Cómo hacer el masaje erótico perfecto en pareja

  • Cómo hacer el masaje erótico perfecto en pareja

Hacer que tu pareja se derrita de placer entre tus manos es mucho más sencillo de lo que imaginabas. Con el ambiente propicio, un poco de técnica y los materiales adecuados, el masaje erótico puede convertirse en el punto de partida perfecto para una noche muy prometedora.

Baja el rimo: es hora de tomárselo con calma

No es que haya un momento del día que sea más propicio que otro para dar un masaje erótico, pero eso sí, cuando te decidas a hacerlo dedícate a ello en cuerpo y alma. Olvídate del teléfono, de la agenda y de todo lo que tuvieras pendiente. Éste es un momento para desconectar de todo.

El masaje erótico implica un cambio de ritmo y eso no sólo se tiene que notar en la manera en que te comportas, en cómo te mueves o en cómo os miráis. Se debe notar también en el ambiente que creas para que todo esto sea posible. Un poco de música relajante, luces tenues, fragancias afrodisíacas… Ponle un poco de imaginación y a esa imagen final que te hayas creado ve quitándole un poco de ropa. Pero ya sabes, siempre muy despacito.

Materiales para dar un excelente masaje erótico

Ya sabes que para los juegos preliminares existen infinidad de accesorios y complementos. En el caso concreto de los masajes sensuales nos tendremos que desviar hacia el ámbito de la cosmética erótica.

Todo depende de lo atrevidos que seáis, pero desde luego que inspiración no os va a faltar porque en este sector hay productos para todos los gustos. Desde los aceites para masajes eróticos más tradicionales con aromas más bien clásicos, hasta velas para masajes con fragancias exóticas, geles perfumados con feromonas, productos saboreables o comestibles y por supuesto todo un universo de dulces placeres con la chocolaterapia y el bodypaint.

Y es que si bien el tacto es el sentido protagonista en este tipo de prácticas, no podemos pasar por alto otros sentidos a la hora de encontrar o provocar la excitación en nuestra pareja. Entre ellos el olfato y el gusto son probablemente los dos que mejor se complementan cuando queremos hacer ese masaje erótico perfecto, por lo que aparte de un buen masajista es recomendable que seas un buen gourmet para poner en marcha algunos de los consejos que te damos a continuación.

En un buen masaje sexy nunca debe faltar…

Puesto que no existe la técnica perfecta para el masaje erótico y cada pareja es un mundo, únicamente te daremos algunos tips sobre lo que estadísticamente resulta más excitante en el contacto piel con piel.

Para ello hemos dividido el cuerpo de tu amante en varias zonas con el fin de revelarte lo más excitante del masaje en cada una de ellas:

1. Masaje erótico en la cabeza: aquí no es necesario que utilices ningún producto. Tan solo concéntrate en liberar sus tensiones deslizando tus dedos desde la nariz hasta el nacimiento del cabello, recorriendo la frente mientras alternas las manos ejerciendo una ligera presión. Es una sensación muy relajante.

2. Masaje erótico en la espalda y las nalgas: cambiamos de posición y tumbamos a nuestra pareja boca abajo para ir bajando lentamente por su espalda. Es el momento de incluir un poco de juego y de emoción. ¿Qué tal una vela para masaje erótico? Se vierte el contenido derretido sobre la piel desnuda y se inicia el movimiento. En este punto es muy importante la respiración y la sincronización, por eso si hay algo de música de fondo te será de gran ayuda. Las nalgas se masajean mejor con movimientos circulares y son siempre muy apetecibles. ¿No será tu vela para masajes uno de esos productos comestibles?

3. Masaje erótico en las piernas y los pies: empiezan las cosquillitas y también la parte más suculenta de este festín de sensaciones. Ahora te puedes pasar a los aceites e incluso a los geles lubricantes con sabores que también son muy apropiados para este tipo de masajes sensuales. Y es que llegados a este punto, el desenlace está ya próximo. Recuerda que la parte interior de los muslos es una zona extremadamente sensible y que sin necesidad de tocar los genitales una simple caricia en este lugar puede provocar una enorme excitación.

Las caricias son un acto de amor. Aprovecha esta oportunidad para relajarte y sentirte mucho más cerca de tu pareja a través de una comunicación tan íntima y sensual que es más efectiva que muchos afrodisíacos.