La primera vez | Primeras experiencias sexuales

La primera vez (la primera vez que tenemos una nueva experiencia sexual) está llena de dudas, expectativas, miedo y emoción a partes iguales... Si metemos todos estos ingredientes en una coctelera ¿qué puede salir mal? Pues sí, evidentemente, TODO… pero ¡que no cunda el pánico! La falta de experiencia puede suplirse con información y muuuucha teoría, y estamos aquí para ayudarte con eso.

La primera vez va MENOS del sexo con penetración y de la rotura del himen, y MÁS de salir de tu zona de confort.

Existen muchas primeras veces, incluso es probable que hayas "perdido la virginidad" mucho antes de lo que imaginas sin ni siquiera saber que fue así. Y sí, entrecomillamos perder la virginidad porque la virginidad es errónea como concepto físico y también te lo explicaremos en este artículo.

¿Cómo será?, ¿qué voy a sentir?, ¿lo haré bien?

¿Cómo será?, ¿qué voy a sentir?, ¿lo haré bien?

Tener sexo va mucho más allá de la penetración: caricias, mensajitos subidos de tono, frotarse con la ropa puesta (lo que conocemos como petting), sexo oral… por eso habrá cientos de primeras veces. Sea como sea, intentaremos resolver todas tus dudas y aconsejarte para que esa primera vez sea memorable (¡en el buen sentido!)

LA VIRGINIDAD COMO CONCEPTO ERRÓNEO

Ser virgen o no, perder la virginidad… Cuando hablamos de virginidad, hablamos de "perderla" una vez se han mantenido relaciones con penetración por primera vez… Pero si lo piensas fríamente se pueden perder unas llaves, la cartera… o un amor en todo caso, pero NO tu virginidad. Así que no, no hay un lugar para la virginidad en la oficina de objetos perdidos. Tu virginidad no se va a ningún lado, no se pierde a nivel físico.

Tu virginidad no se pierde ni se va a ningún sitio, y no podrás encontrarla en objetos perdidos.

No existe ninguna evidencia médica o biológica de la virginidad, sino que es un concepto que se ha construido de manera social y que tiene que ver con un concepto de sexualidad mas conservador. Por eso nos gusta más hablar de primeras experiencias sexuales o de primeras prácticas.

La virginidad no existe

La virginidad no existe cómo algo físico.

MITOS SOBRE LA PRIMERA VEZ

Las expectativas que vas haciéndote a lo largo de los años sobre tu primera relación sexual pueden ser contraproducentes y tener como consecuencia que ese primer encuentro sea una decepción. No será culpa tuya ni de tu pareja, ni siquiera de los nervios o de la poca experiencia… Por eso es mejor estar preparados tanto física como mentalmente y erradicar los mitos que se han ido creyendo como verdaderos en torno al primer encuentro sexual.

La virginidad es el primero de los grandes mitos a erradicar, pero además hay otras muchas falsas creencias en torno a la primera relación sexual.

Creencias erróneas

La mayoría de las creencias en torno a la primera vez son completamente erróneas.

  • MITO 1: Debes de tener tu primera vez antes de cumplir los X años. FALSO. No existe una edad ideal para tu primera experiencia sexual. En el sexo no hay nada escrito y, aunque es posible que nunca te sientas preparado del todo, intenta estar segurx de que quieres hacerlo en ese momento.

  • MITO 2: La primera vez tiene que ser especial. FALSO. Existe la idea de que la primera vez será como nos han enseñado las películas: velas, flores, música y pasión desenfrenada. No es que esto no sea posible, sino que también es probable que no ocurra de esa forma y no significa que sea menos bueno. Lo importante no es alcanzar ese ideal romántico, sino que estéis a gusto.

  • MITO 3: Si usas tampones o la copa menstrual perderás la virginidad. FALSO. Como ya te hemos explicado, la virginidad no existe… Que el himen pueda romperse realizando otras actividades no sexuales no significa que eso cuente como tu primera vez.

  • MITO 4: La gente te lo va a notar. FALSO. No hay ninguna evidencia científica de que existan cambios físicos después de haber mantenido relaciones sexuales la primera vez. Inmediatamente después es posible que tengas mejor color de cara porque tus mejillas se sonrojan, pero es debido a la actividad física).

  • MITO 5: No puedes quedarte embarazada la primera vez. FALSO. Puedes quedarte embarazada siempre que practiques relaciones sexuales, no solo con penetración sino con otras prácticas en las que el pene esté en contacto con la entrada de la vagina.

  • MITO 6: La primera vez no puedes contraer ninguna ITS. FALSO. Por la misma razón anterior, en cada relación sexual existirá la posibilidad de contagiarte de una ITS, incluso si tu pareja en ese momento tampoco ha mantenido relaciones sexuales con anterioridad. Ambos podéis haberos contagiado sin tener contactos íntimos previos con nadie, por lo que deberéis usar siempre protección.

  • MITO 7: Debes llegar al orgasmo la primera vez. FALSO. Ni en todas las relaciones llegarás al orgasmo, ni estás obligadx a que eso pase. Los nervios propios de ese primer encuentro sexual pueden hacer que sea más difícil alcanzar el clímax, por lo que no te sientas presionadx por eso.

  • MITO 8: La primera vez se sangra mucho. FALSO. No siempre se sangra en la primera relación con penetración, y tiene una explicación lógica. Para que puedas entender este proceso mejor, vamos a contarte algunas cosas sobre el himen que será el responsable de que haya o no sangrado.

    El himen es una pequeña membrana situada a la entrada de la vagina, cuyo grosor y flexibilidad puede variar dependiendo de cada persona. Es posible que el himen se rompa antes de tener relaciones sexuales con penetración: el himen puede romperse realizando alguna actividad cotidiana, deportes de impacto o incluso en una revisión médica. Pero también hay hímenes tan elásticos que, aun habiendo tenido relaciones sexuales, es posible que no se rompan nunca. De la rotura (o no) del himen dependerá que haya un poco de sangrado durante esa primera relación con penetración, pero no te preocupes porque sea como sea no será nada escandaloso.

Tipos de himen

Tipos de himen.

  • MITO 9: La primera vez duele. FALSO. Como ya te hemos contado, dependiendo de tu himen las primeras veces que hay penetración este puede estirarse más o menos. Si sientes dolor no será por el himen en sí, sino por la tensión de los músculos que rodean la zona. Piensa que es una zona que no se ha usado antes y los músculos pélvicos se pueden contraer. También es posible que estés tensx porque no estés realmente listx o porque sientas presión por parte de tu pareja, tu entorno, tus amigxs…

RECOMENDACIONES PARA LA PRIMERA VEZ

Es normal tener dudas cuando vas a tener relaciones sexuales por primera vez. Por eso hemos elaborado esta lista a modo de consejos y recomendaciones a tener en cuenta una vez llegado momento.

Seguir estas recomendaciones puede ayudarte a que tu primera vez sea memorable, en el buen sentido.

La doble penetración

¿Qué pasará, qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche...

  • INVESTIGA TU CUERPO.

    Sí, como lo lees, empieza por experimentar contigo mismx. Todas las experiencias previas que tengas te ayudarán a saber qué te gusta y cómo te gusta, como si fuesen ensayos generales antes de la función final.

  • NUNCA HAGAS NADA QUE NO QUIERAS HACER.

    Parece obvio, ¿verdad? Pero no está de más recordarlo. No permitas que nadie te cuestione ni te coaccione para obligarte a mantener relaciones sexuales: pareja, amigxs, familia, entorno… Ni la primera vez ni durante el resto de tu vida sexual.

  • RESPIRA HONDO Y RELÁJATE.

    No te centres en la idea de querer estar a la altura, o en mantener la erección en el caso de las personas con pene. Estaréis nerviosos y quizá para ambos sea todo nuevo, es normal que algo no salga bien a la primera...

  • DISFRUTA DE LOS JUEGOS TANTO COMO SEA NECESARIO.

    Caricias, masturbación mutua, sexo oral... cuanto más mejor. Os ayudará a estar relajados, excitados y a conectar. Es importante que os dejéis llevar a través de los cinco sentidos (las a prisas a veces no son buenas compañeras). Quizá una buena idea sea empezar por un masaje erótico. 

  • UTILIZA SIEMPRE PROTECCIÓN.

    No solo en tu primera vez, sino durante toda tu vida sexual es de vital importancia usar protección. Te recomendamos ojear nuestra guía completa para elegir preservativo y, para dar un paso más, puedes revisar nuestro artículo sobre cómo tener buen sexo con condón sin morir en el intento. 

  • LUBRICACIÓN.

    Si los nervios no te permiten que la lubricación sea la adecuada, siempre puedes añadir un lubricante de base agua.  

  • ELIGE UNA POSICIÓN CÓMODA.

    Debe de ser una posición que os permita sentir y disfrutar a ambxs. No existe la postura perfecta, pero sí que hay posturas que facilitan que la persona que está arriba lleve el control y, en caso de haber penetración, pueda medir la entrada/salida del pene. Si necesitas más inspiración para posturas, te dejamos nuestro Kamasutra ilustrado y nuestro Kamasutra lésbico pero no olvides que antes de volar hay que aprender a andar…

  • TU PRIMERA VEZ NO TIENE POR QUÉ DOLER.

    Al contrario de lo que se ha creído siempre, no tienes por qué sentir dolor, pero si sientes molestias recuerda que siempre puedes parar, comenzar de nuevo con otras cosas o simplemente dejarlo estar…

La manera en que concibas la sexualidad tendrá un gran impacto el resto de tu vida, pero un inicio más o menos bueno no tiene por qué determinar las relaciones futuras. Tu cuerpo merece ser explorado, pero siempre con responsabilidad.

Disfruta de tu sexualidad desde la primera experiencia, siempre con responsabilidad.

La primera vez no siempre sale como esperas, pero no te desanimes si no sale bien del todo, todo es cuestión de ir mejorando. Se trata de ir mejorando y las próximas veces será mejor, la experiencia te dará mejores momentos en el futuro. Puede salir mal la primera vez, la segunda, la tercera, pero cuanto más practiques y más segurx te sientas, tu sexualidad será más y más plena.

Prepárate para tu primera vez como se merece

Prepárate para tu primera vez como se merece.

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Blog