Disfrutar del azote | Spanking

Disfrutar del azote | Spanking

|

El spanking se ha convertido en una de las prácticas sexuales no convencionales más extendidas por parte de todo tipo de personas que buscan aportar algo original a sus encuentros privados. Conocido también como disciplina inglesa, su origen se remonta a mucho tiempo atrás, dado que hay rastro de su práctica incluso en civilizaciones del pasado. En la época victoriana obtuvo una popularidad notable, estando también descrito en el Kama Sutra. Con el paso del tiempo se ha introducido en los recursos habituales de los que disfrutan quienes practican el BDSM.

La práctica del spanking reside en el azote, dentro del respeto y la complicidad sexual de la pareja, de las nalgas de la otra persona. Para que se practique, una de las dos personas tiene que ocupar la posición de azotador (el papel dominante) y la otra la de azotado (un papel pasivo). Se pueden adoptar distintas posiciones dependiendo del tipo de spanking del que se quiera disfrutar. La más extendida es aquella en la cual el azotador se sienta y el azotado se coloca tumbado boca abajo sobre las rodillas del primero. De esta manera los dos cuerpos se encuentran en un contacto constante y puede derivar en disfrutar de la sensación de una manera más cercana.

También se puede practicar en una silla, encima de un objeto del hogar, como la cama, un sofá o una mesa. De querer adoptar una posición diferente, que sea incluso más sufrida para el azotado, es posible practicarlo de pie, quedando quien recibe los azotes con las manos sobre la pared.

El spanking puede alcanzar distintos niveles dependiendo de la complicidad y el aguante de los implicados. Es recomendable practicarlo con una persona con la que se tenga confianza y conociendo siempre los límites que requiere este tipo de práctica. El enrojecimiento de las nalgas no es un factor que deba preocupar en exceso durante la práctica del spanking, dado que es habitual que esto aporte un grado de erotismo añadido por la fórmula de dominación que se introduce en la balanza. En cualquier caso, es fundamental tener muy claros los límites en esta práctica de BDSM que puede dar muchas satisfacciones si se realiza de la manera adecuada.

También es importante practicar el spanking con las herramientas adecuadas. Para ello diversual.com dispone de una amplia selección de artículos de gran calidad que podéis encontrar en la sección de BDSM. Con ellos tendréis la oportunidad de sentiros como los personajes de 50 sombras de Grey, lo cual es una buena oportunidad para cumplir fantasías. Entre las principales recomendaciones están las paletas, los azotadores y los látigos, fabricados con distintos materiales y de alta resistencia.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Publicado en: Vulvas, Academia erótica.
Lorena Martínez
Lorena Martínez

Licenciada en psicología por la universidad Miguel Hernández de Elche y especializada en salud sexual. Redactora de contenidos sobre sexualidad y relaciones de pareja en diferentes medios. Sexóloga para Diversual desde 2017.

Blog