Petting | Qué es y cómo disfrutarlo

Petting | Qué es y cómo disfrutarlo

|

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga y sexóloga Rosa Navarro el 09 de febrero de 2021.

El petting es una práctica sexual que te hará volver a las caricias más básicas y redescubrir así tu propio placer. Es posible que ya hayas disfrutado de él, pero aún no le pusieras nombre a este tipo de práctica sexual.

El petting es una prática muy extendida que puede aportar mucho placer.

¿Recuerdas tus primeras experiencias sexuales en las que comenzabas a descubrir tu sexualidad y qué era aquello que más te gustaba? Es posible que en esos primeros momentos no fueses más allá de la primera fase (lo equivalente al grado 1 del petting que te explicaremos más adelante), pero ¿y si te decimos que esa forma de estimulación sin penetración puede ser una de las claves de tu bienestar sexual?

Te damos una pista: el petting es igual a placer sin penetración. ¿Te suena esta fórmula?

Petting, placer sin penetración

Petting, placer sin penetración.

¿QUÉ ES EL PETTING?

El petting es una práctica sexual que consiste en obtener placer a través de las caricias, roces, besos… con o sin ropa, por todo el cuerpo y sin que haya penetración. El término viene del verbo “to pet”, que en inglés significa acariciar, tocar… pero a nosotrxs nos gusta más traducirlo como “magreo” aunque el término sea mucho más amplio.

Petting, el placer del sexo sin penetración.

Muchas personas creen que el petting es uno más de los mal llamados preliminares al coito, pero ¡nada más lejos de la realidad! Una relación sexual no tiene por qué acabar siempre en penetración. Además, el petting puede convertirse en un juego sexual muuuuy placentero por sí solo, como también lo puede ser la masturbación, la felación, el cunnilingus…  

A la hora de disfrutar del petting, nuestro consejo es que te olvides en un principio de la zona genital y disfrutes de otras zonas erógenas que normalmente quedan olvidadas.

Aunque esta práctica pueda ser un buen punto de partida para las personas adolescentes o aquellas que están iniciándose en su sexualidad, el petting es apto y recomendable para todas las edades. Puedes incluirlo en tus relaciones sexuales siempre que quieras.

Como toda nueva práctica es normal sentirse un poco perdidx al principio, así que ¡no te preocupes! Estamos aquí para ayudarte y contarte todo lo que necesitas saber sobre el petting.

Petting, placer sin penetración

El petting es recomendable a cualquier edad.

BENEFICIOS DEL PETTING

El petting te ayudará a disfrutar de una vida sexual más plena y placentera.

La práctica del petting no viene acompañada únicamente del placer por el placer, sino que trae consigo un montón de beneficios a tener en cuenta:

  • Conocerás mejor tu propio cuerpo y el de tu pareja.

  • Descubrirás zonas erógenas que quizá no sabías que existían.

  • Aviva el deseo sexual en pareja.

  • Permite vivir una sexualidad más allá del coitocentrismo, ya que el sexo no es igual a coito.

  • Es una práctica perfecta para disfrutar del sexo cuando hay dificultades que impiden la penetración, como el vaginismo o la disfunción eréctil.

  • Si se practica con ropa, se minimiza el riesgo de contraer determinadas ITS, así como el riesgo de embarazo.

No olvides que si va a haber contacto entre determinados fluidos o entre los genitales directamente, será necesario utilizar protección extra como preservativos o láminas de látex para evitar ITS y/o embarazos.

Petting y beneficios

Beneficios del petting.

GRADOS DE PETTING

Dentro de la práctica del petting existen diferentes grados y cada uno de estos grados será acumulativo al anterior. Podemos distinguir 3 grados diferentes:

  • GRADO 1

    En este primer grado incluiríamos las caricias en las manos y en la piel que queda expuesta, además de caricias por encima de la ropa, abrazos, besos…

    Grado 1

    Petting de grado 1.

  • GRADO 2

    En este grado de petting añadiremos a todas las caricias anteriores caricias también por debajo de la ropa de forma más intensa.

  • GRADO 3

    En este grado se incluiría la estimulación directa piel con piel y, en el caso de que queráis, estando completamente desnudxs. Un masaje erótico puede ser un buen punto de partida en este momento. 

    Llegados a este grado de petting se puede añadir la masturbación mutua, el frote de los genitales, sexo oral y otras prácticas eróticas añadiendo fetiches, fantasías por realizar, juegos de rol… También se pueden añadir juguetes eróticos, siempre que no haya penetración anal ni vaginal.

    Grado 3

    Petting de grado 3.

Cada vez son más las personas que se animan a disfrutar de esta práctica. Con el tiempo y la experiencia descubrirás que el petting es una forma más de disfrutar de tu sexualidad y, practicado en pareja, avivará además la llama de la relación. Como siempre te decimos, ahora toca la mejor parte… ¿Te animas a experimentar?

El petting es una prática muy extendida que puede aportar mucho placer.

Petting, placer sin penetración

Disfruta del petting para redescubrir el placer.

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Bárbara Montes

Licenciada en Publicidad y RRPP por la Universidad de Girona, Máster en Estrategia y Creatividad Publicitarias por la Universidad Ramón Llull. Creadora de contenidos digitales especializada en sexualidad y educación sexual.

Blog