Sexo durante el embarazo | Consejos y posturas

¿Cómo es el sexo en el embarazo? Quizá hasta ahora no te habías hecho esta pregunta, si estás pensando en quedarte embarazada o tú o tu pareja os encontráis en ese período, es probable que se os presenten muchas dudas en cuanto a cómo afrontar la sexualidad en ese período. Quizá aún no has decidido si quieres tener relaciones porque tú o tu pareja tenéis dudas que os gustaría resolver, o estás pensando en quedarte embarazada y quieres tener más información sobre el sexo durante el embarazo.

El sexo durante el embarazo es un placer al que no tienes por qué negarte.

Si quieres saber qué se puede y qué no se recomienda hacer te vamos a dar unas pautas para que, siempre que quieras, puedas disfrutar de la sexualidad durante ese momento tan mágico.

El embarazo es un momento mágico en la vida

El embarazo es un momento mágico en la vida.

BENEFICIOS DEL SEXO DURANTE EL EMBARAZO

Salvo en casos excepcionales y circunstancias que trataremos más adelante, se puede decir que no existe ninguna contraindicación para disfrutar del sexo durante el embarazo. No sólo está permitido, sino que además es una práctica muy recomendable.

El sexo durante el embarazo es muy beneficioso para tu estado.

Debido a los cambios hormonales, algunas mujeres experimentan un incremento en su excitación y pueden sentir mayor placer durante las relaciones pero hay otros casos en los que el deseo y la excitación son menores que antes del embarazo. Sea cual sea tu caso, te contamos qué beneficios puede aportarte practicar sexo durante el embarazo:

  • Disfrutarás de un mejor descanso. Con el sexo se liberan hormonas como la oxitocina y dopamina, que harán que mejore la calidad del sueño y puedas descansar mejor.

  • Mejorará la elasticidad de tu vagina. Las relaciones con penetración proporcionan más fortaleza en la zona vaginal, la uretra y también al recto, reduciendo así las posibilidades de desgarros y lesiones durante el parto.

  • Fortalecerás tu suelo pélvico. Conseguir un suelo pélvico más fuerte te ayudará durante el parto pero será muy importante también durante el período de recuperación posterior.

  • Experimentarás tu sexualidad con mayor plenitud. Los cambios en tu cuerpo favorecen que estés más sensible y las sensaciones se multipliquen incrementando el placer.

  • El embarazo te permite prescindir de los métodos anticonceptivos. Parece obvio, pero al estar embarazada no tendrás que usar métodos anticonceptivos. Aun así, no descartes el preservativo si sospechas que tu pareja puede haber contraído alguna ETS o mantenéis relaciones extra-parentales.

  • Los cambios físicos pueden ser un aliciente. Durante el embarazo el cuerpo de la mujer adquiere formas más voluptuosas, pechos más grandes…

  • El sexo puede ser tu aliado para estimular el parto. Si ya has salido de cuentas, y siempre que te lo haya recomendado el tocólogo, el sexo puede ser el mejor desencadenante para provocar el parto.

  • Fortalecerás la relación con tu pareja. El sexo durante el embarazo os hará sentir aún más unidos. Cuidar las relaciones íntimas en ese período es importante, ya que la llegada de un hijo supondrá un cambio muy intenso en vuestra relación.

  • Te sentirás mejor. A veces, los cambios en tu cuerpo pueden hacer que no temas no sentirte tan deseada. Mantener relaciones sexuales te beneficiará no solo físicamente sino psicológicamente.

Dudas durante el embarazo

Es normal tener dudas y preguntas respecto al sexo en el embarazo.

MITOS SOBRE EL SEXO EN EL EMBARAZO

Todavía hay gente que piensa que durante el embarazo no se practica nada de sexo, o incluso que no debe de practicarse. Es una creencia errónea que está bastante extendida, pero por desgracia hay otros muchos mitos respecto al sexo durante el embarazo que queremos ayudar a desmentir.

Existen muchos mitos en torno al sexo durante el embarazo que son totalmente falsos.

  • ¿El sexo en el embarazo es seguro para el bebé? SÍ

    Una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de sexualidad y embarazo es si el sexo con penetración puede dañar de alguna forma al bebé, y es una duda que se presenta tanto en la persona embarazada como en su pareja. Déjanos decirte que el sexo durante el embarazo es seguro ya que durante las relaciones íntimas el pene no llegará a alcanzar al bebé. El feto está protegido de lesiones y de infecciones por el líquido amniótico dentro del saco, además de la membrana mucosa que se encuentra en el interior del útero, y los propios músculos del útero y de la pelvis.

  • ¿El sexo durante el embarazo es doloroso? NO

    Uno de los peores enemigos de la satisfacción sexual es la propia mente. Si tienes temor al daño físico o temes que el bebé sufra, es posible que a la hora de mantener relaciones tu cuerpo reaccione a este miedo y no disfrutes del momento. Intenta abrir tu mente, es buen momento para experimentar con nuevas prácticas y posturas sexuales que sean más cómodas para ti. Puedes vivir tu sexualidad de una forma plena y disfrutar del proceso.

  • ¿El sexo durante el embarazo provoca el parto prematuro? NO

    Si bien es cierto que después del coito puedes sentir algunas contracciones uterinas, éstas suelen ser leves y desaparecen tras un período corto de tiempo. Las contracciones se producen debido a que durante la penetración, se acelera la producción de oxitocina que, junto con las prostaglandinas, es la responsable de inducirlas.

  • ¿Es normal que mi impulso sexual aumente o disminuya durante el embarazo? SÍ

    Durante el proceso de gestación experimentarás cambios hormonales y físicos que harán que tu deseo varíe, aumentando y disminuyendo en momentos diferentes. Ten en cuenta que el embarazo es un proceso de muchos cambios, de nuevas sensaciones y aprendizaje, así que es una respuesta completamente normal.

  • ¿Los juguetes eróticos son peligrosos durante el embarazo? NO

    De igual forma que, salvo contraindicación médica, no hay problema en mantener relaciones sexuales a lo largo del embarazo, tampoco lo hay en utilizar juguetes sexuales como complemento a las relaciones o como práctica individual. Dildos, vibradores, estimuladores de clítoris… las vibraciones que producen serán muy leves comparadas con otras actividades del día a día. Es muy importante extremar la higiene de los juguetes y lavarlos muy bien antes y después de cada uso, como te explicamos en nuestra guía de limpieza y cuidado de juguetes.

El sexo durante el embarazo es seguro para el bebé.

El sexo durante el embarazo es seguro para el bebé.

EL SEXO DURANTE LAS DIFERENTES FASES DEL EMBARAZO

Nueves meses es mucho tiempo, y es normal que conforme avancen las semanas en la gestación y se acerque la fecha de parto, tu cuerpo responda de distinta manera. Quizá no lo habías pensado, pero el embarazo es un buen momento para probar otras posiciones que tal vez no se te habían ocurrido hasta ahora.

El embarazo también es un buen momento para experimentar.

Si necesitas inspiración, te recomendamos algunas posturas con las que seguro te sentirás cómoda dependiendo del trimestre en el que te encuentres.

Aprende a interpretar qué sucede en tu cuerpo durante las diferentes fases de gestación.

Aprende a interpretar qué sucede en tu cuerpo durante las diferentes fases de gestación.

  • PRIMER TRIMESTRE

    El primer trimestre es el período que genera más incertidumbre sobre si el embarazo seguirá adelante o no, y es por eso que a veces no se comunica hasta que no ha pasado ese primer trimestre. Será durante estos primeros meses cuando más dudas y miedos os surjan a ambos sobre qué se puede y qué no se puede hacer en pareja. Por eso es muy importante que haya una comunicación fluida en la pareja y se afronten las nuevas circunstancias con naturalidad.

    Durante esta primera fase del embarazo, notarás que tus hormonas están revolucionadas. Un cúmulo de sensaciones e ilusiones se juntarán con un mar de dudas. Es normal, piensa que es un cambio muy grande que no se digiere de un día para otro y que traerá cambios físicos y emocionales con los que tendrás que aprender a convivir.

    POSTURAS RECOMENDADAS PARA EL PRIMER TRIMESTRE

    1.1 El enebro

    En esta posición, la persona embaraza recostará todo su cuerpo cómodamente sobre su pareja, que estará sentada sobre la cama o cualquier superficie plana con las piernas extendidas.

    El enebro

    Postura “El enebro”.

    1.2 El triángulo dorado

    En esta postura, la persona embaraza estará recostada sobre la cama apoyando su espalda, pero con las piernas ligeramente flexionadas a través del tronco de su pareja, que estará arrodillado pero elevándose sobre la superficie formando así un triángulo.

    El triángulo dorado

    Postura “El triángulo dorado”.

  • SEGUNDO TRIMESTRE

    Con la llegada del segundo trimestre de gestación, ya ha pasado el miedo inicial de los primeros meses y tanto la persona embarazada como su pareja se sienten más seguros: todo va bien y el embarazo sigue adelante.

    Es en este trimestre cuando comienza un período que suele ser mucho más activo y satisfactorio a nivel sexual. Aunque el abdomen haya crecido ligeramente, este aumento no supone un cambio muy sustancial a la hora de adaptar las diferentes posturas.

    Otro cambio físico que resulta muy estimulante es que se recibe más sangre en la zona genital, lo que hace que la zona esté más sensible a cualquier estímulo: caricias, sexo oral, penetración… por lo que los orgasmos pueden ser mucho más intensos.

    POSTURAS RECOMENDADAS PARA EL SEGUNDO TRIMESTRE

    2.1 La vista emocionante

    En esta posición, la persona embaraza estará tumbada sobre la cama con las piernas elevadas en forma de “L” sobre su pareja, que reposará de rodillas.

    La vista emocionante

    Postura “La vista emocionante”.

    2.2 El jinete relajado

    En esta postura, la persona embarazada se sentará a horcajadas sobre su pareja, que estará tumbada completamente, pero a su vez se apoyará en sus manos de forma relajada.

    El jinete relajado

    Postura “El jinete relajado”.

  • TERCER TRIMESTRE

    Durante este último trimestre de la gestación, es probable que el estrés y el cansancio hagan que el interés por el sexo vuelva a decaer. El abdomen ya habrá alcanzado un tamaño mayor y la penetración puede resultar algo más incómoda para ambos si no se utilizan posturas adaptadas.

    POSTURAS RECOMENDADAS PARA EL TERCER TRIMESTRE

    3.1 Los desconocidos

    En esta posición, permanecen ambos sobre la cama. La persona que ejerce la penetración estará de lado recostada sobre su cuerpo, mientras que la persona que recibe se coloca de forma perpendicular (haciendo una cruz ambos) con sus piernas por encima.

    Los desconocidos

    Postura “Los desconocidos”.

    3.2 La emboscada

    En esta postura permaneceréis de pie ambos, siendo la penetración desde la parte de atrás. Podéis apoyaros sobre alguna pared o alguna otra superficie estable.

    La emboscada

    Postura “La emboscada”.

Es normal notar cierta hipersensibilidad en los pechos, e incluso en algunos casos experimentar la secreción de leche si se estimulan en exceso.

Otra situación que puede darse durante el embarazo es la relajación del suelo pélvico. Esta molestia se puede subsanar realizando ejercicios para el fortalecimiento del suelo pélvico, que además serán también beneficiosos para asegurar un parto y postparto aún más seguros. Si quieres saber cómo ejercitar tu suelo pélvico te recomendamos nuestra Guía de Ejercicios Kegel. 

Es igualmente importante durante cualquiera de las etapas del embarazo prestar especial atención a la lubricación, ya que la lubricación natural puede verse afectada y disminuir. Para evitar posibles molestias siempre será bienvenido ese aporte extra que los lubricantes eróticos pueden darte.

Lubricación durante el embarazo

La lubricación extra siempre es bienvenida, mucho más durante el embarazo.

CUÁNDO NO TENER SEXO EN EL EMBARAZO

En un embarazo sano, sin complicaciones y correctamente supervisado, podrás mantener relaciones sexuales siempre que quieras.

Sin embargo, hay situaciones en las que se recomienda abstenerse del sexo durante esos meses.

Es importante saber cuándo el sexo puede ser un factor de riesgo durante el embarazo.

Embarazada preocupada

A pesar de sus beneficios, en determinadas situaciones será conveniente evitar el sexo durante el embarazo.

En líneas generales, la recomendación de los especialistas es evitar el sexo cuando se dé alguno de los siguientes casos:

  • Si hay antecedentes de aborto espontáneo. Es necesario extremar las precauciones para garantizar la seguridad del feto en todo momento.

  • Si estamos ante un embarazo múltiple. Si te encuentras esperando más de un bebé, deberías consultar con un especialista cómo proceder en casos como el tuyo.

  • Si hay señales de posible parto prematuro o has sido mamá de un bebé prematuro anteriormente. Si crees que hay riesgo de que tu bebé nazca antes de la semana 37, el sexo podría acelerar esta situación.

  • Si tu cuello uterino está demasiado abierto. Esta condición es conocida como “cuello de útero incompetente” y puede ser la causa de un parto prematuro.

  • Si se produce una pérdida de líquido amniótico o placenta previa. Cuando la placenta se encuentra en una zona baja del útero, el sexo podría provocar un sangrado y otro tipo de anomalías en el desarrollo del período de gestación.

  • Cuando el feto tiene un crecimiento anormal. Si hay un diagnóstico de crecimiento intrauterino retardado debemos evitar el sexo durante todo el embarazo.

  • Si existe una enfermedad grave de base en la madre. Si la mamá tiene alguna enfermedad grave o crónica, habría que tener en cuenta cada caso en particular.

  • Si hay sangrado vaginal. Independientemente del trimestre en el que te encuentres, se debe determinar la causa del sangrado antes de mantener relaciones sexuales.

  • Si hay alguna infección genital. En el caso de que la mamá o la pareja tengan algún tipo de infección, habría que evitar mantener relaciones sexuales.

  • Si el tocólogo lo contraindica. Ante cualquier duda, siempre debes consultar a un especialista. Él sabrá recomendarte si puedes o no mantener relaciones sexuales durante el embarazo.

  • Si no quieres hacerlo. Puede parecer obvio pero otra razón para no tener sexo durante el embarazo es no querer tener sexo. Recuerda que ni tú ni tu pareja estáis obligados a nada y se pueden recurrir a otras prácticas que no impliquen penetración.

Si crees que te identificas con alguna de las situaciones descritas, es mejor que sea un tocólogo quien determine si puedes o no mantener relaciones sin riesgos durante el embarazo. Aun así si detectas alguna molestia inusual u observas que se produce sangrado después de practicar el coito, te recomendamos que contactes con un especialista.

FORMAS DE DISFRUTAR DE TU SEXUALIDAD EN EL EMBARAZO MÁS ALLÁ DE LA PENETRACIÓN

Si te encuentras en alguno de los casos anteriores y debes prescindir del sexo durante el embarazo, te diremos que hay placer mucho más allá de la penetración. No existen motivos para renunciar al placer que te pueden brindar otras experiencias.

La sexualidad va mucho más allá del coito, sólo hay que abrirse a otras sensaciones.

La sexualidad no comienza ni acaba en el coito, existen muchas otras formas de expresión sexual que pueden ser exploradas durante el embarazo. Sólo hay que potenciar la creatividad y ver un poco más allá…

  • RELAJACIÓN

    Para conseguir la máxima relajación es muy importante tener en cuenta el entorno. Crea entornos agradables para disfrutar de una sesión de relajación en solitario o en pareja. ¿Por qué no completarlo con un baño? Velas, música, incienso…

  • MASAJES

    Durante el embarazo, las terminaciones nerviosas tienden a estar mucho más sensibles. Es el momento ideal para disfrutar aún más de lo placenteras que pueden ser las caricias o un masaje en el sentido más amplio. Toda la piel que recubre tu cuerpo será potencialmente sensible al placer. Si quieres saber cómo dar el masaje perfecto, te recomendamos leer nuestro artículo sobre el masaje erótico perfecto en pareja. 

    Masaje relajante

    Disfrutar de un masaje relajante también puede ser muy sensual.

  • MASTURBACIÓN/SEXO ORAL

    Tanto la masturbación con o sin juguetes, como el sexo oral son excelentes formas de dar y recibir placer durante el embarazo, y no hay ninguna contraindicación que lo desaconseje. Hay formas de disfrutar de tu sexualidad durante el embarazo más allá de la penetración.

  • SEXO ANAL

    No existe ninguna contraindicación expresa que restringa el sexo anal durante el embarazo, pero sí que es cierto que a veces es común la presencia de hemorroides en este período y por eso no se practica tanto. Si practicas sexo anal, recuerda que no se podría realizar coito vaginal después porque podría provocar una infección debido a la contaminación bacteriana.

  • OTRAS ACTIVIDADES

    A veces se nos olvida que el gran procesador de placer de nuestro cuerpo no es otro que nuestro cerebro. Durante el embarazo se pueden cultivar actividades que nos ayuden a conectar con nosotros mismos y con nuestra pareja a nivel mental: largos paseos, conversaciones interminables, lectura conjunta… Una buena comunicación es vital y te ayudará a sobrellevar mejor todo el proceso del embarazo.

¿CÓMO RECUPERAR TU VIDA SEXUAL TRAS EL PARTO?

Una vez el bebé llega a casa es probable que algunos aspectos en tu vida empiecen a cambiar, y la actividad sexual puede ser uno de ellos. La falta de tiempo, el cansancio y agotamiento físico, las nuevas dudas después del parto… pueden generar situaciones de tensión y ansiedad en las que el sexo no será una prioridad.

Hay vida sexual durante el embarazo, pero tras el parto también.

¿Cómo saber cuándo reanudar las relaciones sexuales tras el nacimiento del bebé?

Déjanos decirte que cada persona es un mundo, con diferentes ritmos y necesidades, por lo que el momento de reiniciar las relaciones sexuales después del parto dependerá de cada persona y de cómo se encuentre. Tus órganos necesitarán su tiempo para volver a su estado natural. Algunas parejas retoman las relaciones en las primeras semanas después del parto, mientras que otras necesitan 6 meses o más para retomar el sexo.

  • Si has tenido un parto vaginal normal, te sientes bien y no has necesitado ningún punto de sutura en el área genital, puedes retomar las relaciones tan pronto haya pasado el período de cuarentena que suele oscilar entre las 5/6 semanas. Es el tiempo que necesitan lo órganos para recuperarse después del parto.

  • Si durante el parto has precisado episiotomía o algún desgarro, o ha sido un parto instrumental se recomienda esperar al menos 6 semanas hasta reiniciar de nuevo el coito para minimizar las molestias y asegurar que los tejidos han cicatrizado correctamente.

  • Si tu parto ha sido por cesárea la recuperación será un poco más lenta en este caso. Piensa que tienes que recuperarte de una intervención completa, a pesar de que tu suelo pélvico no se haya visto afectado por el parto en sí. Por lo general se recomienda esperar al menos 6 semanas tras la cesárea para volver a disfrutar de las relaciones.

Tras el parto es normal que notes al principio ligeras molestias. Si persisten o van a más quizá aún no estés preparada para reanudar las relaciones sexuales. Es posible que durante el período de lactancia sientas que la vagina no lubrica igual que antes de manera natural, en estos casos puedes optar por un lubricante que te ayude durante el coito. 

No hay una fecha concreta

No existe una fecha concreta para reanudar las relaciones sexuales.

Además de la parte física, tenemos que tener en cuenta la parte mental del posparto: son semanas muy intensas de muchos cambios, en las que habrá una dedicación absoluta al bebé, estaréis más cansados, con falta de sueño… y será más complicado encontrar momentos de intimidad.

Recuerda que aunque no hayas tenido tu primera menstruación después del parto, al reanudar las relaciones sexuales con penetración debes de utilizar algún método anticonceptivo. Al contrario de lo que mucha gente cree, aunque estés dando el pecho y no haya reaparecido tu menstruación, la posibilidad de un nuevo embarazo está siempre presente.

El embarazo no tiene por qué suponer el fin de la vida sexual de una pareja. Hacer el amor siempre es un placer y, salvo casos excepcionales y siempre que sea tu deseo, no debes tener temor a mantener relaciones. El sexo durante el embarazo te ayudará a liberar hormonas y sentirte bien, transmitiendo estos sentimientos de bienestar al futuro bebé.

El sexo durante el embarazo es algo natural, sano y muy beneficioso para tu salud.

Tener relaciones sexuales durante esos nueve meses es bueno para mantener la calma durante el período de gestación y cuidar de tu sexualidad, pero recuerda que también hay otras muchas alternativas más allá de la penetración que pueden ayudarte a reforzar el vínculo con tu pareja.

Lo importante es respetar siempre el deseo de ambos, tanto si se quiere como si no mantener relaciones, y sobre todo mantener una buena comunicación entre la pareja para aclarar dudas sin descartar la ayuda profesional si es necesaria.

Esperamos haber conseguido desmentir todas esas creencias erróneas que envuelven todo lo referente al sexo durante el embarazo, y se hayan mitigado tus miedos y los de tu pareja. Ahora ya lo sabes, siempre que te sientas bien y te apetezca podrás disfrutar de las posibilidades que te ofrece tu nuevo estado.

Pareja y vínculo

Es importante reforzar el vínculo de la pareja durante el embarazo.

  • Todas las imágenes de este artículo han sido diseñadas y creadas por Diversual y no podrán usarse sin consentimiento previo.

¿Te ha gustado? Recibe contenido similar en tu correo.


Publicado en: Posturas ,Academia erótica.
Blog