Sexo anal | Guía de iniciación

Sexo anal | Guía de iniciación

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga y sexóloga Elena Crespi el 15 de febrero de 2022.

¿Te gustaría tener sexo anal, pero sientes que tienes miedos y pensamientos que te impiden dar el paso? ¿Has oído hablar de las maravillas del sexo anal y te gustaría experimentarlas? ¿Quieres practicar sexo anal, pero no sabes cómo decírselo a tu pareja?

Tranquilx, a casi todxs nos sucede lo mismo al principio. Vamos a ayudarte a iniciarte en el sexo anal y cómo hacer que sea agradable para todxs lxs participantes. Suena bien, ¿verdad?

El sexo anal aún es un tema tabú y muchas personas lo asocian a una determinada orientación sexual sin querer ni siquiera oír hablar de ello (y mucho menos de probarlo). Nuestro propósito es abrir tu mente, que puedas ver el sexo anal como una práctica sexual más y que llegues a disfrutar de ella si tú quieres.

El sexo anal puede llegar a ser muy placentero y no tiene por qué ser doloroso.

Sabemos que el sexo anal puede convertirse en una odisea, sobre todo si ya has tenido alguna mala experiencia, pero para saber si te gusta algo debes probarlo y para probarlo debes saber por dónde empezar. El primer paso para practicar sexo anal es hablarlo con tu pareja sexual. ¿Sabrías cómo hacerlo?

CÓMO PEDIRLE SEXO ANAL A TU PAREJA

Cuando estás decididx a practicar sexo anal, el primer paso es transmitírselo a tu pareja y esto suele ser una de nuestras mayores barreras. Tanto si tienes vulva como pene, el momento de proponerlo es clave.

Lo más recomendable es que se lo digas a tu pareja de la forma más explícita posible, ya que las indirectas no tan claras pueden dar lugar a confusiones. Recuerda que al sexo anal también se le conoce como sexo griego o hacer un griego, por lo que cualquiera de estas opciones a la hora de comunicarlo será igual de válida.

Nuestros consejos para introducir el tema sin morirte de vergüenza ni hacer que tu pareja salga corriendo del susto son:

  • Saca el tema sin cortarte fuera del momento de la relación sexual (experiencias previas, límites, preferencias, ideas, miedos...). Esto es especialmente importante sobre todo si unx o los dos sois principiantes en el sexo anal.

  • Preguntar sin temor y de forma explícita a tu pareja mientras estáis practicando relaciones sexuales también puede funcionar. Eso sí, ten en cuenta que la forma de expresarlo es importante: una cosa es ser clarx y otra es decirlo a lo bruto.

  • Puedes recurrir a la comunicación no verbal, auto estimulándote o guiando la mano de tu pareja, sobre todo cuando ya tienes cierta confianza con esa persona. ¡Seguro que lo capta!

Pareja hablando de sexo anal

Proponiendo practicar el sexo anal.

Ahora, lxs dos estáis de acuerdo en probar una práctica nueva de la que tantas personas hablan pero que muchos no se atreven a probar. ¡Enhorabuena!

El sexo anal es una práctica sexual que incita curiosidad, pero que muchas personas no prueban por los tabús que hay en torno a ella.

CONSEJOS PARA INICIARTE EN EL SEXO ANAL Y NO MORIR EN EL INTENTO

MUCHA LUBRICACIÓN

El ano no lubrica ni crea su propia lubricación natural, por lo que, para disfrutar del sexo anal, debes proporcionarla tú a través de lubricantes anales y aún es más ¡nunca será demasiada!

Mucha lubricación en el sexo anal

Recuerda que con el sexo anal: lubricación, lubricación, lubricación...

EXCITACIÓN AL CUBO

Si en un encuentro sexual ya es importante la excitación, en el sexo anal se necesita multiplicada por 3. Y ¿esto por qué? Muy sencillo, una penetración anal no resulta tan fluida en comparación con una vaginal.

Debéis estar muy excitados

La excitación es indispensable.

MASTURBACIÓN

Además del lubricante, necesitarás mucha paciencia y dedicar tiempo a la estimulación de la zona anal y el ano para acomodarlo a la penetración. ¿No sabes por dónde empezar? Comienza a reconocer sensaciones usando tu dedo o el de tu pareja.

Se puede empezar masturbando el ano con un dedo

Antes del sexo anal se puede masturbar el ano para relajar la zona.

COMUNICACIÓN EN PAREJA

No hay diversión si hay dolor. En serio, si duele, ¡parad! Puede ser incómodo al principio, puede existir incluso cierto miedo, pero es importante conseguir una mínima relajación y tener una buena comunicación con tu pareja.

Durante la práctica, mantén los sentidos en alerta para que, a la más mínima sensación de molestia podáis reconducir la situación.

Comunicación constante

Comunicación en pareja indispensable en todo momento.

ESTIMULACIÓN SIMULTÁNEA

Aunque hayas oído que el sexo anal por sí mismo es extremadamente placentero, te vamos a contar un pequeño secreto. Y es que, muchas personas disfrutan aún más de la estimulación anal si al mismo tiempo se estimula el clítoris o, rizando el rizo, si se realiza una doble penetración.

En el caso de que sea una persona con pene la que vaya a ser estimulada analmente, ¡el truco es el mismo! La estimulación simultánea mejorará la experiencia.

Un secreto: la doble estimulación es una buena forma de iniciarte en el sexo anal.

JUGUETES PARA MEJORAR LA EXPERIENCIA

En esto del placer anal, una ayudita nunca viene mal (y sin quererlo, hasta nos ha salido un pareado).

Existen juguetes especialmente diseñados para ayudar a que la práctica del sexo anal sea más placentera. Dilatadores anales, conos, plugs anales, consoladores específicos y toda la gama de lubricantes anales ayudan a dilatar el ano de forma gradual antes del sexo.

Es más, te vamos a decir algo, muchas personas disfrutan únicamente de los juguetes anales y no necesariamente llegan a la penetración.

Juguetes anales

Los juguetes anales son tus mejores aliados para iniciarte en el sexo anal.

POSTURAS PARA SEXO ANAL

Es posible realizar sexo anal en muchas y variadas posturas, lo importante es que lxs dos os sintáis cómodxs. Eso sí, las posturas en las que la penetración es muy profunda no son las más recomendables para empezar.

Para iniciarte en la práctica, es mejor optar por posturas en las que la persona que va a ser penetrada tenga más control de la situación como la vaquera en la que controla la velocidad y la profundidad del empuje o la postura del borde de la cama en la que el ángulo de penetración es el ideal.

LA VAQUERA

La vaquera anal

AL BORDE DE LA CAMA

Al borde de la cama anal

Otras posturas que funcionan bien para el sexo anal son la de la cuchara que además convierte la experiencia en algo más íntimo, y la hache que facilita más libertad del movimiento de los dos.

LA CUCHARITA ANAL

La cuchara anal

LA H ANAL

La H anal

CÓMO ESTIMULAR EL ANO

Hasta ahora has visto cómo comenzar a practicar sexo anal para llegar a conseguir que sea una práctica placentera. Si verdaderamente os apetece probar a ambxs, ahora es el momento de dejar al lado prejuicios y dejarse llevar.

Además de estimular el ano, ¡no te olvides de lubricarlo!

520541532

Empieza suave y con muuuucho cariño, no tengas prisa. No se trata de meter varios dedos de golpe, ni un juguete de forma forzada. Puedes empezar acariciando la zona con un dedo, con la lengua o con algún juguete sexual.

Amor y mimos

Elevadas dosis de mimo y cariño facilitarán la práctica del sexo anal.

Recuerda siempre que una estimulación realizada con mimo, junto con el incremento de la excitación, harán que los músculos del ano se relajen, se produzca la necesaria dilatación y todo resulte más fluido.

Una estimulación previa, realizada con mimo y cariño, te ayudará a iniciarte con éxito en el sexo anal.

CÓMO PREPARARSE A NIVEL DE HIGIENE

Quizá ya tienes claro que quieres disfrutar de esta práctica, pero una vez te imaginas en situación, surgen las dudas: ¿Debo hacer algo especial a nivel de higiene para disfrutar sin preocupaciones? ¿Cómo evitar las sorpresas innecesarias? 

Una de las dudas más frecuentes es: ¿cómo debo prepararme a nivel de higiene antes de practicar sexo anal?

A veces, más que los tabúes de la práctica en sí, lo que no nos deja dar el paso de probar el sexo anal es el pudor por tratarse de esa zona concreta.

Como ya te hemos contado, el ano es una zona en contacto con bacterias, pero si tienes en cuenta las siguientes recomendaciones podrás disfrutar del sexo anal sin preocupaciones:

  • Intenta realizar una comida ligera antes de mantener el encuentro.

  • Puedes limpiar la zona externa del ano con agua tibia y un jabón específico, ya que el pH de la zona anal es ligeramente más ácido. Evita las esponjas que son foco de bacterias, tus propias manos serán suficiente.

  • Para una limpieza profunda puedes utilizar una pera anal para practicar una lavativa unas 4 horas antes del encuentro, o un accesorio para incorporar a la ducha que te ayudará a estar preparadx antes de disfrutar de esta práctica sexual.

  • Sea cual sea el método que elijas tómate tu tiempo y utiliza agua a una temperatura y presión agradables.

  • Relájate y ve poco a poco: únicamente queremos limpiar la parte final del recto, por lo que no es necesario que introduzcas el dispositivo completo, pero siempre puedes ayudarte con un poco de lubricante.

  • Durante la lavativa, expulsa el agua de la cavidad rectal y repite cuantas veces creas necesario. Cuando el agua salga limpia, ya estarás preparadx.

  • Tanto las peras anales como el resto de accesorios para practicar un enema son de uso personal y no deben compartirse. Asegúrate de limpiar muy bien con agua y jabón neutro el accesorio que has utilizado.

  • Puedes tener relaciones anales siempre que desees, pero no abuses de las lavativas para evitar que la mucosa que produce el intestino de forma natural se pueda ver dañada. Se recomienda realizar un máximo de una por semana.

  • No olvides el uso del preservativo para prevenir ITS y lo importante que es cambiarlo si vas a alternar penetración anal con penetración vaginal, o en el caso de utilizar juguetes.

Prepararse para el sexo anal

Cómo prepararte para disfrutar del sexo anal.

PRECAUCIONES EN LA PRÁCTICA DEL SEXO ANAL

HIGIENE Y LIMPIEZA DE JUGUETES

Por comodidad e higiene, antes y después de practicar sexo anal, es recomendable limpiar tanto el ano como el pene. En el caso de usar los juguetes, puedes limpiarlos con agua y jabón neutro o bien utilizando limpiadores específicos de juguetes sexuales.

NO INTERCALAR CAVIDADES

El ano y el recto contienen bacterias que no pertenecen a la vagina. En la pornografía, la lengua, los dedos, los juguetes y el pene se sacan de una cavidad y se introducen en ambas cavidades sin ningún control. ¡Cuidado! En la vida real, esto podría causar infecciones.

Es muy importante que, si introduces algo en el ano, lo laves muy bien antes de introducirlo en la vagina.

PROTECCIÓN

A pesar de que no hay riesgo de quedarte/dejarla embarazada, no podemos dejar de decirte que el sexo anal tiene el mismo riesgo de contraer ITS. Por eso es importante que no te olvides de usar preservativo durante su práctica.

EVITA SORPRESAS

Si te preocupan las fugas inesperadas, puedes usar una ducha anal o enema para realizar una lavativa, y así solo centrarte en la estimulación y el disfrute.

Precauciones en el sexo anal

Precauciones importantes a tener en cuenta.

ENTONCES QUÉ, ¿EMPEZAMOS...?

Si por fin te has decidido a probar el sexo anal solo hay dos cosas más por hacer: una es saber cómo hacerlo en tu primera vez, y acabamos de ayudarte con eso, y la otra será disfrutar de un sexo anal lo más agradable y divertido posible.

Olvídate de los vídeos que hayas podido ver o las experiencias de otras personas que hayas podido leer o escuchar. Si eres principiante en esto del sexo anal, te recomendamos tomártelo con calma, sin miedo, e intentando disfrutar de cada momento.

El sexo anal puede llegar a ser tu práctica preferida si sabes hacerlo correctamente.

No te preocupes si en algún momento tienes necesidad de parar porque te resulta incómodo o simplemente no te gusta. Quizá puedes probar en otro momento en el que te encuentres más relajadx. Y si por lo que sea terminas pensando que no es lo tuyo, ¡NO pasa nada! Hay cientos de posturas, prácticas sexuales y juguetes eróticos que puedes probar para incrementar la diversión. ¡El sexo anal es solo una más!

JUGUETES RECOMENDADOS PARA EMPEZAR

Resumiendo lo que hemos comentado hastsa ahora: la lubricación y la dilatación son dos cosas primordiales, ya sea con pareja o en solitario. Por lo tanto los juguetes indispensables para empezar a disfrutar del sexo anal serían los siguientes:

Juguetes recomendados para el sexo anal

Se recomienda experimentar con un lubricante relajante y un plug anal de silicona de pequeño tamaño para empezar.

Con esto, ya podrás comenzar a estimularte y aprender a dilatar la zona anal. Ahora toca la mejor parte... ¡a disfrutar!

BIBLIOGRAFÍA

  • McBride KR, Fortenberry JD. Heterosexual anal sexuality and anal sex behaviors: a review. J Sex Res. 2010 Mar.
  • Fernández, M. Manual de almohada: sexo anal. Diana (Grupo Planeta). eBook 9786070729294.
  • Todas las imágenes de este post han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional Todo el contenido de este artículo pertenece a Diversual y tiene una licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional. Para usar el contenido es necesario nombrar a la fuente con un enlace.

Rosa Navarro Sánchez
Rosa Navarro Sánchez

Psicóloga y Sexóloga colegiada CV16938. Licenciada en Psicología por la universidad Miguel Hernández de Elche y Máster en Salud Sexual y Sexología Clínica en la UNED. He realizado cursos de Sex Coaching y Terapias Sexuales por la UMH y especialización en Sexualidad positiva. Ver más.

Consultas y dudas sobre Sexo anal | Guía de iniciación

  • Por Sara el 31/10/22

    Hola. Tengo la duda de si teniendo sexo anal me puedo quedar embarazada. Estoy casi segura de que no, pero como se escuchan tantas historias. Me gustaría saber tu opinión. Gracias!

    Respondido por Rosa Navarro el 31/10/22 Hola Sara. Gracias por tu consulta. La respuesta es un rotundo NO, ya que no existe ninguna posibilidad de que se fecunde un óvulo teniendo sexo anal. Lo que no quita que sea muy recomendable el uso de preservativos o métodos de barrera que eviten que puedas contraer alguna ITS.

Pregunta a la sexóloga

Blog