Edging | el arte de retrasar los orgasmos

Edging | el arte de retrasar los orgasmos

Este artículo ha sido escrito y validado por la psicóloga y sexóloga Elena Crespi el 07 de junio de 2022.

Si deseas aprender algo que te ayudará a mejorar las sensaciones sexuales y a potenciar tus orgasmos, entonces, estoy convencida que quieres saber qué es el edging. Puedes hacerlo de manera individual o en pareja. La propuesta promete, ¿verdad? Si lo pruebas, verás que gozarás mucho más del sexo.

Disfruta del edging

Si pruebas el edging, disfrutarás aún más.

¿QUÉ ES EL EDGING?

Te contamos qué es el edging para que, luego, puedas ponerlo en práctica. Edging viene de la palabra en inglés “edge” que significa borde o límite. Por lo tanto, edging implica llegar al borde o al límite del orgasmo y, entonces, frenarlo para volver a estimular y volver a llegar al borde y volver a frenar. Cada vez que se llega al límite sin orgasmar conseguimos que llegue más riego sanguíneo a la zona genital y eso ayuda a tener unas sensaciones sexuales más potentes, más a flor de piel.

Nuevas sensaciones

Experimenta nuevas sensaciones gracias al edging.

A lo mejor pensarás: “¿y qué gracia tiene frenar el orgasmo?”. Y la respuesta es que no solamente frenas el orgasmo, sino que en algún momento, cuando tú decidas, seguirás estimulando hasta llegar a sentir esa sensación de clímax. O sea que, después de haber llegado unas cuantas veces a ese punto donde casi orgasmas, pero aún puedes retroceder, seguirás hasta conseguir el orgasmo y éste será mucho más sensacional.

El edging es un entrenamiento que puedes convertir en un juego sexual en el que el objetivo sea gozar mucho más de tu cuerpo, no solamente llegar al orgasmo rápidamente y terminar. Fíjate que en nuestro mundo, a menudo, se premia la velocidad para poder terminar lo que hacemos cuanto antes y, a veces, también es importante ir despacio, jugar a llevarnos al límite y alargar el juego sexual para poder gozar y multiplicar las sensaciones de placer.

Además, lo puedes hacer tanto a nivel individual con tu masturbación y, además, puedes jugar en pareja cuando te apetezca.

Qué es el edging

Edging, qué es.

¿CÓMO PRACTICAR EL EDGING?

Si te preguntas qué puedes hacer para poder practicar el edging y disfrutar más de tu sexualidad, toma nota que te vamos a proponer dos ingredientes básicos y algunos pasos para el momento de jugar. Empezamos por los dos ingredientes básicos:

  • 1. Conocer tu cuerpo: esto puede parecer una obviedad, pero es más fácil conocer tu cuerpo y tus genitales y mirarlos con más estima si eres un hombre o te han educado para que lo seas. La educación sexual que recibimos las mujeres, cuando nos educan para ser mujeres, pasa por hacernos sentir mucho más inseguras con nuestro cuerpo y, sobretodo, con nuestros genitales. Incluso algunas personas que tienen vulva no conocer como son, realmente, sus genitales.

  • 2. Conocer tus sensaciones sexuales y tus zonas erógenas: para ello te proponemos que acaricies tu cuerpo y tus genitales, de vez en cuando, sin intención sexual, para ver qué zonas son más agradables al tacto, de qué manera te gusta acariciarte y dónde puedes tener sensaciones más erógenas. Este ejercicio lo puedes hacer combinando el contacto con la fantasía sexual, así las sensaciones serán más placenteras.

La doble penetración

Cómo practicar el edging.

Y los pasos para empezar a practicar el edging:

  • 1. Buscar un espacio en el que estés en una situación cómoda y, además, un poco de tiempo para poder gozar de tus sensaciones y de tu masturbación.

  • 2. Empezar a masturbarte teniendo en cuenta las sensaciones placenteras y el grado de placer que vas consiguiendo.

  • 3. Cuando sientas que el orgasmo empieza a mandar sus primeras señales, deja de estimularte directamente y toca alguna otra parte de tu cuerpo que sea agradable.

  • 4. Disfruta de esa sensación de haber estado cerca de orgasmar y siente el agradable contacto con otras zonas de tu cuerpo.

  • 5. Cuando sientas que la sensación de placer genital va desapareciendo, vuelve a estimular directamente tus genitales hasta volver a tener un poco cerca la sensación orgásmica y vuelve a parar.

  • 6. Repite los pasos 4 y 5 tantas veces como quieras. Notarás que, poco a poco, las sensaciones van aumentando, las ganas de orgasmar se irán apoderando de ti. Será entonces cuando puedes seguir estimulando sin parar para poder llegar a un orgasmo más fuerte. ¡Disfrútalo!

  • 7. Y si haces este juego en pareja, explícale bien cómo funciona tu cuerpo, cuándo deseas parar o seguir y eso seguro que calienta el ambiente y puede excitaros mucho más.

Empieza a practicar edging

Disfruta del edging desde 0.

BENEFICIOS DEL EDGING

Si disfrutas haciéndolo y conviertes el edging en un juego sexual y no en una obligación, puedes llegar a beneficiarte de muchísimas ventajas. Te decimos algunas y seguro que tú puedes encontrar muchísimas más:

  • a. Que tus orgasmos sean más placenteros

  • b. Gozar del bienestar y de las sensaciones sexuales previas al orgasmo (conocidas como orgasmo)

  • c. Gozar de las sensaciones corporales después del orgasmo

  • d. Ampliar el abanico de juegos sexuales durante la masturbación y no hacer siempre lo mismo

  • e. Ampliar los juegos sexuales en pareja, mejorar la comunicación, aumentar la excitación y no caer en la monotonía

  • f. Alimentar el deseo sexual

  • g. Conocer más el cuerpo en situación sexual y controlar mejor la eyaculación evitando, por ejemplo, episodios de eyaculación precoz, en el caso de tener un pene

  • h. Conocer más el cuerpo en situación sexual y facilitar el orgasmo, en el caso de tener dificultades orgásmicas. Esta situación se da, sobretodo, en mujeres cisgénero.

Beneficios del edging

Beneficios del edging.

Los beneficios del edging para tu sexualidad son múltiples, ya lo has visto. Goza del aprendizaje y recuerda que el objetivo es mejorar, conocer, sentir placer y no obsesionarse en controlar a la perfección esta técnica. Es a través del juego, del conocimiento y del placer cuando se llega al límite de las sensaciones sexuales y se puede parar y seguir hasta orgasmar cuando se desee.

Controla tus orgasmos

Controla tus orgasmos y disfruta aún más.

OTRAS TÉCNICAS PARA CONTROL DE ORGASMO

Además de esta técnica, que en sexología clínica se llama “parada y arranque”, también una técnica más que te puede ayudar a mejorar las sensaciones y el placer sexual:

• Variar el tipo de estimulación y la zona del cuerpo donde estimulamos: no hacer siempre lo mismo y dar la oportunidad a otras zonas erógenas para poder estimularlas sintiendo placer y gozando de ellas. Si, además, mezclas fantasías sexuales durante el juego de estimulación, las sensaciones serán más potentes e, incluso, puedes llegar a orgasmar.

Ya ves que el juego sexual puede ir mucho más allá de la penetración coital. El edging es solamente uno de los juegos que puedes hacer para seguir conectando contigo y aprendiendo en los juegos compartidos con otras personas. Esperamos que disfrutes mucho y amplíes tu lista de juegos sexuales y, sobretodo, disfrutes muchísimo haciéndolo.

Disfruta del edging

¡Disfruta del edging!

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Publicado en: Vulvas, Penes, Academia erótica.

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional Todo el contenido de este artículo pertenece a Diversual y tiene una licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional. Para usar el contenido es necesario nombrar a la fuente con un enlace.

Elena Crespi
Elena Crespi

Licenciada en Psicología, Elena está especializada en terapia de pareja, sexología, terapia familiar y psicología perinatal, especializándose con diferentes masters y postgrados. Creadora de Meràkia, su proyecto abarca diversos servicios de psicoterapia, coaching, sexología… Ver más.

Blog