Squirting | Guía completa

¿Has oído hablar del squirt y no sabes bien lo que es? ¿Te mueres de ganas por experimentarlo y no sabes cómo conseguirlo? ¿Te gustaría estimular a tu pareja para que lo experimentara?

Seguro que has oído hablar del ya famosísimo Squirting. Tanto si has leído ya sobre este fenómeno o es la primera vez que oyes esta palabreja tan rara, te lo vamos a contar todo sobre él.

Mujeres que quieren el squirt

Muchas personas desean conseguir el squirting y no saben cómo.

Aunque algunas personas dicen haberlo experimentado de forma espontánea, suele ser necesario seguir algunas pautas para conseguirlo. Es fundamental conocer dónde tocar, cómo hacerlo, y cuál es la actitud adecuada para facilitarlo. En este artículo vas a descubrir todo esto y ¡mucho más!

Todo el mundo siente interés por el squirting, un fenómeno sexual aún rodeado de tabúes y dudas.

Chicos que se interesan por el squirt

Los hombres también se interesan por el squirt y cómo hacer que su pareja lo experimente.

¿QUÉ ES EL SQUIRT?

Como en muchos temas relacionados con la sexualidad, existen diversos mitos alrededor del Squirt. Vamos a desmontarlos uno a uno y contarte de qué se trata realmente y cómo puedes conseguir este fenómeno que tanto interés despierta.

El squirt y lo que es en realidad

El squirt y la eyaculación femenina son distintas.

Muchas personas, e incluso expertos en sexualidad, hablan de eyaculación y squirting de forma indistinta, como si se tratara de lo mismo, pero no, son dos fluidos distintos.

El Squirt y la eyaculación femenina no son lo mismo, son fluidos diferentes en cuanto a composición y procedencia.

Según un estudio del Instituto Nacional de Medicina sexual de los EEUU, los órganos que lo producen y los componentes del squirting y la eyaculación femenina no son los mismos.

La eyaculación femenina es el líquido que las personas con vulva liberan durante el orgasmo. Puede ser transparente y algo lechoso y puede llegar a confundirse con la lubricación natural de la vagina.

Eso sí, no esperes una eyaculación a propulsión como la masculina. Ten en cuenta que, en el caso de la eyaculación femenina, el fluido se queda la mayoría de veces en el canal vaginal y no sale al exterior.

La eyaculación femenina es más frecuente que el squirting, aunque muchas veces pasa desapercibida porque se confunde con la lubricación.

El squirting es la expulsión de una cantidad moderada de un líquido acuoso prácticamente transparente. Es liberado por la uretra (orificio por donde se orina) incoloro y prácticamente no huele a nada. En este caso, a diferencia de la eyaculación femenina, no está relacionado con la llegada al clímax.

Lo inusual nos atrae, quizá por eso el Squirting es algo que buscan experimentar tantas personas.

LO QUE HAY DETRÁS DEL FAMOSO SQUIRTING

La existencia del squirting es puesta en duda por los fisiólogos, quizá porque la mayoría de las personas con vulva asegura que no la experimenta, aunque hay una parte de la población que sí.

Se llega a discutir incluso si se trata de orina, orina mezclada con el fluido de las glándulas de Skene, o si es una secreción de estas últimas, aumentada por la inminencia del orgasmo y expulsada con fuerza por sus contracciones.

Entonces, ¿el squirting existe o no existe?

Sí, es un fenómeno sexual que existe del que cada vez tenemos más información y se realizan más estudios al respecto.

En algunos de esos estudios se ha comprobado que en personas que tenían la vejiga vacía antes de la excitación sexual, justo antes de experimentar el squirting sus vejigas se llenaban. Esto coincide con el análisis que algunos autores han realizado del fluido, que concluyen que es orina diluida.

FORMAS DE CONSEGUIR EL SQUIRT

Ya sabes qué es el Squirt. Ahora llegamos a lo que seguro más te interesa, aprender las formas de conseguir el squirting.

Toda persona con genitales femeninos tiene la capacidad biológica de tener un squirting pero no todas somos capaces de conseguirlo ya que influyen diversos factores en ello.

  • Saber qué puntos mágicos tocar

  • No obsesionarse con conseguirlo

  • Altas dosis de excitación

  • Tener la mente relajada

Lo que también es importante que sepas es que el squirting no está necesariamente ligado al orgasmo, es decir puedes experimentarlo sin necesidad de llegar al clímax y no siempre lo experimentarás, aunque trates de hacerlo.

El squirting es una respuesta fisiológica sexual más, no esperes necesariamente tener una sensación de placer similar a la del orgasmo.

ESTIMULACIÓN PUNTO G

La forma más habitual de conseguir experimentar el squirting es realizar una estimulación enérgica y continua del punto G, pero ojo, no de cualquier manera.

Es fácil conseguir el squirting mediante estimulación manual, aunque también es posible a través de la penetración o usando juguetes eróticos especialmente diseñados para la estimulación del punto G.

Tener un squirt estimulando el punto G

La estimulación del punto G es una de las formas habituales de conseguir experimentar el squirting.

Forma de estimulación del punto G para favorecer el squirting:

  • 1. ESTIMULA EL CLÍTORIS

    No sólo para aumentar la excitación, sino para permitir que pueda llenarse de sangre y así poder palparlo.

  • 2. LOCALIZA EL PUNTO G

    Tú o tu pareja pareja puede/es introducir el dedo medio y/o anular por la vagina con la palma hacia arriba, hasta ubicar correctamente al punto G, zona rugosa que se puede distinguir con la yema de los dedos. Si se presiona correctamente comenzarás a sentir una sensación parecida a la de querer orinar. Tranquilidad, todo va como tiene que ir.

    Localizar el punto G
  • 3. ESTIMULA EL PUNTO G

    Se debe estimular mediante un masaje aumentando poco a poco la presión y frecuencia. Los movimientos pueden ser circulares, lineales, rápidos, hasta detenerse o haciendo presión hacia arriba.

    Algo que no suele fallar es hacer presión como si se quisiera tocar el hueso púbico y presionar al mismo tiempo externamente el pubis con la palma de la mano.

  • 4. DISFRUTA

    Poco a poco irás sintiendo mayor cosquilleo y ganas de orinar, no te contengas. Lo que sí puedes hacer es incrementar el ritmo de las contracciones de los músculos que permiten la liberación y retención de orina, algo que dará como resultado el squirt.

    Estimular el punto G para obtener un squirting

DOBLE ESTIMULACIÓN PUNTO G Y CLÍTORIS

Aunque siempre se dice que el squirting se consigue con la estimulación del punto G, lo cierto es que una estimulación combinada del clítoris y este punto mágico puede aumentar las posibilidades de conseguirlo.

Puedes realizar esta estimulación SIMULTÁNEA combinada de muchas formas, usando los dedos, juguetes sexuales o la penetración. El truco es elevar la excitación al máximo nivel, y estimular todas aquellas partes que entrar en juego en el squirting, el clítoris.

Estimulación de punto G + clítoris

Una estimulación doble clítoris-punto G ayuda a tener un squirt.

ESTIMULACIÓN COMPLETA DEL CLÍTORIS

Aunque la mayoría de información sobre el squirting apunte a que es necesaria la estimulación directa del punto G para llegar a experimentarlo, muchas personas con vulva aseguran que lo han conseguido con la estimulación del clítoris únicamente.

Podemos decir que existe otra forma de conseguir el squirt que muchas personas no conocen, la estimulación completa del clítoris. Nuestro amigo el clítoris debe estimularse de principio a fin, y no sólo la parte visible.

Estimulación completa del clítoris

El clítoris no es sólo el llamado botón del amor, tiene una parte no visible y estimulable.

Vale, pero, ¿Cómo consigo estimular todo el clítoris?

Primero te vamos a contar un secreto, por mucho que masajees intensamente el clítoris o te estimules de forma continua a nivel externo, será difícil que llegues a experimentar un squirt.

En el empeño de conseguirlo lo que sí podrás conseguir es cansarte, aburrirte o incluso sentir molestias en el clítoris.

La forma más fácil y sencilla de estimular el clítoris en su totalidad es hacerlo vibrar de principio a fin y esto se consigue sobre todo con los vibradores, especialmente con los llamados succionadores de clítoris.

Estimulación del clítoris con succionadores

Una estimulación completa del clítoris puede ayudarte a experimentar el squirting.

Estos juguetitos tan innovadores, como el Satisfyerlo que hacen es estimular el clítoris mediante ondas expansivas, sin necesidad de un contacto directo con él, evitando así cualquier molestia o saturación de las terminaciones nerviosas del mismo.

Erróneamente, se ha llegado a vincular indispensablemente el punto G con el squirting cuando no es necesario tocar este punto para experimentarlo.

La estimulación completa del clítoris, lleva a una estimulación indirecta del punto G, lo que probablemente sea la causa de que se pueda producir el squirting sin tocar directamente el punto mágico.

Squirting estimulando el clítoris

Squirting estimulando el clítoris.

CÓMO CONSEGUIR UN SQUIRT (PASO A PASO)

Bien, hasta aquí la teoría más o menos la controlamos, pero seguro que ahora quieres conseguir un squirt de una vez por todas. Vamos a ver un paso a paso muy sencillo para ayudarte en el proceso.

Siempre que quieras experimentar algo nuevo en el sexo tienes que empezar por los mismos pasos: relajación y excitación.

Olvídate de que quieres conseguir un squirt, céntrate simplemente en disfrutar cada segundo. Ya sabes que el cerebro es como un niño y si lo forzamos se coge una rabieta y nos boicotea, así que reeelax.

Dedica un buen tiempo a la excitación, prepara tu cuerpo para disfrutar, y cuando estés totalmente receptivx y sin expectativas, comienza a estimular la zona G. Si quieres saber más sobre esta zona tan placentera te dejamos nuestro artículo sobre el punto G y cómo estimularlo.  

Localizar punto G

Localiza tu punto G.

Para estimular el punto G debes colocar tus dedos en forma de gancho e introducirlos en la vagina. Si te lo haces a ti mismx es algo más complicado, pero te aseguramos que no imposible. A partir de aquí debes seguir la línea de tu hueso pélvico hacia arriba, hasta que topes con una pared. Ahí notarás una zona más rugosa, ¡has llegado a tu destino!

Ahora llega la mejor parte: masajea la zona, en círculos, con diferentes presiones, como sientas, como te apetezca. Trabájala. Un movimiento que resulta muy estimulante es hacer el gesto de “ven aquí” con tus dedos, como si estuvieses llamando a alguien.

Si se lo estás practicando a otra persona es muy importante que puedas leer su lenguaje corporal y vayas acompañando sus sensaciones de placer con tu estimulación.

Localizar punto G

Presta atención al lenguaje corporal.

¿Cómo sabes que has conseguido un squirt? Tendrás una sensación muy fuerte de que te orinas, y después dependerá de cada persona el cómo se manifieste. El líquido es diferente al del flujo normal, es menos espeso, más clarito y fluido. Es importante que sepas que la cantidad que expulses también puede variar y ser diferente de una persona a otra.

POSTURAS QUE PUEDEN FAVORECER EL SQUIRTING

Aunque es mucho más fácil y frecuente experimentar el squirting mediante estimulación manual y/o mediante algún juguete sexual, también existe la posibilidad de conseguirlo mediante la penetración.

Las posturas sexuales más favorecedoras serían aquellas que estimulan el punto G especialmente. Cada persona es un mundo, tú mejor que nadie sabe qué posiciones son las mejores para sentir ese cosquilleo que produce la estimulación del punto G.

Para facilitar el acceso del pene al punto G, os recomendamos que probéis con alguna de las siguientes posturas:

La vaquera

La vaquera.

El perrito

El perrito.

Si necesitas más inspiración con otro tipo de posturas, te recomendamos nuestro Kamasutra Ilustrado.

Recuerda que a estas posturas o cualquier otra que desees practicar, siempre puedes añadir algún juguetito erótico que haga la experiencia más placentera y por qué no, te haga experimentar fenómenos como el squirting.

JUGUETES QUE AYUDAN A EXPERIMENTAR EL SQUIRTING

Si manualmente no consigues llegar al squirt o quieres probar otras formas de experimentarlo, siempre puedes recurrir a tus amigos los juguetes.

  • Todos los juguetes especiales para punto G son buena opción para conseguir el squirting: lo ideal es que tengan vibración y la punta curvada.

    Lo primero que tienes que hacer es detectar dónde está tu zona G con tus manos para saber dónde vas a tener que colocar el juguete. Después vas a hacer palanca con él en esa zona y a ejercer una ligera presión para estimular el punto G. Debes ir de menos a más en la intensidad de la vibración e intentar aguantar con las intensidades más altas posibles, aunque tengas esa sensación de hacerte pis.

    Punta curvada y punto G=

    La punta curvada es ideal para estimular el punto G.

  • Si estás usando un juguete tipo conejito será genial porque así estarás estimulando el clítoris simultáneamente y si no, acompaña esta estimulación de la zona G con una estimulación externa del clítoris: por ejemplo con tus manos o con una bala vibradora.

    Cuanto más ancha sea la punta del juguete mejor y si tiene el extremo curvado ¡aún más! porque será más fácil acceder a este punto. No hace falta que sea un vibrador súuuper largo, si te das cuenta la zona G no está tan lejos (de hecho, con uno más corto te será más fácil).

    Juguetes para ayudarte a experimentar el squirting

    Juguetes para ayudarte a experimentar el squirting.

  • Y como no, los succionadores de clítoris, que como sabrás permite una estimulación completa del clítoris tanto de forma interna como externa de manera indirecta. Son muchas las personas que han experimentado su primer squirt gracias a este tipo de juguetes.

    Lo primero que tienes que hacer antes de empezar con el succionador es intentar orinar, para asegurarte de que lo que viene es un squirt y no son tus ganas de ir al baño. El siguiente paso es ir poco a poco empezando por las velocidades más bajas, e ir subiendo la intensidad lentamente. Cuando sientas que tienes ganas de hacer pis no bajes la intensidad ni lo retires y déjate llevar…

    El perrito

    Succionadores de clítoris.

NUESTROS CONSEJOS FINALES

Es importante que sepas que tener un squirting no significa que disfrutarás más del orgasmo ni de la experiencia sexual, es simplemente una respuesta sexual más, así que no te desesperes si no lo consigues.

  • TRANQUILIDAD ANTE TODO

    Si deseas llegar a experimentar el squirt, lo primero que debes hacer es dejar de pensar en ello. Sabemos que es difícil cuando deseas algo intensamente, pero te aseguramos que es la mejor forma de conseguirlo.

  • ADIÓS PREJUICIOS Y REPAROS

    Tanto si tratas de tener un squirt tú sola como con tu pareja, en el momento de sentir el cosquilleo no pienses en que te estás haciendo pis ni que es algo malo, sino en dejarte llevar, que es algo natural y has decidido experimentarlo.

  • GESTIÓN DE EXPECTATIVAS

    En las películas para adultos nos muestran una mujer experimentando un squirting de forma algo exagerada e irreal como si acabases de pinchar un globo lleno de agua. En la vida real, la cantidad de líquido puede variar y ser bastante menor en muchos casos.

Un squirting es una experiencia alucinante

Un squirting es una experiencia alucinante, pero no te preocupes si no lo consigues ya que el sexo es demasiado complejo como para obsesionarse solo con una cosa.

El squirting sigue siendo un tema controvertido entre los expertos y es foco de estudio desde hace relativamente poco. Existen muchas especulaciones al respecto, pero poco a poco cada vez más personas hablan de ello y hay más claridad sobre ello.

Aunque el 40% de la población femenina reconoce haber experimentado el squirting, es posible que muchas personas puedan haber estado a punto de experimentarlo, pero se han contenido por creer que se iban a orinar.

En sexualidad, es fundamental conocer el propio cuerpo, escucharse y permitirse cualquier reacción y sensación y lo más importante, vivirlo todo de un modo natural.

El mejor tip que podemos darte es: déjate llevar y disfrutar cada una de las sensaciones que la estimulación del punto G y/o el clítoris te consigan provocar

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Blog