 69 sobre la mesa

El 69 sobre la mesa.

En esta manera de hacer la posición del 69 una persona se acuesta boca arriba en la mesa con la cabeza en el borde de la misma mientras su pareja sexual se mantiene de pie y se acerca dejando genitales alcance de quien está acostado y se inclina para llegar a los genitales de su pareja. La persona que está de pie puede separar sus piernas para ser estimulada también manualmente más fácilmente.

Postura 69 sobre la mesa con las piernas flexionadas

Sería similar a la variante anterior solo que quien se encuentra sobre la mesa flexiona flexiona las piernas y apoya los pies encima de la mesa lo cual la convierte en una posición mucho más cómoda y deja más expuestos los genitales lo qu epermite una estimulación oral más profunda o añadir una estimulación manual anal.

Con toda esta información, es importante recalcar que cada cual debe encontrar la posición para el 69 que le resulte más cómoda y se adapte mejor a su condición física. Ya has visto que no es una postura que, en alguna de sus variantes, sea fácil. Por lo que ten mucho cuidado porque se trata de pasárnoslo bien en el sexo no de hacer “check” en una lista de juegos por cumplir.

BENEFICIOS DE LA POSTURA 69

A pesar de que la desventaja del 69 puede ser que, en sus variantes más atrevidas, se necesita de mucha agilidad, tiene muchísimos beneficios:

  • Gozar de la sensación sexual genital al mismo tiempo que tu pareja sexual.

  • Aprender a recibir placer mientras te concentras también en dar placer.

  • Gozar ambos al mismo tiempo del sexo oral, que es una de las prácticas más placenteras que existe.

  • Y, además, si combinas la estimulación oral con la estimulación de las manos, ¡el placer se multiplicará!

Beneficios de la postura

Beneficios del 69.

Antes de terminar y de que vayas a probar todas las variaciones posibles, no te olvides que es muy importante comunicarte con tu pareja cuando decidas hacer un juego sexual compartido. Cuando hablamos de hacer la postura del 69 puede haber momentos en los que la concentración para recibir el propio placer no esté muy conectada porque tu cabeza está pensando en cómo dar placer a la otra persona por lo que es importante que inventéis la manera de comunicaros y deciros qué tipo de estimulación os apetece, si deseáis subir o bajar la velocidad, la intensidad, si deseáis acariciar alguna zona más a parte de los genitales, etcétera.

Conoce y disfruta el 69

¡Descubre y disfruta todas las variantes del 69!

Ahora ya sabes que no existe una única forma de disfrutar de la postura 69 y conocer estas variantes pueden ayudarte a reconectar con esta postura si hasta ahora no era de tus preferidas o añadir juego y diversión a la estimulación oral simultánea.

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional Todo el contenido de este artículo pertenece a Diversual y tiene una licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional. Para usar el contenido es necesario nombrar a la fuente con un enlace.

Elena Crespi
Elena Crespi

Licenciada en Psicología, Elena está especializada en terapia de pareja, sexología, terapia familiar y psicología perinatal, especializándose con diferentes masters y postgrados. Creadora de Meràkia, su proyecto abarca diversos servicios de psicoterapia, coaching, sexología… Ver más.

Blog