Pegging | Qué es y cómo practicarlo

Pegging | Qué es y cómo practicarlo

|

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga y sexóloga Rosa Navarro el 27 de julio de 2021.

Si has llegado hasta aquí quizá te suena la palabra estrella de nuestro artículo: pegging. Lo has escuchado alguna vez, o has oído a alguien que se ha atrevido a experimentar y a dar un paso más allá o lo ha probado con su pareja. ¿Te ha generado curiosidad y crees que ha llegado la hora de probar algo nuevo? ¡Estás en el lugar adecuado?

¿Estás listx para romper tabúes e intercambiar los roles?

Desterrar prejuicios en pareja y romper con los tabúes puede haceros disfrutar aún más de la sexualidad juntxs, y te aseguramos que la zona anal es una zona que merece ser descubierta.

Pegging y cambio de roles

Descubre el placer de cambiar los roles.

¿QUÉ ES EL PEGGING?

El pegging es una práctica sexual en la que la persona de la pareja con vulva toma las riendas y penetra analmente a la persona con pene, generalmente con un arnés o un dildo. Es un término relativamente nuevo que se originó en una encuesta para dar nombre a este tipo de acto sexual.

Pegging, la práctica sexual que te hará intercambiar los roles.

En el pegging esta oportunidad de llevar el control y ser sometidx cambiando los roles y cediendo el control resulta muy excitante.

La estimulación anal puede ser muuuy placentera, pero además en las personas con pene hablamos de una zona especialmente sensible: la zona anal es el acceso directo al punto P (de próstata y de un placer más intenso).

Si aún tienes dudas, recuerda que un tipo de práctica o experimentar y disfrutar de una parte de tu cuerpo no tiene nada que ver con tu orientación sexual.

Pegging, qué es

¿Qué es el pegging?

BENEFICIOS DEL PEGGING

La práctica del pegging no tiene nada que ver con tu orientación sexual, recuerda que las prácticas sexuales no tienen orientación. Independientemente de tu orientación sexual puedes disfrutar igual que lo haces con otras prácticas y otro tipo de estimulación.

Si aún no te has decidido a experimentar con el pegging, te contamos qué beneficios puede aportarte.

La práctica del pegging puede aportarte numerosos beneficios más allá del placer.

  • Estimular la zona anal de tu cuerpo en pareja os ayudará a innovar y mejorar vuestra experiencia.

  • Mejorará la confianza y la comunicación, haciendo que os conozcáis aún más.

  • Con la estimulación anal, vas a descubrir nuevas sensaciones y otras formas de placer.

  • Su estimulación está vinculada a una menor probabilidad de padecer cáncer de próstata.

  • Ayuda en la prevención de trastornos ya que el masaje de la zona P ayuda a drenar fluidos de forma adecuada.

  • El estímulo de la zona prostática puede hacerte eyacular y llegar al clímax.

  • Este tipo de estimulación puede ayudar a retardar la eyaculación y mantener la erección.

  • Ayuda a calmar dolores y molestias.

  • Es muy beneficioso para la salud sexual.

Como ves son todo ventajas, así que ¡deja atrás todos los prejuicios! Es hora de que disfrutes de tu cuerpo sin miedo al placer y/o de que le hagas llegar a tu pareja al máximo clímax.

Pegging, beneficios

Beneficios del pegging.

CONSEJOS PARA INICIARTE EN EL PEGGING

Dar el paso de incorporar algo nuevo en las relaciones sexuales puede ser muy excitante. Nuestro primer consejo es que te plantees si el pegging es algo que desearías probar o que te causa cierta curiosidad y si es así, lo hables con tu pareja. La comunicación a la hora de introducir nuevas prácticas sexuales en la relación es clave, todo tiene que ser consensuado.

¿Te imaginas que es también su fantasía y nunca se os había ocurrido mencionarlo? Quizá descubrís un complemento ideal para darle un punto de novedad a vuestra vida sexual…

Ahora que ya te has decidido, te estarás preguntando cómo iniciarte y hacer que tu pareja te penetre, o cómo penetrarla. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a que la experiencia sea aún más placentera:

Pegging con seguridad

Disfruta del pegging con total seguridad

  • Empieza siempre de menos a más.

  • Añade un buen lubricante de base agua para que todo vaya como la seda.

  • Comienza estimulando la zona de forma manual, sin penetración.

  • Puedes estimular también con sexo oral sobre el ano (anilingus).

  • Incorpora plugs de diferentes medidas que ayuden a preparar la zona. 

  • Los estimuladores de próstata también son un buen punto de partida como preparación.

Cuando ambxs estéis listos, podréis pasar a la práctica del pegging propiamente dicha. Comenzad siempre de menos a más como os hemos recomendado, prestando mucha atención a las reacciones y a cómo responde vuestro cuerpo. La comunicación es vital para saber cuáles son vuestras sensaciones en cada momento y si vais por el buen camino.

ARNESES SEXUALES

Para poder disfrutar del pegging, el elemento clave que vas a necesitar es un arnés sexual. 

En los últimos años, los arneses sexuales se han convertido en objetos muy populares para dar un extra de excitación a las relaciones. Quizá hasta ahora no habías oído hablar de este tipo de juguetes porque se comercializaban sobre todo para las relaciones lésbicas, pero ¡nada más lejos de la realidad! Cualquier persona puede llevar un arnés con un dildo o ser penetrada por él.

Cualquier persona puede llevar un arnés o ser penetrada por él.

Un arnés sexual, también conocido como strap on, es un objeto diseñado para el placer. Normalmente está formado por unas correas y un dildo, que puede ir en el propio arnés, o ser intercambiable como en el arnés Apolo entre varios modelos de dildos con distintos grosores, tamaños, etc…

Arnés Apolo

Arnés universal Apolo

El arnés se coloca en el cuerpo para penetrar a la pareja, de una forma parecida a como te colocarías un cinturón. Es el complemento perfecto para disfrutar del pegging, ya que la persona con vulva deberá colocárselo para penetrar analmente a su pareja, a la vez que estimula su próstata.

Apolo con dildo

Arnés Apolo con dildo

También existe la opción del arnés doble sin correas, en el que la persona con vulva se lo coloca sujetando uno de sus extremos con su vagina. Estos arneses se conocen también como strapless y puede ser algo más inestables de utilizar. Si es tu primera vez probando el pegging, te recomendamos que elijas otro tipo de arnés para comenzar. Siempre habrá tiempo de ir a más.

Arnés sin correas

Arnés sin correas

Si quieres más información sobre los arneses sexuales, te recomendamos revisar nuestra guía completa escrita por Thais Duthie. 

POSTURAS PARA DISFRUTAR MÁS DEL PEGGING

Desde diversual ponemos nuestro granito de arena en forma de inspiración con estas posturas que te ayudarán a sacarle el máximo partido a esta práctica.

  • POSTURA DEL MISIONERO ADAPTADA

    En la postura del misionero adaptada para la estimulación anal, la persona que va a recibir la penetración se tumbará sobre su espalda, con las piernas abiertas, y la persona que lleva el arnés se tumbará sobre ella de cara, realizando la penetración desde ese ángulo mientras se apoya en sus rodillas y brazos.

    El misionero adaptada

    El misionero adaptada.

  • POSTURA DEL PERRITO

    En la postura del perrito la persona que va a recibir la penetración se pondrá sobre una superficie plana, apoyada sobre las manos y sus rodillas, a cuatro “patas” (como si fuese un perrito). La persona que lleva el arnés realiza la penetración desde atrás, semiarrodillada. En esta postura esa persona tendrá el control de la situación y del ritmo, movimiento, y el grado de penetración, y puede dirigir todo esto a través de las caderas de la persona que es penetrada.

    El perrito

    El perrito.

  • POSTURA DE LA VAQUERA AL REVÉS

    En la postura de la vaquera al revés vamos a partir de la postura de la vaquera en la que te colocarás a horcajadas de tu pareja, pero esta vez colocándote al revés (como en la imagen). La persona que está arriba será la que controle el grado y nivel de la penetración.

    La vaquera al revés

    La vaquera al revés.

  • POSTURA DE LA H ESPECIAL

    La postura de la Hache es una variación de la postura de la cucharita anal, pero en este caso de pie. En esta postura ambas personas están de espaldas, una detrás de la otra, y la penetración anal tiene lugar desde atrás. Es una postura ideal también para la estimulación del pene a la vez.

    La H especial

    La H especial

No te frenes a descubrir nuevas sensaciones por los tabúes que pueda haber alrededor de una práctica, más aún cuando disfrutar de la estimulación anal no tiene nada que ver con tu orientación sexual.

Pegging y nuevas sensaciones

Descubre las nuevas sensaciones que te ofrece el pegging.

BIBLIOGRAFÍA

  • Ventriglio A, Bhat PS, Torales J, Bhugra D. Sexuality in the 21st century: Leather or rubber? Fetishism explained. Med J Armed Forces India. 2019 Apr.
  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Bárbara Montes
Bárbara Montes

Licenciada en Publicidad y RRPP por la Universidad de Girona, Máster en Estrategia y Creatividad por la Universidad Ramón Llull. Especializada en sexualidad y educación sexual y creadora de contenidos digitales. Saber más.

Blog